La noche de cierre del circuito por el Diamante no pudo ser mejor. En el Memorial Van Damme hubo de todo desde sorpresas, marcas interesantes y sobretodo entrega. Una final que deja el listón muy arriba para el próximo Campeonato Mundial en Doha, Catar. Este 2019 podemos esperar otras marcas y actuaciones interesantes en el cierre de una temporada que es atípica y donde la final por el diamante no será el capítulo final como en años anteriores.

Para Cuba la sensaciones llegaron a través de los envíos de Yaimé Pérez que volvió a derrotar a la estelar Sandra Perkovic en una final por el diamante. Como el concurso pasado el ultimo intento guardo suspiros para la cubana y todos los presentes. Sandra no ha tenido un buen año pero en Bruselas mostró señales de vida de que puede hacer presión en Doha dentro de unas semanas.

La Perkovic guardó fuerzas para ese ultimo intento después de 65.48 en su segunda tentativa para llevar el disco hasta los 66 metros. Pero Yaimé ha aprendido que con la croata hay que hacer los deberes antes de este ultimo disparo, para que no te asalte la sorpresa y los nervios no pasen factura en el punto culminante de la competencia.

La chica de Santiago de Cuba abrió decidida a a retener el trofeo en Bruselas y así lo hizo desde su primera comparecencia. Su apertura fue con un 65.95 metros para mantenerse estable sobre esas marcas. En la cuarta puso dinamita a sus brazos para llevar el implemento hasta los 67.24 metros, prácticamente un tiro de gracia para la croata. En la ronda de cierre la Rusa no dejó margen a dudas y respondió la osadía de la Perkovic con un 68.27 metros.

En la zona mixta del evento la cubana expresó:

Estoy muy contenta con mi desempeño y mi victoria en la final de la Liga. Esta ha sido una buena temporada para mí y espero poder mantener este formulario hasta Doha, donde estoy buscando una medalla. Soy mucho más constante en los últimos años y eso se debe principalmente a que he estado trabajando mucho en el aspecto mental. En el pasado siempre estuve muy nerviosa en competiciones importantes y ahora tengo esto mucho más bajo control.

Sitio Oficial de la Liga de Diamante

El podio lo completó la germana Kristin Pudenz con un envió de 63.73 metros que no pudieron ser superados por la cubana Denia Caballero que se ubicó cuarta con un 63.53 metros.

En el salto con pértiga Yarisley Silva no pudo hacerse justicia, una vez más, en la carrera por el diamante. Silva comenzó en noche perfecta hasta los 4.63 metros donde sorteó estas alturas sin faltas y comenzando sobre los 4.56 metros.

En los 4.70 metros comenzaron los problemas de la pinareña al fallar en sus tres oportunidades. Al igual que Yarisley, Morris dijo adiós a la lucha por el trofeo, mientras la sueca Bengtsson solicitó ir a la próxima altura con un solo intento y Jehn Suhr lograba tres oportunidades mas en su ultimo suspiro.

Sobre los 4.77 metros quedaría definido el podio. Solo Stefanidi pudo con la altura en la primera tentativa, de ese mar de fallos sobrevivieron solamente Sidorova y Newman en la tercera y segunda oportunidad respectivamente.

Con la altura sobre los 4.83 metros la griega se mantuvo impecable en su concurso, mientras la rusa tuvo que apelar a su ultimo suspiro para subir la varilla para tener la oportunidad de arrebatar el titulo a una segura Stefanidi que tampoco ha tenido un gran año pero que sabe como remendar las heridas de la temporada.

Sobre los 88 ninguna de las dos pudo con la altura, lo que dejaba virtualmente como ganadora a Stefanidi que renunció a su ultima oportunidad de salto. La griega solo necesito seis saltos para conquistar el cielo en Bruselas, de ellos, cuatro fueron válidos.

En el salto de altura el monólogo de Latitskene fue exacto como ocurre desde su regreso al circuito competitivo de la IAAF. La rusa efectuó seis saltos válidos. Sobre los 1.99 ya era la virtual ganadora del diamante. Ya sabiéndose triunfadora renunció a las alturas de 2.01 y 2.03 metros para intentar los 2.04 metros, con los cuales no pudo. Mariya es otra de las atletas que lanza nuevamente su candidatura a retener el titulo mundial en Doha 2019.

En el podio le acompañó la ucraniana Yuliya Levchenko (1.97 m) y la belga Nafissatou Thiam (1.95 m).

La película del salto triple para hombres tuvo un deselance conocido. Will Claye no tuvo una noche perfecta y el extraclase de Christian Taylor no dudo en aprovecharla. El norteño se estiro con viento a favor en el segundo intento sobre los 17.85 metros para dejar claro quien es el saltador más estable de la ultima década. Para Taylor es una victoria que lo lanza nuevamente como el favorito para retener la corona en Doha 2019.

Su secuencia de salto fue la mejor de todos los participantes al lograr tres saltos por encima de los 17.30 metros y en su quinta tentativa estirarse hasta los 17.66 metros, que clasifica como récord del mitin, superando la añeja marca de Jonatahn Edwards (17.60 m), lograda el 25 de agosto de 1995. Todos sus saltos le aseguraron retener la corona en Bruselas. Otro que quedó muy lejos de sus posibilidades fue el nacionalizado portugués Pedro Pablo Pichardo (16.54 m), que no pudo impedir que la hegemonía de los chicos del norte se impusiera en Bruselas. Secundaron a Taylor en el podio, Claye con 17.22 metros y Omar Craddock con 17.17 metros.

En el cajón de saltos la protagonista fue la germana Milaika Mihambo que dejó sin opciones a la multilaureada norteamericana Britnney Resee. Mihambo solo necesitó tres saltos para sellar su victoria en el circuito y cualquiera de sus tres intentos, le hubiese bastado para ser la nueva reina del Diamante. Abrió con un impresionante 6.97 metros, luego en la segunda ronda clavó sus pinchos en los 6.99 metros y en su última tentativa de la noche se estiró hasta los 7.03 metros, inalcanzables para una estelar como Resee que sabe que es saltar sobre los 7 metros.

La alemana sella el primer capítulo de la temporada que va dominando desde sus inicios, registro que fue mejorado hasta los 7.16 metros, el 4 de agosto en Berlín. En la lucha por el podio Resee se estiró hasta los 6.85 en su ultimo intento, mientras Katarina Thompson-Johnson sobrevolaba hasta los 6.73 metros.

Michael Norman se impuso en un cerrado final en los 400 metros a Fred Kerley para ratificar la hegemonía de los Estados Unidos, ante la ausencia del sudafricano Wayde van Niekerk. La joven promesa de los 400 metros recorrió la distancia en 44.26 segundos mientras Kerley entraba en la meta con 44.46 segundos, para dejar en la tercera posición al jamaicano Akeem Bloomfield con un 44.67 segundos.

En el hectómetro femenino la joven Dina Asher-Smith dio la sorpresa al cronometrar 10.88 segundos y romper el favoritismo de la jamaicana Shelly An Fraser Price (10.95 s) y la marfileña Marie Joseé Ta Lou (11.09 s). Fraser llegó a Bruselas con la mejor marca de la temporada, lugar que comparte con su coterránea Elaine Thompson con un registro de 10.73 segundos.

En el disco masculino Daniel Stahl no quiso casualidades y desde el primer intento aseguró su gema con un disparo de 68.68 metros. El sueco fue el mas estable y no encontró respuesta en el colíder de la temporada, el jamaicano Fredick Dacres (65.27 m) que quedó alejado de sus mejores registros de la actual temporada. En el segundo puesto se ubicó el austriaco Lukas Weisshaindinger con un disparo de 66.03 metros en su ultimo intento.

Stahl tuvo secuencia perfecta al no cometer faltas y rubricar dos disparo por encima de los 68 y tres sobre los 67 metros.

En otros resultados en las vallas cortas el español Orlando Ortega vención con un crono de 13.22 segundos para vencer al jamaicano Ronald Levy (13.31 s) y al atleta neutral Serguey Shubenkov (13.33 s). Ortega ratificó ser el favorito de esta final y rompe con el maleficio de no ganar las carreras importantes. Mientras en las damas Danielle Williams tampoco dejo lugar a dudas y ratificó su reinado en las vallas para romper la hegemonía de las norteamericanas. La jamaicana recorrió la distancia en 12.46 segundos seguida de las norteñas Kendra Harrison (12.73 s) y Nia Ali (12.74 s). Williams domina el ranking mundial con un mejor crono de 12.32 segudos, logrados el pasado 20 de julio en Londres.

En los 200 metros masculino Noah Lyles fue el más veloz al cronometrar un 19.74 segundos, para derrotar al campeón mundial Ramil Guliyev (19.86 s) y al canadiense André de Grasse (19.87 s).

RESULTADOS COMPLETOS MEMORIAL VAN DAMME

Facebook Comments