Juan Miguel Echevarría terminó con una presea de bronce en una final de salto de longitud que se complicó desde el inicio. Una competencia en la que se produjeron 24 saltos superiores a los 8 metros

El protagonista resultó ser el jamaicano Tajay Gayle que abrió con 8.46m y luego extendió su marca personal hasta los 8.69 metros para ratificar su dominio de esta fecha.

El protagonista indiscutible de la prueba resultó ser Tajay Gayle, que, sin mucho ruido previo, se adjudicó el oro en una competencia que dominó de punta a cabo. El jamaicano abrió con salto de 8.46m, salto que le habría bastado para ganar, pero era su noche mágica y por eso, a la altura de la cuarta ronda de saltos, se fue hasta los 8.69 metros para ratificar su dominio. El brinco es el mejor de su vida, y le vale para instalarse en el décimo puesto del ranking histórico de esta especialidad, desplazando a Echevarría que ocupaba el sitio con sus 8.68m.

El cubano tuvo una competencia estable. Clavó sus pinchos en los 8.25, 8.14, 8.30 y 8.34 metros, pero no fue suficiente. Para ganar habría necesitado hacer lo mejor de su vida, en una final de mucho nivel. Al margen de los análisis que pueda suscitar el hecho de que el más mediático de los atletas cubanos de estos tiempos, haya tenido una mejor fecha clasificatoria en la que paseó las distancias con 8.40m, esta competencia debe dejarle lecciones importantes de cara a próximos retos.

“No estoy contento, ni satisfecho. Es una medalla para mi país,  sepan que traté de ofrecer el mejor espectáculo y  agradezco a los que me apoyaron.” – dijo a Jit en el escenario de competencias.

“El principal problema que me rectificaron una y otra vez es que me estuve quedando por detrás de la tabla. No se trata de que tuviera más presión que ayer, simplemente creo que la competencia fue distinta “- sentenció-

Juan es bien joven aun, tiene una vida por delante. Llegó a Doha portando credenciales de favorito, pero el deporte es, ante todo, una cuestión de momentos, y este 28 de septiembre, los flashes quedaron reservados para un Gayle que ya había empujado en los Juegos Panamericanos donde fue segundo.

La plata mundial, dicho sea de paso, fue a manos del estadounidense Jeff Henderson con resultado de 8.39 metros.

La presea de bronce de Echevarría es la primera que obtiene en mundiales al aire libre. Su palmarés exhibe el oro del Mundial bajo techo de Birmingham 2018 como

Los otros dos cubanos con actividad en esta jornada quedaron en el camino. Rose Mary Almanza terminó su bregar mundialista al finalizar cuarta de su heat semifinal con 2:01.24 minutos, insuficiente para llegar a la final. Es la cuarta ocasión que la camagüeyana queda varada en esta instancia, otra vez con tiempo inferior a lo mejor de su temporada, para dejarnos con una sensación agridulce tras presenciar su actuación.

Similar suerte deparó la clasificación del lanzamiento del disco para Jorge Yadian Fernández, ubicado en el puesto 25 de los 32 discóbolos en liza con discreto récord de 60.60m.

La fecha dejó resultados de rango, como en 9.76 segundos conque se coronó Christian Coleman en los 100 metros para hombres o la resurrección de Siffan Hassan, por fin dueña del oro en los 10m metros con tiempo de 30:17.62 minutos. En tanto DeAnna Price, con 77.54m, ganó el primer título mundial de Estados Unidos en la prueba de lanzamiento de martillo.

También decepciones, como la eliminación del francés Renaud Lavillenie en la ronda preliminar del salto con garrocha masculino,

La medalla de Echevarría le asegura a Cuba igualar, al menos, su actuación de Londres 2017, de donde regresamos con una única presea: el bronce de Yarisley Silva en el salto con pértiga.

Precisamente Silva estará mañana inmersa en la quinta final mundial de su carrera donde pugnará, como las restantes 16 mujeres clasificadas, por un puesto en el podio. Igual destino defenderán los triplistas Jordan Díaz y Christian Nápoles en la definición del salto triple masculino.

Facebook Comments