El problema mas grave de un lanzador es lesionarse en su brazo de lanzar. Las lesiones conllevan u obligan a abandonar los juegos en diferentes períodos de tiempo. El lanzador representa entre el 60 y el 70 % de la capacidad defensiva y de la victoria en un equipo de Béisbol. Es el jugador defensor encargado de poner la pelota en juego.

Su objetivo es reducir al máximo las posibilidades de ataque (ofensiva) del equipo contrario intentando eliminar a los bateadores con lanzamientos difíciles de batear.El mismo debe estar preparado desde el punto de vista físico, técnico, táctico y psicológico.

La seriedad del pitcher y el entrenador representa el éxito en su rendimiento y resultado. El championismo desde las categorías menores conlleva al sobreuso del brazo de lanzar.

Se recomienda para prevenir lesiones en el brazo de lanzar durante la sesión de entrenamiento y el juego pilares como la flexibilidad, técnica., fuerza y la crioterapia (tratamiento con el hielo).

La flexibilidad en la prevención de lesiones del brazo del lanzar

    La flexibilidad en la prevención de lesiones influye sobre la reducción de lesión músculo-tendinoso y contracciones musculares. Previene lesiones repentinas, distensiones o desgarres. Reduce lesiones por sobreuso, así como crónicas o repentinas. El correcto uso de la capacidad evita lesiones durante acciones como: arranques o frenos explosivos, aceleraciones cortas y largas, saltos, remates, extensiones explosivas, etc. Esta capacidad influye sobre el desarrollo de la fuerza, la resistencia, la coordinación y la técnica. También existen dos tipos de flexibilidad, la activa que se emplea sobre el mismo individuo y la pasiva que influye sobre factores externos como compañeros, implementos o medios, entre otros.

    La flexibilidad en la sesión de entrenamiento se puede trabajar durante las tres partes de la misma. En la parte inicial se debe ejecutar durante el calentamiento con un tiempo de 10 a 15 minutos. En la parte principal entre las actividades técnicas-tácticas y la preparación física durante 10 minutos y en la parte final dosificarla con un mínimo de 10 minutos utilizándola como medio de recuperación de la sesión de entrenamiento. También durante el juego se puede aplicar en el calentamiento con el objetivo de preparar los músculos que intervienen durante la mecánica del movimiento del brazo y el cuerpo. En los entre innings se debe de aplicar, ya que esto ayuda a mantener el calor y la flexibilidad de los músculos del brazo para el trabajo de entradas posteriores. Concluido la actuación como lanzador durante el juego, se puede utilizar la misma con el objetivo de recuperar los músculos del brazo producto a la gran acumulación de volúmenes de lanzamientos.

La técnica en la prevención de lesiones del brazo de lanzar

    Al iniciase la carrera de un lanzador de Béisbol desde edades tempranas es muy importante tener en cuenta la técnica durante la ejecución del lanzamiento. Esta habilidad influye sobre el control y la potencia de los lanzamientos. Los principios básicos de la técnica de lanzamiento son fundamentos que se insertan durante la enseñanza y perfeccionamiento en esta área del Béisbol. Estos principios están compuestos por la preparación del lanzamiento, el equilibrio, la estabilidad del paso, salida de la pelota y la terminación general del lanzamiento.

    La técnica del recorrido del brazo se inicia desde el agarre de la pelota, donde el alumno comienza a desarrollar sensaciones y percepciones en cuanto a la familiarización con los distintos tipos de agarres en cada lanzamiento. Se debe colocar los dedos sobre la bola para mantener un dominio del agarre sobre la misma. Seguidamente el brazo se eleva hasta llegar a una altura máxima formando un ángulo de noventa grados con respecto a la posición del antebrazo. En esta fase el codo del brazo de lanzar forma un eje horizontal con respecto al hombro del mismo. El codo funciona como guía del lanzamiento y se produce posteriormente la extensión del brazo y flexión de la mano (salida de la pelota) provocando la aceleración. La flexión y el frenaje del brazo se producen durante la terminación de la técnica.

Ejercicios para el mejoramiento de la técnica del brazo

  • Lanzar la pelota accionando solamente la mano.
  • Ejecutando el lanzamiento mediante el antebrazo, muñeca y mano.
  • Lanzando con la coordinación de ambos brazos.
  • Lanzando con la utilización del antebrazo, muñeca y mano desde la posición de asalto.
  • Lanzando desde la posición de T-flexionada (codos y hombro sobre un mismo eje).
  • Realizando el movimiento completo del brazo desde el paso de lanzar.
  • Lanzando desde la posición alta de equilibrio.
  • Lanzando desde la posición baja de equilibrio.
  • Lanzando desde la posición de frente.
  • Lanzando desde la posición de lado.

La fuerza en la prevención de lesiones del brazo de lanzar

    La manera más rápida de mejorar y desarrollar la fuerza es mediante el trabajo sistemático. Esta capacidad es la base del desarrollo y el mejoramiento de la velocidad (potencia del lanzamiento). También se utiliza para el acondicionamiento de los músculos sanos y dañados. En el Béisbol se utilizan distintos tipos de fuerza (resistencia, máxima y explosiva).

    Durante la técnica del movimiento del brazo intervienen cinco grupos de músculos, tres que permiten la aceleración del brazo y dos grupos que permiten el frenaje de este. Estos grupos de músculos están compuestos biomecánicamente por cuatro palancas conformadas por las articulaciones del hombro, codo, muñeca y falange de los dedos.

    Los músculos que participan en la aceleración del brazo son los pectorales, el deltoide anterior, el tríceps, los flexores de la mano (antebrazo) y los extensores de las falanges de la mano (dedos). Durante el frenaje del brazo intervienen músculos como el dorsal, el deltoide posterior, el bíceps y los rotadores del antebrazo. Las dos terceras partes de las lesiones ocurren generalmente durante la fase de frenaje del brazo del lanzar (terminación del movimiento).

    Los medios que se pueden utilizar para mantener y desarrollar la fuerza del brazo en un lanzador de Béisbol, son las pelotas medicinales, la pelota de Béisbol, las ligas, los dumbells o las mancuernas, la barra fija, el enrollador manual, la aplicación de las pesas (acostado y sentado), ejercicios pliometricos, el trabajo en el agua, así como el propio peso del cuerpo.

El hielo en la prevención de lesiones del brazo de lanzar

    El hielo tiene un carácter terapéutico en el tratamiento de lesiones en la actividad deportiva. El frío es un analgésico por excelencia. Alivia el dolor porque reduce la sensibilidad de la zona, ya que provoca una disminución de la capacidad de los nervios para conducir los impulsos. Este método reduce el metabolismo y el flujo sanguíneo, y por tanto, la tumefacción disminuye. Reduce los esparmos al inhibir la capacidad de los músculos a la contracción. Incrementa la rigidez y disminuye la flexibilidad. Se utiliza para todo tipo de lesiones crónicas o agudas, como contusiones, esquinces, distensiones y fracturas. El frío detiene la hemorragia y reduce el dolor, los esparmos y la tumefacción. La crioterapia puede resultar beneficiosa en la fase de recuperación de una lesión. Se utiliza en estados de sobrecarga y es ideal para el tratamiento producido después del ejercicio físico como medio recuperador. El hielo se debe aplicar con un mínimo de cinco minutos y máximo de veinte minutos. Este no se debe mantener directamente sobre un punto durante más de treinta segundos.

    El hielo influye en la prevención de lesiones deportivas. Se debe aplicar en el brazo de un lanzador de Béisbol después de lanzar en el entrenamiento o el juego, sobre todo con más de 50 lanzamientos. El tiempo de crioterapia o tratamiento con el hielo se realiza sobre todo en los planos musculares que participan en la técnica del movimiento del brazo. Después de aplicado este tratamiento se debe aplicar la flexibilidad para evitar rigidez en los músculos del brazo de lanzar. Este tratamiento permite acondicionar y mantener el brazo de lanzar en perfecto estado físico.

Guía para el cuidado del brazo

  • Utilizar mangas por debajo del codo.
  • Calentar correctamente.
  • Lanzar por un solo ángulo.
  • Cubrir el brazo en los entre innings.
  • Evitar lanzar excesivamente rompimientos.
  • No lanzar con fatiga.
  • Evitar lanzar cuando se presenta una lesión en otra parte del cuerpo.
  • Mantener su forma física y corporal.
  • Depurar la técnica y mecánica adecuada.
  • Trabajar con la flexibilidad.
  • Acondicionar el brazo con el hielo después de lanzar.

Tomado de: La prevención de lesiones en los brazos de los lanzadores de béisbol categoría 15-16 años del equipo Habana

Facebook Comments