La Diamond cerrará las cortinas de la edición 2019 este viernes en el mítico Memorial Van Damme. Allí en Bruselas se disputaban los últimos reinados de una temporada atlética bien cargada y que tendrá su colofón en el caluroso suelo de Doha, Qatar.

En la capital belga las cubanas Yarisley Silva (4.77 m), Denia Caballero (69.20 m) y Yaimé Pérez serán las opciones de optar por unas de las 16 gemas en disputa. Pero el camino hacia ese objetivo para las tres no será nada fácil.

En el disco las cubanas se presentaban con la opción de mantener el reinado alcanzado en la temporada pasada cuando Yaimé Pérez, sorprendió a la estelar Sandra Perkovic. Este año las cubanas han dominado de punta a cabo la temporada con los dos mejores registros de la temporada, que encabeza Yaimé Pérez con un disparo de 69.39 metros en Sotteville, el pasado 16 de julio.

El cuidado de las discóbolas cubanas están en como se presentará la Perkovic, que ya es dueña de un 68.58 metros, en lo que va siendo el año más discreto de su exitosa carrera. Pero sabemos que es una atleta muy competitiva y en Bélgica irá a poner sus credenciales, en una final que tendrá matices de revancha. Las cubanas en los últimos cuatro años han sido las únicas que han podido destronar a la croata, incluyendo las presentaciones de esta temporada y las derrotas en la final del Mundial de Beijing 2015, la Copa del Mundo y la final de la Diamond 2018.

Por su parte Silva, la aguerrida garrochista pinareña, no corre con los mismos pronósticos que las discóbolas. El panorama de la pértiga es más complicado y el nivel es bastante parejo. En Bruselas estará lo que más vale y brilla de esta especialidad. No habrán ausencias y aunque no ha sido una temporada muy estable para muchas de las contendientes el camino será escabroso. Silva es posiblemente junto a la Surh la de más experiencias.

Yarisley Silva el título de la Liga de Diamante se le ha hecho esquivo

También la pinareña ha tenido la posibilidad de ganar este título y se le ha resistido. Pero con ella todo es posible y lo demostrado hace unas semanas en Lima puede ser un factor fundamental en la noche de cierre de la Liga del Diamante. Esperemos el desenlace del capítulo final de esta temporada. Quizás sea el premio que le va faltando a su interesante y sacrificada carrera.

Entre los convocados resaltan interesantes duelos a seguir. En el triple Will Claye y Christian Taylor tendrán un duelo esperado, con un Pedro Pablo Pichardo que buscará romper el reinado norteño en esta especialidad. Claye con su salto por encima de los 18 metros sale como el candidato al título, pero todos sabemos de la calidad que posee su coterráneo Taylor. Posiblemente estaremos en presencia de un adelanto de lo que puede acontecer en Doha dentro de unas semanas.

En el salto de altura Mariya Latitskene sale con el aliciente de reinar un año más en el circuito diamantino. La rusa en verdad no tiene gran resistencia pero tampoco puede confiarse porque estarán atletas que han mostrado una estabilidad interesante. Sus 2.06 pesan muchísimo y quizás, nadie sabe, puede salir de su talento algo extraordinario esta noche.

En el disco masculino dos hombres han sobrepasado los 70 metros. Dacres y Sthal salen como los posibles candidatos al título. El caribeño con un disparo de 70.78 metros se postula como el único que puede exigir al sueco, que posee la mejor marca de la temporada que desde el mes de junio anda sobre los 71. 86 metros.

En la pista las principales atracciones estarán en ver como culmina la temporada unas de las estrellas nacientes del atletismo mundial. En los 400 metros Michael Norman (43.45 s) domina el ranking mundial pero tendrá una fuerte oposición en su coterráneo Fred Kerley (43.66 s). Ambos norteamericanos son los únicos que han bajado de los 44 segundos en la presente temporada de los nueve convocados a la final del Memorial Van Damme. También como dato curioso de esta final solo estarán tres nacionalidades representadas: 6 norteamericanos, 2 jamaicanos y el local Jonathan Sacoor.

El hectómetro femenino tendrá una serie interesante con Dafne Schippers, Shelly An Fraser, Marie Joseé Talou y la joven británica Dina Asher-Smith. La experimentada jamaicana domina el ranking con un 10.73 segundos, compartido con la estelar Elaine Thompson. También en los 200 metros para hombres la decisión se concentra en cinco hombres que han estado por debajo de los veinte segundos en la temporada. Noah Lyles (19.50 s) sale como el candidato a derrotar, aunque las marcas y presentaciones de Ramil Guliyev, Alex Quiñones y André de Grasse pueden ser preocupantes para la joven promesa de la velocidad norteña.

En las vallas cortas tanto Orlando Ortega como Danielle Williams salen con los mejores registros de los presentes en Bruselas tendrán que estar en el entorno de esos tiempos, si quieren hacerse de una de las gemas de este 2019. Por las damas la presencia de la armada norteamericana con Kendra Harrison, Nia Ali y Sherika Nelvis deben ser las principales rivales para Williams que domina el ranking desde el 20 de julio con 12.32 segundos.

Ortega con su 13.05 segundos está un poco más tranquilo pero debe salir a la pista hacer un tiempo similar o mejor para poder obtener el titulo. En la convocatoria están presentes corredores que ya saben lo que es alcanzar la gloria y con una experiencia sobrada en carreras de este tipo.

Dentro de unas horas en Bruselas se sabrán quienes son los últimos campeones de la Liga del Diamante que dejará la mesa servida para disfrutar de un mundial, que a pesar de las ausencias, tendrá algo de mística.

Facebook Comments