Con la segunda final de la Diamond League, en Bruselas se ha extinguido la temporada atlética correspondiente a este año, pero de una manera atípica habrá que añadirle otro segmento para poder arribar al Campeonato Mundial de Atletismo, a celebrarse en Doha, entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre próximo.

Ese constituye el primer desafío que deberán enfrentar los atletas para arribar en su mejor forma competitiva a Doha. Habrá que observar como es asimilada, en algunas pruebas, esa extensa parada de unos 17 días, mientras que en otras, tal vez, sea mejor aprovechada. Bueno, dejemos esos análisis a los especialistas, encargados del entrenamiento de los atletas y veamos cuales pudieran ser los principales desafíos competitivos que tendrán por sede al Khalifa Stadium.

LOS PRICIPALES DUELOS EN DOHA

Se me antoja comenzar por los 400 con vallas, entre los hombres, donde el noruego Karsten Warholm, apoyado en sus 46.92 segundos, logrados en Zürich parece salir como favorito al título, pero en esa propia carrera, el estadounidense Rai Benjamin, lo escoltó con 46.98 (tercer mejor registro de la historia), muestra de que también estará en la carrera por el oro. El enfrentamiento de estos corredores, pudiera derrumbar el añejo 46.78 del estadounidense Kevin Young, que permanece como patrón del planeta desde Barcelona 1992.

Yulimar Rojas hace apenas unos días conquistó en segundo mejor registro de la historia

La venezolana Yulimar Rojas en el triple, parece solo enfrentar el desafío que le ofrecen los 15.50 de la ucraniana Inessa Kravets, tope mundial desde 1995. Rojas logró el pasado viernes en Andújar, Jaén, un brinco de 15.41 metros, la segunda mejor marca de la historia, por lo que en Doha habrá una saltadora buscando el título y el récord mundial, mientras que el resto, optará por las preseas de plata y bronce.

La estadounidense Dalilah Muhammad mostró credenciales en los Trials de Estados Unidos, con récord mundial de 52.20 segundos, pero no ha mantenido el liderato de la prueba y tendrá en sus paisanas Sydney McLaughlin y Ashley Spencer, las principales contendientes al título mundial.

El estadounidense Ryan Crouser, se ha encaramado esta temporada en la cima de la impulsión de la bala, 22.74 (Long Beach, 20 de abril), pero ha visto como el brasileño Darlan Romani, con 22.61 (Palo Alto, 30 de junio) y el neozelandés Tomas Walsh, con 22.44 (París, 24 de agosto), lo han derrotado y caminan con más seguridad hacia la cima del podio catarí.

La cubana Yaimé Pérez, se ha llevado el diamante a casa en el lanzamiento del disco, ante la presencia de la casi imbatible croata Sandra Perkovic y de su paisana Denia Caballero; la santiaguera le ha asestado esta temporada varios “golpes” a Perkovic y a Caballero, lidera la prueba con 69.39, además, posee cuatro de los diez mejores envíos del año, un aval con el que pudiera darle vuelta a la historia en la cita catarí.

En el salto con pértiga, entre los hombres, el más consistente ha sido el estadounidense Sam Kendricks, líder con sus 6.06, ganador del diamante y vigente titular mundial, pero sus escoltas no le pierden de vista, el polaco Piotr Lisek y el joven sueco Armand Duplantis.

El sueco Daniel Stahl (71.86) y el jamaicano Fedrick Dacres (70.78), únicos con más de 70.00 metros esta temporada, deben librar la batalla por el título en Doha, pero el austriaco Lukas Weisshaidenger (68.14/66.03) pudiera interponerse entre ambos, como lo hizo en Bruselas, donde escoltó a Stahl y adelantó a Dacres (65.27).

En el salto triple, entre los hombres, nuevamente estaremos en presencia del duelo entre los estadounidenses Christian Taylor y Will Claye, con el incentivo esta temporada del arribo de Claye al club de los 18.00 metros (18.14, en Long Beach y 18.06, en París); contando además con el portugués Pedro Pablo Pichardo y el también gringo Omar Craddock.

En el salto con pértiga, para damas, no hay una dominadora común, por lo tanto, estarán en lidia por el título mundial, la griega Katerina Stefanidi, ganadora del diamante; la rusa Anzhelika Sidorova, las estadounidenses Sandi Morris y Katie Nageotte y la neozelandesa Eliza McCartney, sin olvidar a la cubana Yarisley Silva.

En los 100 con vallas, el dueto jamaicano de Janeek Brown y Danielle Williams, esta última dueña del diamante, debe enfrentar al trío estadounidense formado por Kendra Harrison, Nia Ali y Brianna McNeal, en porfía por el título mundial.

En la impulsión de la bala, la china Lijiao Gong (20.31), ganadora del diamante en Zürich, tendrá la oposición de la estadounidense Casey Ealey, de la jamaicana Danniel Thomas-Dodd y la alemana Christina Schwanitz.

LOS FAVORITOS AL PODIO

Juan Miguel Echevarría una de las opciones de medallas para Cuba en Doha

La bahamesa Shaunae Miller-Uibo es la gran favorita en los 200 metros, merced a sus 21.74 logrados en Zürich, condición que también exhibe el estadounidense Noah Lyles, entre los hombres, con sus 19.50 segundos.

Atletas como el cubano Juan Miguel Echevarría y la alemana Malaika Mihambo (longitud), la rusa Mariya Lasiskene (altura), la bareiní Salwa Eid Naser (400 metros) y la estadounidense Ajee Wilson (800 metros); pueden tener la senda más sencilla hacia la cima del podio, mientras que, las etíopes Gensebe Dibaba y Getnet Wale, la kenyana Beatrice Chepkoech y la holandesa Sifan Hassan, contarán con gran rivalidad en sus respectivas pruebas.
Ahora, solo queda esperar por el inicio de la cita mundialista para ver materializados estos desafíos, así como otros que se deben producir en suelo catarí.

Facebook Comments