La primera final disputada en el Campeonato Mundial de Atletismo, Doha 2019, fue la carrera de maratón para las mujeres, prueba corrida en la madrugada, que como se esperaba, se realizó bajo inhumanas condiciones “climáticas” para estos menesteres, algo sobre lo que se había escrito bastante, pero la IAAF y los organizadores cataríes, hicieron caso omiso y siguieron adelante con su “proyecto” del Mundial de los “Petrodólares”, sin tener mucho en cuenta, la salud de los atletas, los principales actores en esta obra.

Disculpen que me extienda con este tema, pero es que las mujeres han corrido, bueno, las que pudieron terminar, bajo una temperatura sobre los 33°, con una humedad relativa del 80 % y una sensación térmica cercana a los 40°. Usted se pregunta, como la IAAF, ahora nombrada “World Athletics”, entidad rectora del atletismo en el mundo, plasmó el visto bueno para que un evento de estas características se celebre, bajo inhumanas condiciones, cuando por otra parte, libró una batalla sin cuartel contra la atleta sudafricana Caster Semenya por “sacarla” del atletismo, debido a sus altos niveles de testosterona, producidos por una anomalía cromosómica, con la que nació Semenya, sencillamente, inexplicable.

Volviendo a la maratón, iniciaron la carrera por el circuito El Corniche, un paseo marítimo de Doha, 68 atletas, de las que concluyeron 40, con el triunfo para la keniana Ruth Chepngetich, con el peor tiempo en la historia de la prueba, en estos eventos, 2:32:43 horas, le escoltaron la titular de Londres’17, la bareiní Rose Chelimo (2:33:46) y la namibia Helalia Johannes (2:34:15). Solo en la cita de Osaka’07, la ganadora se había “trepado” sobre las 2:30 horas, la keniana Catherine Ndereba, con 2:30:37. La costarricense Gabriela Traña, una de las pocas latinas que apostó por la aventura qatarí, logró finalizar, última con 3:19:13 horas.

En la final del lanzamiento del martillo, ausente la polaca Anita Wlodarczyk, titular en Berlín’09, Beijing’15 y Londres’17; la estadounidense DeAnna Price, no solo logró el título, sino que inauguró el medallero en esta prueba para su país, con envió de 77.54 metros, la escoltaron en el podio la polaca Joanna Fiodorov (76.35) y la china Zheng Wang (74.76).

En el salto de longitud, el cubano Juan Miguel Echevarría que llegó con la etiqueta de principal favorito al título, merced a sus 8.65 en Zürich y al 8.40 de la ronda clasificatoria, tuvo que soportar la rivalidad triunfadora del jamaicano Tajay Gayle, con un salto inicial de 8.46, pero después en la cuarta ronda, estampó un 8.69, lo mejor de la temporada y décimo de todos los tiempos, mientras que el estadounidense Jeff Henderson, primero, con 8.28, luego, con 8.39, también lo adelantó por la presea de plata. El saltador cubano, no mostró la acostumbrada garra competitiva y aunque logró dos brincos sobre los 8.30, no pudo consolidar un salto ganador, ni superar lo realizado en la ronda clasificatoria, hoy su mejor salto fue de 8.34 metros. El título de Gayle es el primero de un atleta jamaicano en pruebas de campo.

En los 10 mil metros, entre las mujeres, luego de la media competencia, las favoritas (Wanjiru, Obiri, Gidei, Tirop, Hassan, Teferi), se sacaron el lastre, con el triunfo en el sprint final para la holandesa Sifan Hassan, con 30:17.62, sobre la etíope Letesenbet Gidei (30:21.23), seguida de la kenyana Agnes Jebet Tirop (30:25.20).

En los 100 metros, el estadounidense Christian Coleman, como se esperaba, dominó la carrera final con crono de 9.76 segundos, mientras que el veterano Justin Gatlin, a sus 37 años (medallista más veterano en la prueba), se lleva la presea de plata, con crono de 9.89 segundos, la medalla de bronce fue para el canadiense Andre De Grasse, con 9.90, en una carrera, donde los cinco primeros descendieron de los 10.00 segundos.

En la clasificación del salto con pértiga, para hombres, avanzaron a la final, los estadounidenses Sam Kendricks (5.75) y Cole Walsh, el polaco Piotr Lisek, el sueco Armand Duplantis, el brasileño Thiago Braz y el alemán Raphael Holzdeppe, entre otros. Por los eliminados destaca el francés Renaud Lavillenie, quien se despide sin medallas, luego de serlo entre Berlín’09 y Londres’17.

El relevo mixto (4×400), una prueba que puede llegar a gustar, pero mal ubicada en el calendario del Campeonato Mundial, que obliga a varios países utilizar a sus mejores corredores, sin haber participado en su prueba principal (400 metros), celebró su fase clasificatoria, con el avance a la final de las cuartetas de Estados Unidos, con nuevo récord mundial de 3:12.42 minutos, Jamaica (3:12.73), Gran Bretaña, Bahrein, Polonia, Brasil, India y Bélgica, completaron los clasificados.

En las semifinales de los 400 con vallas, entre los hombres, clasificaron para la final, los mejores exponentes en la actualidad, el noruego Karten Warholm (48.28), el estadounidense Rai Benjamin (48.52) y el qatarí Abderrahmane Samba (48.72), así como el brasileño Alison Santos (48.35) y el turco Yasmani Copello (48.39). La final se correrá el lunes, 30 de septiembre (22:40), hora de Doha

En las semifinales de los 800 metros, para mujeres, clasificaron a la final, las estadounidenses Reavyn Rodgers (1:59.57), Ajee Wilson y Ce’Aira Brown, las ugandesas Winnie Nanyondo y Halimah Nakaayi (1:59.35), la marroquí Rababe Arafi, la noruega Hedda Hynne y la jamaicana Natoya Goule. La cubana Rose Mary Almanza (2:01.18), como ocurrió en Moscú’13, Beijing’15 y Londres’17, quedó eliminada en semifinales.

En la primera ronda de los 100 metros, entre las damas, avanzaron las principales favoritas, con el protagonismo para la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Price, con 10.80, también clasificó su paisana Elaine Thompson, la marfileña Marie Josée Ta Lou, la trinitaria Kelly-Ann Baptiste, la holandesa Dafne Schippers, la bahamesa Tynia Gaither, la británica Dina Asher-Smith, entre otras. Quedaron eliminadas, la venezolana Andrea Purica, la ecuatoriana Angela Tenorio y la brasileña Rosangela Santos

En la clasificación del lanzamiento del disco, solo el sueco Daniel Stahl pudo con la cuota exigida (65.50), siendo repescados el resto, el jamaicano Fedrick Dacres, el iraní Ehsan Hadadi, el estadounidense Sam Mattis, el australiano Matthew Denny, entre otros. El cubano Jorge Yadian Fernández quedó eliminado (60.60)

En la primera ronda de los 800 metros, entre los hombres, con la repentina ausencia del botsuano Nijel Amos, clasificaron a semifinales, los estadounidenses Donovan Brazier, Clayton Murphy y Bryce Hoppel, los canadienses Marco Arop y Brandon McBride, los kenyanos Ferguson Cheruiyot Rotich, Emmanuel Korir (1:45.16) y Ngeno Kingetich, los españoles Adrián Ben y Alvaro de Arriba, el francés Pierre-Ambroise Bosse (vigente titular), el polaco Adam Kszczot, el boricua Wesley Vázquez, el marroquí Mustafa Smaili, el británico Elliot Giles, el bosnio Amel Tuka. Resultaron eliminados, el venezolano Lucirio Garrido y el boricua Ryan Sánchez.

Para el mañana, domingo, 29 de septiembre, están programada las finales de pértiga (F), triple (M), relevo mixto y 100 metros (F), mientras que en la noche-madrugada, las marchistas de 20 kilómetros tendrán su “paseo” por el “horno” de El Corniche.

Facebook Comments