Del mundial de Doha, Yipsi Moreno regresó el 10 de octubre en horas de la noche. Lógicamente, no pudo asistir a la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero fue ratificada como miembro del Consejo de Estado. El día 11 se incorporó a su trabajo como Comisionada Nacional de atletismo y el sábado 12 le concedió a Cubadebate una entrevista en el Estadio Panamericano.

Sin pelos en la lengua y con los pies sobre la tierra, porque como ella misma dice «me paré en el círculo de lanzamientos y sé lo que es la alta competición», la tres veces titular universal y monarca olímpica de Beijing 2008, valora de aceptable la participación de Cuba en la cita del orbe.

Considera que al asistir con solo 17 participantes, ganar una presea de cada color representa un avance respecto a Londres 2017, donde solo Yarisley Silva obtuvo un bronce. Sin ánimos de justificar, recalca que la justa universal de Doha fue una de las mejores de la historia, mientras enfatiza que a la comitiva antillana no le faltó preparación.

“Incluso entre los Juegos Panamericanos y el Mundial revisamos los sistemas de entrenamiento para ver qué estrategia seguirían los técnicos en busca de mantener la forma deportiva. Se aplicaron planes directos a la competencia, bloques y otros métodos que consisten en subir un poco la fuerza, la carga y la resistencia, luego bajarla y volver entonces a alcanzar el pico que hace falta de cara al alistamiento óptimo.

Adriana Rodríguez, titular del heptatlón en Lima 2019, asistió a Doha en los eventos de salto de longitud y relevo. Foto: IAFF

“De los 17 atletas había cuatro (Reynier Mena, Roger Valentín Iribarne, Melany Matheus y Adriana Rodríguez), que iban por estrategia. De ellos, no se esperaba un resultado, sino que los entrenadores observaran detalles técnicos para enfocarse en los aspectos a trabajar».

“En el caso de Melany, que incluso asistió en calidad de invitada, cumplió su objetivo de ver qué es un mundial.  Ella estaba en la etapa de preparación general, y como comisión técnica creímos que mandarla a Doha sería una experiencia necesaria».

“Con Adriana pasaba lo mismo. El salto de longitud no era su evento y lo que perseguimos fue que presenciara un certamen de ese nivel y apreciara de cerca cómo competían las heptatlonistas».

“Iribarne chocó con la valla y eso es un detalle que queríamos arreglar. Al volar por encima del obstáculo pierde tiempo. No es lo mismo darse cuenta de eso en el entrenamiento, que en la competencia con gente al lado. Lo llevamos para ver cuestiones como esta.Entonces, si a 17 le quitas cuatro, te quedan 13 atletas con objetivos sólidos de cara a los Juegos Olímpicos”.

Yipsi sabe que en Cuba el deporte forma parte de los debates populares. Así, a apenas horas de regresar de la capital catarí, pone las cartas sobre la mesa y realiza un balance del pronóstico pre-competencia para la Mayor de Las Antillas.

“Zurian Hechavarría no quedó entre las ocho, pero mejoró su marca del año y corrió muy bien. Durante la clasificación hizo 55.36s y en la semifinal 55.03s, cerca de su mejor cota de 55 flat. En definitiva quedó novena. Eso habla de la estabilidad deportiva y ahora con ese registro se gana estar en la élite».

“A Jordan Díaz también lo habíamos dado como finalista y lo logró tras un año inestable, de lesiones, de deudas de entrenamiento. Con todos esos problemas, fue plata en Lima y en el mundial se incluyó entre los ocho mejores. Creemos que por su juventud lució bien».

“En cambio, Andy Díaz sí anda mal. Ya tiene vasta experiencia y se queda demasiado lejos. Nos toca valorar qué haremos con él. Aun no ha madurado».

“Mientras tanto, Cristian Nápoles también tuvo una competencia de altas y bajas. En la lid, mejoró en cuatro centímetros su marca personal, pero sigue con deficiencias. Si hubiese tenido mayor estabilidad, solidez en su entrenamiento, pudiéramos hablar por sus potencialidades para saltar 17.50m o 17.60m. No estamos satisfechos, pero llegó a la instancia decisiva».

“A otra que dimos ese vaticinio fue a Rose Mary Almanza. La estrategia no le funcionó en un evento que depende de cómo estén las mejores de la prueba, pero tampoco consideramos que esté del todo mal. Hay que trabajar, pues aunque tenga 27 años, su deporte es longevo. Está en plena madurez”.

Yipsi Moreno agregó que Almanza tiene barreras psicológicas que superar. Hace años que no logra el resultado esperado. Aunque aclara que está en el camino por la medalla obtenida en los Juegos Panamericanos, y la confianza con que corrió en el mundial. Tiene fe en que para los Juegos Olímpicos se pueda contar con ella.

La jovencita Roxana Gómez tuvo un buen rendimiento en Doha. Foto: Irene Pérez/Cubadebate

— Roxana Gómez y Luis Enrique Zayas, jóvenes con buenas perspectivas. ¿Cuáles son las proyecciones con ellos?

— Roxana tiene muchas posibilidades de crecer y las oportunidades se las daremos. En Doha mejoró su marca de la temporada. La dimos como semifinalista, atendiendo a la exigencia de los 400 metros planos y a que tuvo un año difícil por problemas de salud. No obstante, demostró ser competitiva y ajustó su rendimiento».

“Otro que despunta y priorizaremos es a Luis Enrique Zayas. Quedó finalista y repitió su mejor marca. Eso es importante, porque en el deporte primero tienes que estabilizarte para luego pensar en saltos mayores. Ya sabemos que tenemos un saltador de altura con solidez sobre los 2.30”.

Liadagmis Povea se despidió de Doha con deudas. Foto: Getty Images

— Jorge Fernández y Liadagmis Povea estuvieron por debajo de su rendimiento habitual. ¿Cómo valora la Comisión Nacional estos desempeños?

— De Jorge Fernández razonamos que si hubiese estado en el entorno de lo que había tirado todo el año, hubiese podido ser finalista porque al octavo lugar se accedió con 63 metros. Es decir, solo con 64 hubiese llegado, pero no pudo a pesar de tener una preparación muy buena, con mucha disciplina. El deporte es así, a veces aunque tú lo haces todo bien, pero simplemente no sale.

“En el caso de Povea, esperábamos un bronce y no pudo ser. Es verdad que ya estuvo en otro campeonato del mundo, pero no es lo mismo estar en una cita del orbe sin responsabilidad que tener los ojos encima, pendientes de ti. Tampoco le salió. No pudo con la presión. Tuvo un mal día.

“Físicamente nadie puede decir que estaba mal. El entrenador puede ponerte en óptima forma, pero tú tienes que unir la psicología, el autocontrol durante unas pocas horas, son muchos requisitos».

“Tampoco creo que dejemos de confiar en ella. Estuvo la campaña compitiendo con las grandes y siempre terminó en los puestos dos y tres. O sea, no hablamos de una atleta que se ponga nerviosa, que no se autocontrole. Ha sacado la casta en el momento oportuno».

“El talento está, nos toca trabajar. ¿Cuántos años hubo que mejorar en ese aspecto a Yaimé para hoy disfrutar ese título? Todo el que un día gana una medalla, antes pasa por eso”.

Yaimé y Denia hicieron el 1-2 en el disco femenino. Foto:Perfil de Facebook

—Hablando de las discóbolas, las imágenes de la televisión mostraron una gran rivalidad. ¿Qué acciones realiza la comisión nacional para mantenerla en los límites justos?

—Lo primero es que estamos muy contentos con el oro de Yaimé y la plata de Denia. Son rivales en la competencia y normalmente es común que aunque seas del mismo equipo, no exista esa afinidad ni haya la mejor relación. Quizás se nos fue de las manos, tal vez Denia no se supo controlar, hubo que sobrellevar mejor el tema».

“Pero creo que los periodistas cubanos deben cuidarse un poco más. La libertad de expresión no puede ser sinónimo de hablar sin pensar, sobre todo cuando la opinión que yo dé esté abierta al mundo. Hay que ser cuidadoso».

“La prensa le dio demasiada importancia a la relación entre ellas, aunque sé que hicieron mal. A todos nos tomó por sorpresa, hasta a mí que estaba en las gradas. Nunca ha existido ese clima cordial, pero tampoco habíamos llegado a ese extremo».

“Conversé con las dos y cuando llegaron aquí, los que las vieron en el aeropuerto dijeron: Ay, pero esa no fue la impresión que nos llevamos de lo que sucedió allí».

“Entonces, todos somos educadores. En vez de dedicarnos a ayudar nos ponemos a ver quién decía primero la mala relación que había entre las cubanas. Al final se arregló. Le dije a Denia que tenía que saber perder como lo había hecho hasta ahora Yaimé, quien ha sabido reírse aunque después se tranque en un cuarto y llore».

“Se trata de educar y los cubanos, como dice Díaz-Canel, tenemos que pensar como país. Fue un mal momento. Se corrigió y creo que no se volverá a ver.”

Juan Miguel Echevarría tenía como pronóstico pre-competencia agenciarse el título, pero tuvo que conformarse con el bronce en Doha. Foto: Periódico JIT

—En algún momento, se habló de que a Juan Miguel Echevarría se le cambió la técnica del salto antes del mundial, ¿Cuán cierto es?

— Jamás se le cambió la técnica del salto. Como mismo compitió todo el año, clasificó y saltó en la final. Es verdad que estaba despegando bastante atrás en la tabla, pero nadie lo mandó, son cosas que pasan».

“Hoy estoy más rápido, mañana más lento, ansioso, descoordinado, o quieres hacerlo todo bien, son aspectos que influyen. Ahora, me debieron llamar a mí, antes de darle una información falsa al pueblo porque se hicieron suposiciones».

“Tampoco creo que decepcionó. Hablar de afuera es fácil, párate ahí abajo con los mejores, y ¿dime si tú puedes sacar una medalla? No estoy diciendo que lo hizo bien o mal, que no hay que mejorar cosas, que no hay que madurar, pero sé cómo es el deporte».

“En unos Juegos Olímpicos, Osleidis Menéndez hizo récord durante la clasificación y al otro día fue bronce. Esa prueba te confunde. Vienes con un resultado y los atletas dicen: «esto es suavecito», pero te coge el nervio y te vas».

“A veces clasificas mal, y al otro día consigues el título como le sucedió al jamaicano. Y a ese atleta Echevarría le ganó en los Panamericanos. Entonces el deportista para hacerse, tiene que pasar por eso. Tampoco puedes dar la presea como segura, todo depende.

 Además, el nuevo programa que tiene la IAAF es elitista. Y Echevarría con solo 21 años logró una medalla mundial. Veremos qué pasa en Tokio”.

Denia Caballero logró su segunda presea en citas del orbe. Foto: Getty Images

—¿Cuáles serían las proyecciones de cara a futuras lides?

—“Hace dos años cuando Agustín Abril y yo empezamos en la comisión, solo teníamos como atletas establecidos a Yarisley y Leonel Suárez. El resto era un grupo de jóvenes que no daba ni para hacer una preselección».

“Hoy es diferente. Con el resultado de Barranquilla, que logramos algunos entornos de las marcas; de Lima donde conseguimos preseas, registros valiosos, y ahora de Doha ya hay una cantera».

“Debo aclarar que a este mundial fuimos con 17 representantes, pero pudimos llevar alrededor de 20. Por diversas razones dejamos a Yorgelis Rodríguez, Roberto Skyers, Maykel Massó, entre otros. Hubiésemos llegado con más atletas y asistir a pruebas como el martillo femenino, que de América solo estaban las estadounidenses».

“Nosotros trazamos estrategias en dependencia de las necesidades que tiene nuestro organismo y las acciones que se deban hacer para lograr el objetivo. La competencia fundamental, a la cual responde el país y para la que nos dan un presupuesto mayor son los juegos multidisciplinarios (Centroamericanos, Panamericanos, Olímpicos), además de los Campeonatos Mundiales».

“Ya en esta cita del orbe tenemos como establecidos a Denia, Yaimé, Juan Miguel y otros con expectativas como Liadagmis, que aunque no le salieron bien las cosas, confiamos en que esté al máximo nivel para los Olímpicos.

“Esperamos tener a Yorgelis recuperada, contamos con jóvenes como Luis Enrique Zayas. Existe una base para consagrar algunos atletas y que otros se desarrollen».

“Tenemos que enriquecer los relevos largos, la bala, la jabalina, el martillo para damas, la velocidad, los 400 metros con vallas. En esa tarea las Escuelas de Iniciación Deportivas nos tienen que ayudar con las captaciones. Algunos talentos ya existen, pero no están consolidados por edad ni resultados».

“En el caso de Yarita, no sé si va a durar tres años o un ciclo olímpico más, pero considero que el atleta se mantiene mientras quiera. Si tú maduras, pero incorporas hábitos de vida y tienes motivaciones, continuarás en los planos estelares».

“A lo mejor no será la etapa en la que esté en el oro, la plata y el bronce, pero si logra ser finalista, con marcas buenas y estables, la que resbale ahí estará ella».

“Yarisley este 2019 estuvo estable, según el propósito que se planteó su entrenador de superar los 4.75m. A lo mejor fue estrategia, no darlo todo este año porque el que viene son las olimpíadas».

“Sus rivales en Catar estaban sobre los 4.90m y 17 asistieron a la final. Ella en la temporada completa no se trazó un salto de esa magnitud. Así que ahora aspiramos a que se replantee nuevas marcas y que haya Yarita para rato.»

“Es válido destacar también que hemos aglutinado figuras en el salto alto masculino y femenino, el martillo masculino y la pértiga en ambos sexos. Queda trabajar para que se logren y que las más jóvenes constituyan una reserva adecuada”.

Yarisley Silva continuará con su sueño de una medalla olímpica en Tokio 2020. Foto: Periódico JIT

— ¿Cuáles son los próximos eventos antes de Tokio 2020?

—Tenemos en marzo el mundial bajo techo. Las expectativas son transitar, no romper récords, ni alcanzar los mejores resultados. Es un año corto y de este certamen a los Juegos Olímpicos va poco tiempo.

“Lo que no queremos es perder espacios donde se nos de participación por nuestros resultados, y para que Cuba esté donde corresponde. Trataremos estar a un por ciento de lo que necesitamos y así no tendremos que cambiar nada en los entrenamientos, solo enfocarnos».

“Después vendrán el campeonato nacional, ligas, mítines y circuitos del área en el caso de los que no les toque ir a Europa. Esfuerzos todos necesarios para Tokio 2020, donde buscaremos superar la actuación del mundial de Doha”, concluyó optimista.

Hasta el momento, diez atletas cubanos han conseguido cupos rumbo a la urbe nipona. Como ha reiterado Yipsi, la cifra debe aumentar y otra vez “la verdad la dirá la competencia”.

Atletas cubanos clasificados para Tokio 2020

-Juan Miguel Echevarría (salto de longitud); Yaimé Pérez y Denia Caballero (disco); Yarisley Silva (salto con pértiga); Liadagmis Povea, Cristián Nápoles, Jordan y Andy  Díaz (triple); Zuriam Hechevarría (400 m con vallas) y Rose Mary Almanza (800 m)

Tomado de Cubadebate

Facebook Comments