La dirección del atletismo en Cuba ha oficializado una nómina de 16 atletas para tomar parte en el venidero Campeonato Mundial, a disputarse entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre en Doha, Catar.

La selección de la más pequeña que presenta Cuba a un evento del orbe, solo superada por el equipo de 11 representantes que acudió al I Campeonato Mundial de Atletismo de Helsinki en 1983, según me advierte el licenciado Eddy Nápoles, coleccionista de los números de este deporte.
La lista divulgada por Jit en días pasados está encabezada por los campeones de los recién finalizados Juegos Panamericanos de Lima e incluye a los exponentes que mejores opciones tienen de contender al más alto nivel, de acuerdo a sus resultados de la temporada.

¿Qué podrían haber sido más o incluso menos?, pues si, todo es posible, pero el equipo de conforma sobre la base de decisiones estratégicas de la Comisión Nacional que debemos, cuando menos, respetar.

Cuba competirá en 11 de las 42 disciplinas convocadas, con el triple salto con cinco atletas, el lanzamiento del disco con tres y el salto de longitud con dos como protagonistas. La Habana (5 atletas), Pinar del Río (3) y Santiago de Cuba (3) son las provincias más representadas.

LAS MAYORES OPORTUNIDADES DE SUBIR AL PODIO

Juan Miguel Echevarría, por sus resultados de los dos últimos años, se ha convertido en el estandarte del atletismo cubano a nivel internacional. El panorama con Doha a la vuelta de la esquina no ha cambiado, y el saltador tiene en sus piernas la oportunidad más firme de que un cubano salga coronado en este torneo. Cábala que se reafirma con su resultado más reciente en la Liga de Diamante, donde ganó el trofeo con 8.65m; casi medio metro por delante de sus más cercanos perseguidores.

Su proyección en Zürich lo situó muy cerca de su marca personal que es 8.68m, y es un registro que de repetirse obliga al resto a saltar por encima de sus posibilidades históricas.

Otra de las fuertes opciones de la isla descansa sobre el binomio que forman Yaimé Pérez y Denia Caballero en el lanzamiento del disco. De ellas hemos contado cómo se han repartido el dominio de los principales momentos de esta especialidad en el planeta en lo que va de temporada, anulando en buena medida a una Sandra Pérkovic que dice andar batallando por reencontrarse con su mejor versión.

Al margen de lo que suceda en Bruselas, donde se decidirá en unas horas quien se lleva a casa el Diamante, las discóbolas de acá son, por derecho propio, candidatas al podio en Doha. Aspirantes, ambas, al título mundial. Completar con éxito esta faena pasa por lograr que el implemento les camine temprano y tener el aplomo para responder a las exigencias de una competición donde la rivalidad sitúa a la propia Perkovic (68.58 conseguido el 10 de agosto en Verazdin, Croacia) a la cabeza de un grupo donde aparecen la estadounidense Valerie Allman (67.15), la alemana Claudine Vita (66.64), la brasileña Andressa de Morais (65.98) y las siempre competitivas atletas de China, en este caso lideradas por Bin Feng y Chen Yang.

De Morais, dicho sea de paso, había estado implicada en rumores de un presunto positivo de dopaje en los Juegos Panamericanos que no ha trascendido aun a medios oficiales. La noticia circuló en algunos blogs especializados en deporte del gigante sudamericano, pero la atleta compitió en el Gran Premio de Brasil y no ha habido nuevos argumentos sobre el peliagudo asunto.

Yaimé Pérez es una de las posibilidades de título para la delegación cubana

De regreso a las opciones cubanas, vuelve Yarisley Silva a tener protagonismo.La dueña de la única medalla que ganó Cuba en Londres 2017 se ha ganado un sitio en todos los pronósticos porque ha mostrado ser una atleta de grandes momentos, que produce resultados bajo presión, en la competencia fundamental.

Su temporada no es excelsa, llega convidada a mejorar pues a estas horas su mejor resultado es de 4.75m, y es superado este año por siete mujeres que estarán en la urbe catarí. Es por demás un año pródigo para esta prueba, por primera vez en TODA la historia de esta modalidad hay 14 mujeres que logran cruzar por encima de los 4.70 metros.

En tales condiciones Jenn Suhr (4.91), Anzhelika Sidorova (4.86), Sandi Morris (4.85), Ekaterini Stefanidi (4.83), Katie Nageotte (4.82) y Alysha Newman (4.82) son fuertes contendientes a un podio que parece convocar a sus ocupantes a superar los 4.80 metros pues otro desenlace sería sorpresivo. Cabe acotar que Eliza McCartney, acreditada con 4.85 metros, ha anunciado que no estará en el mundial debido a un déficit de entrenamiento que le impide rendir al nivel deseado.

La triplista Liadagmis Povea puede estar en el podio. Ha conseguido una temporada de resultados estables y los 14.77 metros que exhibe son una buena credencial de cara a las medallas. El triple salto femenino estará condicionado por la ausencia -por lesión- de Catherine Ibargüen, y contará con la super atracción de una Yulimar Rojas, que quiere hacer historia y llega inquieta por redimir la derrota sufrida a manos de la jamaicana Shanieka Rikkets en la final de la Liga de Diamantes.

CON LA SUPERACIÓN PERSONAL COMO BANDERA

Jordan Díaz (17.49), pese a su juventud, ha mostrado que puede responder a las exigencias de la alta competición. El triple para hombres es, sin embargo, un escenario sumamente hostil en este momento pues los resultados -y también la experiencia- de hombres como Christian Taylor (17.82), Will Claye (18.14), Pedro Pichardo (17.53) y Omar Craddock (17.68) se cotizan mejor de cara al cuadro de honor. Pese a todo, Jordan es el de más opciones en la triada cubana que completan Cristian Nápoles (17.21) y Andy Díaz (17.22).

Luis Zayas es otro que no tiene nada que perder. El flamante campeón panamericano se enfrenta a su primer mundial de mayores y tiene muchísimas formas de sorprender. Ya el solo hecho de estar es un premio a su esfuerzo y a esa declaración de intenciones que tanto disfrutamos en Lima. El 2019 es un año muy pobre para el salto de altura, al punto de que solo se ha llegado hasta 2.33m.

De Rose Mary Almanza hace mucho tiempo que se habla, que se ponderan sus condiciones y que se evalúan con optimismo sus opciones de cara a los grandes eventos. La cubana es una corredora de 800m correcta, y tiene resultados históricos que le dejan con opción de discutir en una hipotética final. Pero Rose Mary sigue teniendo el reto de mostrarse con fuerza en los momentos decisivos, y poner todos sus argumentos en función de un resultado consagratorio. Este mundial llega como una nueva oportunidad.

Zurian Echavarría, Roxana Gómez, Adriana Rodríguez e incluso Roger V. Iribarne, Reynier Mena y Jorge Yadian Fernández deben aprovechar esta experiencia y dar, literalmente lo mejor de sí. Los pronósticos de todos son reservados, acorde a los puestos más allá del sitio 15 que ocupan en el ranking de sus especialidades. Para ellos – como para todos- mejorar y superarse, sería un signo irrefutable de victoria.

EL RETO

Cuba tiene la meta de superar lo hecho en la edición anterior disputada en Londres en el año 2017. Allí solo Silva subió al podio, colgándose el bronce en el salto con pértiga. Este objetivo parece bastante asequible, si apostamos a lo hecho en la temporada como un elemento concluyente para evaluar las opciones reales que tenemos en el mundial.

Visto así, teniendo dos atletas que encabezan el ranking de sus pruebas en el año y otros dos que se sitúan entre los cinco primeros no debería haber demasiados problemas para hacer la cruz en las pretensiones colectivas.

Claro, todo pasa por una cuestión de momentos y todos, los 16, afrontan el desafío de estar a la altura de las circunstancias. El campeonato mundial es la competencia fundamental para los mejores atletas del mundo, que llegarán a Doha con la mente y la preparación enfocada a tener rondar allí el pico de su rendimiento.

EQUIPO

  1. Juan Miguel Echevarría (salto largo) 8.68 m, líder del ranking mundial.
  2. Yamié Pérez (disco) 69.39 m, líder del ranking.
  3. Denia Caballero (disco) 69.20 m, número dos del ranking
  4. Yarisley Silva (pértiga) 4.75 m, novena
  5. Jordan Díaz (triple) 17.38 m, noveno
  6. Andy Díaz (triple) 17.22 m, lugar 14
  7.  Christian Nàpoles (triple) 17.21 m, lugar 15
  8. Liadagmis Povea (triple) 14.77 m, cuarta.
  9. Luis Enrique Zayas (altura) 2.30 m, noveno
  10. Rose Mary Almanza (800 m) 1:59.94 min, lugar 12
  11. Zurian Hechavarria Marten (400 vallas) 55.00 seg, lugar 15
  12.  Roxana Gómez (400 metros) 51.65 seg, lugar 58
  13. Roger Valentín (110 vallas) 13.40 seg, lugar 29
  14. Jorge Fernàndez (disco) 64.82 m, lugar 29
  15.  Adriana Rodríguez (longitud) 6.70 m, lugar 38
  16.  Reynier Mena (200 m) 20.35, lugar 53

(Especial Cubahora)

Facebook Comments