La tercera jornada, para nosotros, se inició con la prueba de caminata 50 kilómetros, la principal prueba de “supervivencia” de este evento, para ambos sexos. Nuevamente los atletas cedieron su protagonismo a las inhumanas condiciones existentes en Doha y en especial en el circuito El Corniche, con más de 30° de temperatura y una humedad relativa del 75%. Nada, que estamos en presencia de la peor competencia de marcha, en la historia de los Campeonatos Mundiales de Atletismo.

En esta debacle de los caminantes, se impuso el japonés Yusuku Suzuki, con 4:04:20 horas, por delante del portugués Joäo Viera y del canadiense Evan Dunfee. La prueba, dejó en el camino al eslovaco Matej Tóth, titular olímpico y al francés Yohan Diniz, ganador en Londres. A pesar del calor y la humedad, el español Jesús Ángel García Bragado, próximo a cumplir 50 años, se abrió un espacio y pasara a la historia por ser uno de los más veteranos en estos eventos y el máximo acumulador de citas mundiales, con 13, pero García Bragado, se las ingenió para terminar octavo.

Entre las mujeres, iniciaron 23 y parece que estas se adaptaron mejor que los hombres a las altas temperaturas y humedad, pues la china Rui Liang se impuso con un aceptable tiempo de 4:23:26 horas, escoltada por su paisana Li Maocuo (4:26:41), mientras que el bronce fue para la italiana Eleonora Giorgi, con 4:29:13 horas. Entre las que abandonaron estuvo la portuguesa Inés Henrique, titular en Londres. Las ecuatorianas Magalys Bonilla (4:37:03), séptima y Paola Pérez (4:38:54), novena, fueron las mejores latinas.

En el salto con pértiga (F), en una final con 17 atletas, 12 saltaron sobre los 4.70, pero los 4.80 dejaron en la lucha por las medallas a la estadounidense Sandi Morris, la rusa Anzhelika Sidorova, la británica Holly Bradshaw (cuarta) y la griega Katerina Stefanidi, mientras que la canadiense Alysha Newman (quinta) los saltó en la tercera oportunidad. Morris, Sidorova y Stefanidi (bronce) saltaron 4.85 en el intento inicial, pero Morris (plata) y Sidorova se sobraron sobre los 4.90, con la rusa negociando el título en su última oportunidad sobre los 4.95, altura que logró con marca personal. La nota curiosa la dio la sueca Angelica Bengstsson (sexta), a quien se le partió la pértiga al realizar un salto sobre 4.80, pero le prestaron otra y sin adaptación previa burlo la altura. La venezolana Robeilys Peinado, fue séptima y cubana Yarisley Silva, se ubicó oncena, ambas con 4.70 metros.

En la final del salto triple (M), con presencia de cuatro saltadores de origen cubano, Pedro Pablo Pichardo, por Portugal, Alexis Copello, por Azerbaiyán y Cristian Nápoles y Jordan Díaz, que lo hicieron por Cuba, el título parecía que se le escapaba a Christian Taylor, con dos nulos iniciales, pero el estadounidense comenzó a saltar cuando ya varios habían terminado y con 17.42 en la tercera ronda dio muestras de vida, luego con 17.86, aventajó a su paisano y eterno rival Will Claye, líder hasta ese momento, con 17.74, pero en la quinta ronda estampó 17.92, para sellar el duelo con Claye, que tuvo una excelente competencia (17.61-17.72-17.74-17.74-17.66), pero alejado de sus 18.14, que le costó el título ante Taylor.

En la porfía por la presea de bronce, el burkinés Hugues Fabrice Zango, con 17.66, superó al portugués Pedro Pablo Pichardo (17.62), el cubano Cristian Nápoles, con marca personal de 17.38, terminó quinto, el estadounidense Donald Scott (17.17), fue sexto; el azerí Alexis Copello (17.10), séptimo y el cubano Jordan Díaz (17.06), octavo. La prueba mostró un alto nivel competitivo, con ocho saltadores sobre los 17.00 metros, pero como ha estado ocurriendo en la última década, representó un duelo más Taylor-Claye y un nuevo triunfo de Christian Taylor, su cuarto (Daegu, Beijing y Londres).

En la final de los 100 metros, entre las mujeres, la jamaicana Shelly-Ann Fraser Pryce sigue haciendo historia y desde que sonó el disparo del starter, la caribeña iba ganando la carrera, su crono de 10.71, es su segunda mejor marca y lo mejor de la temporada, este de Doha, es su cuarto título en esta prueba, la medalla de plata fue para la británica Dina Asher-Smith, con 10.83, marca personal y récord para Gran Bretaña, con la presea de bronce cargó la marfileña Marie-Josée Ta Lou, con 10.90, mientras que Elaine Thompson, titular olímpica, era cuarta con 10.93 segundos.
En la final del relevo mixto, una prueba que ha debutado en Doha, la cuarteta de Estados Unidos estampó otro récord mundial, este con 3:09.34 minutos, le escoltaron Jamaica, con 3:11.78 y Bahréin, con 3:11.82, cuarto Gran Bretaña (3:12.27), mientras que Brasil (3:16.22) era octavo.

Los 800 metros para hombres, celebraron la ronda semifinal, con el avance a la final para el boricua Wesley Vázquez (1:43.96), quien se gastó una gran carrera, el kenyano Ferguson Cheruiyot Rotich (1:44.20), los estadounidenses Clayton Murphy (1:44.48), Donovan Brazier (1:44.87) y Bryce Hoppel (1:45.95), el canadiense Marco Arop (1:45.07) y el bosnio Amel Tuka (1:45.64), entre otros. Quedaron eliminados, el francés Pierre-Ambroise Bosse, titular en Londres y el canadiense Brandon McBride.

En los 200 metros, entre los hombres, se realizó la primera ronda, que deparó las clasificaciones a semifinales de los británicos Adam Gemili (20.06), Zarnel Hughes (20.24) y Miguel Francis (20.11), el vigente titular, el turco Ramil Guliyev (20.27), el chino Zhenye Xie (20.20), el ecuatoriano Alex Quiñónez (20.08), los jamaicanos Yohan Blake (20.23) y Rasheed Dwyer (20.37), los trinitarios Kyle Greaux (20.19) y Jereem Richards (20.23), el dominicano Jancarlos Martínez (20.47), el cubano Reynier Mena (20.52), los canadienses Aaron Brown (20.11, Andre De Grasse (20.20) y Brendon Roodney (20.38), el sudafricano Clarence Munyai (20.29) y el estadounidense Noah Lyles 20.26, entre otros. Quedaron eliminados, por Latinoamérica, el colombiano Bernardo Baloyes y el brasileño Paulo de Oliveira (20.75).

Mañana, lunes, 30 de septiembre, estarán compitiendo en las finales, las saltadoras de altura, los corredores de 5 mil, los discóbolos, las corredoras de 3000 con obstáculos y 800 metros y los vallistas largos, mientras que los hombres, correrán las semifinales de 200 metros y por supuesto habrá acción en El Corniche (20 km), entre las mujeres.

Facebook Comments