Cuando defendía los colores de Villa Clara, Jefferson Delgado apenas era convocado al equipo, hasta que un día le dijeron que no contaba con los requisitos para jugar pelota.

Producto de esta sentencia, Jefferson se ausentó de la Serie Nacional pero se mantuvo activo en la Liga Azucarera donde fue captado por el ojo clínico de Víctor Mesa para integrar la nómina de los Cocodrilos. En la Serie 51 lideró a los bateadores, lo que le valió representar a Cuba en el Clásico Mundial de 2017.

En la actual temporada, el tercera base yumurino se ha revindicado. Exhibe línea ofensiva de 402/425/569 y encabeza el departamento de hits con 41. Ha impulsado 21 carreras y conectado nueve extravases.

Su poderío se multiplica cuando encuentra corredores en circulación. En situaciones como esas promedia 538. Tres de sus cuatro jonrones han aparecido con hombres en base.

Muestras un excelente rendimiento esta temporada. ¿Te lo propusiste desde el principio?

Siempre me preparo bien, pero este año tengo que decir que le puse mayor interés. En los entrenamientos en la playa di el máximo porque esos le dan el toque final al estado físico.

¿Qué te parecen las nuevas incorporaciones de tu equipo?

Han llegado nuevos atletas con buen rendimiento y disposición. Considero que pueden servir de apoyo para los objetivos que nos trazamos.

Tus números con compañeros en las almohadillas impresionan. ¿Existe algún secreto para ello?

La clave consiste en mantener la concentración. También influye la suerte, uno puede tener muchas condiciones, sin embargo necesita un poco de fortuna. Me he organizado mejor, por lo que realizo una mejor elección de los picheos.

¿Cómo valoras la experiencia con los tigres de Ciego de Ávila el año pasado?

Excelente. Me sentí muy contento. Para nadie es un secreto que en aquella primera vuelta, aunque terminé con 323 de average, no me mostré como esperaba.

Incorporarme a Ciego me dio un aire. Después el pueblo vio como incrementé mi rendimiento. Incluso llegué a posicionarme entre los primeros bateadores de la segunda fase. Mantengo una gran relación con Roger Machado.

¿Qué tan lejos puede llegar Matanzas?

Generalmente en las reuniones y mítines hablamos de superar esta clasificación. Nos proponemos superar etapa por etapa

¿Piensa Jefferson Delgado en el Cuba?

¡Si, como no! Lo integré cuatro años y quiero volver. La decisión la toman otras personas, pero yo realizo mi trabajo lo mejor que puedo.

¿Qué te inspira a salir al terreno?

La vida misma, mi familia, tener salud porque si no uno no se siente completo. Importante es que te apoyen, lo demás viene solo.

*La entrevista se llevó a cabo antes del segundo choque MTZ-SSP

Facebook Comments