Por: Andy Lans/Trabajadores

Cuando era niño, un profesor de béisbol le dijo que no tendría futuro entre bolas y strikes, por tanto, lo recomendó al atletismo. Fue así como Jenns Reynold Fernández Alfonso, de la mano de los profesores Clara Amelia, Ricardo y Rigoberto “Tití” inició su trayectoria en el deporte rey mientras asistía diariamente al Combinado René Fraga Moreno de la ciudad de Matanzas.

Nacido el 4 de enero de 2001, Jenns debe su nombre a un nadador estadounidense de los Juegos Olímpicos de Sídney 2000. Le gusta la música, en su tiempo libre disfruta del videojuego FIFA  junto a su primo y su comida preferida son los espaguetis.

En el último Memorial Barrientos (junio 2019) implantó récord nacional juvenil en los 100 metros planos con registro de 10.14 segundos y terminó subcampeón; también formó parte del Cuba A que alcanzó la medalla de oro en el relevo 4×100. Luego, los Juegos Juveniles Nacionales le vieron coronarse con el mejor crono que jamás se haya hecho en ese certamen. Actualmente ocupa el cuarto lugar en el ranking mundial sub 20.

¿A quién tienes por ídolo en tu disciplina?

“En mi especialidad a Usain Bolt por lo que fue y es, pero en toda el área de atletismo siempre me gustó ver a Dayron Robles.”

¿Por qué no estuviste en los Juegos Panamericanos de Lima 2019?                      

“No fui porque representé a Cuba en el Campeonato Panamericano Juvenil de San José, Costa Rica. Hice la marca para estar en el relevo de los Juegos Panamericanos de Lima, pero como ahí se clasificaba para el Mundial de Catar decidieron poner un integrante con más experiencia”

¿Qué aspiraciones tenías para San José que no cumpliste?

“Acercarme o mejorar mi tiempo personal, lo que conllevaría al récord juvenil panamericano. Planeé con mi entrenador entre un 10.14 y un 10.10., pero realicé 10.37 dos veces, en el heat que gané y en la final, en la cual terminé cuarto.  Mis principales rivales fueron un estadounidense y un jamaicano que tenía delante de mí con marca personal de 10.13 cada uno.” (En este torneo el cubano debutó en el escenario internacional el día 19 de julio.)

Para la centella de Simpson, el sueño de su vida deportiva consiste en ser finalista olímpico. El apoyo familiar ha sido constante desde sus comienzos. Sus padres no se pierden una sola carrera suya en territorio nacional. Considera que todos su entrenadores lo han marcado, sin embargo, reconoce al limonareño Antonio Miguel Rendón, su mentor en la EIDE yumurina, como otro padre que le regaló el deporte.

En otras distancias como los 400, 200 y 60 metros ha incursionado con buenos resultados. Su arrancada, aceleración en los primeros 30m y su zancada (de más de dos metros) constituyen sus fortalezas.

¿Nunca te cuestionas si la vida de atleta te lleva a desperdiciar la juventud?

“Para nada, esto es lo que me gusta y para esto nací.”

Facebook Comments