Doha, Catar.- CON REPOSO y en espera de las pruebas que determinarán el grado de lesión se mantuvo hoy el cubano Cristian Nápoles, retirado de la final del triple salto en el Campeonato Mundial de Atletismo, que acogerá la cuarta jornada en esta ciudad con otras seis discusiones de medallas.

«Está siguiendo su reposo y por ahora sesiones de hielo que es el único tratamiento indicado», confirmó la comisionada nacional Yipsi Moreno, quien adelantó que habrá que esperar 72 horas para una nueva evaluación más certera de la situación.

Nápoles había superado en par de ocasiones su marca personal y marchaba cuarto de la competencia con 17,38 metros cuando en el intento número cuatro de su serie no pudo ejecutar el movimiento de despegue en la tabla y abandonó la pista en silla de ruedas.

Un evidente gesto de dolor le hizo llevarse las manos a la región del bíceps femoral de la pierna derecha y necesitar la asistencia médica de manera inmediata.

«Ahora está siendo seguido en su evolución por el doctor de la delegación, Fidel Frías, y el fisioterapeuta Maikel Digo, pero todavía no es el momento de realizar alguna prueba porque lo que se indica en estas primeras horas es el reposo y hielo», ratificó Moreno.

Del resto de los involucrados aún en competencia confirmó que sigue reinando el buen ánimo y la disposición para enfrentar sus respectivos eventos, los más cercanos esta misma tarde con Roxana Gómez en los 400 metros, Roger Valentín Iribarne en los 110 con vallas y Reynier Mena en las semifinales de los 200 metros.

Cuba consiguió ya una medalla de bronce con el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría y todavía le queda por enseñarse en el Khalifa Stadium a la vallista Zurian Hechavarría, el saltador de altura Luis Enrique Zayas y las favoritas discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballero.

Con información de Eyleen Ríos/ Jit

Facebook Comments