Diez años después del emblemático triplete de José Mourinho con el Internazionale, parece que la afición nerazzurri podrá levantar la cabeza nuevamente.

En aquella temporada 2009-10, última en que el Inter obtuvo el scudetto, yacían en el club jugadores insignia como Francesco Toldo, Marco Materazzi y el inacabable Javier Zanetti, que a sus 36 años todavía era inamovible en la banda izquierda; llegaron en esa campaña el mediocampista holandés Wesley Snejider, luego finalista del Mundial de Sudáfrica, y el temperamental pero efectivo Samuel Eto’o, quien se había cansado de marcar goles con el Barça y había salido por la puerta estrecha cuando se pensaba que no tenía más que ofrecer. Otras piezas claves de la delantera constituyeron el argentino Diego Milito y un jovencísimo Mario Balotelli.

El Inter se impuso en esa Serie A con 82 puntos, dos de ventaja sobre la Roma. El AC Milan no atravesaba su mejor momento (tercero con 70 unidades) y la Juve se reponía de los escándalos de corrupción de años anteriores (séptima posición). El máximo artillero de los interistas en dicha liga resultó Milito con 22 dianas.

El AS Roma también contendió con los nerazzurri en la final de Copa Italia, donde Milito marcó el gol de la victoria para los de la Ciudad de la Moda. Otra vez, Diego consolidó el triplete al anotar dos tantos en la final de Champions ante el Bayern de Múnich, jugada en el Santiago Bernabeu.

En aquella ocasión, Mourinho se enfrentó a un entrenador al cual se subordinó en su etapa en el FC Barcelona: Louis van Gaal. He aquí los 11 de Mou: Júlio César, Maicon, Lúcio, Walter Samuel, Cristian Chivu, Zanetti, Esteban Cambiasso, Snejider, Eto’o, Milito y Goran Pandev.

Tras varias Series A de dominio de la Juventus, el Inter, ahora bajo la tutela de Antonio Conte, se dispone a luchar por el cetro de Italia, tarea que de momento han conseguido. Aunque marchan empatados con los bianconeri en el primer puesto, después de la jornada 17, los interistas lideran por diferencia de goles. Romelu Lukaku, el potente delantero belga, lleva en sus hombros el peso ofensivo del conjunto con 12 goles en el Calcio. En defensa, los centrales Stefan de Vrij y Diego Godín brindan una solidez tal, que la portería del Inter es la menos goleada del campeonato (14 tantos). Las principales fichas de mediocampo de Conte: Borja Valero, Marcelo Brozovic, Matías Vecino y Antonio Candreva han cumplido soberanamente, no obstante, todo parece indicar que para este mercado de invierno el chileno Aturo Vidal llegaría procedente del Barça para dar un poco más de respiro.

Lautaro Martínez, cómplice de Lukaku en el ataque, posee la mayor cantidad de remates al arco dentro de los nerazzurri en Serie A (41), lo que habla a las claras del empuje del argentino.

De reincorporarse Alexis Sánchez en enero, el Giuseppe Meazza observará a uno de los tríos más temibles de Europa. Aunque el Inter quedó eliminado de la Champions, le está reservado un lugar en la Europa League, donde son fuertes candidatos. Lautaro, vinculado al Barcelona, no debería recalar en la Ciudad Condal pues Griezmann, Messi y Suárez podrían relegarlo al banco de suplentes.

De no ganar ningún título, pienso que la labor de Conte seguirá siendo meritoria porque ver a un histórico como el Internazionale en la pelea siempre da gusto a los amantes del buen balompié.

Facebook Comments