Por: Fernando Ribas Reyes/ El Nuevo Día

El dos veces campeón olímpico dominicano, Félix Sánchez, ha participado como coach de los hermanos Luguelín y Juander Santos en los Juegos Panamericanos de Lima.

Sánchez dijo el pasado miércoles que Luguelín se había lastimado en las semifinales de los 400 metros lisos.

“Pero hay tiempo para el Mundial”, agregó  Sánchez sobre el evento que se celebrará a partir del 28 de septiembre.

De todos modos, Luguelín corrió el jueves la final del evento y quedó séptimo y penúltimo con tiempo de 45.71 segundos.

Mientras, Juander se cayó en una valla de la final de los 400 metros y finalizó último. Había clasificado primero a la final.

Los hermanos Santos son parte del proyecto que el conocido ‘Super Félix’ dijo que tiene con el atletismo de  República Dominicana, al que le dio nombre con la medalla de oro que conquistó en los 400 metros con vallas de los Juegos Olímpicos Atenas 2004 y con el otro oro que sumó ocho años después en Londres 2012.

“También tengo aquí el relevo de 400 metros”, agregó.

Los hermanos Santos son parte de la Academia Félix Sánchez, que el ídolo dominicano fundó hace tres años en Santo Domingo con la ayuda del gobierno dominicano.

“Me encanta. He sido entrenador toda mi carrera. Tengo mi academia. Tengo un grupo como de 20 atletas. En realidad son como 30. Algunos son novatos, otros van subiendo. Estamos contentísimos. Estamos trabajando para

seguir desarrollando el deporte en mi país”, dijo.

Sánchez, quien se retiró en el 2016, dijo que todos los sectores de dominicana están contentos con los resultados de la Academia.

“El gobierno me está ayudando. Eso es lo bueno. Todavía falta más ayuda. Siempre se puede hacer más. Lo bueno también es que no tengo resistencia. Todo el mundo está contento con los resultados y, de verdad, el nivel ha subido mucho desde que llegué, al menos en los 400 metros, en el femenino y el masculino, y aportando mi grano de conocimiento y haciendo lo que me apasiona y ayudando a la juventud a lograr sus metas”.

Los  hermanos Santos tuvieron parte de su desarrollo en la LAI. Sánchez dijo que en la academia tiene candidatos a ser becados en la liga universitaria de Puerto Rico, de donde también salió la campeona olímpica, la colombiana Catherine Ibargüen, quien anoche saltaba en estos Juegos.

Sin embargo, Sánchez dijo que hay una nueva tendencia en Dominicana en cuanto al atletismo universitario.

“Hay atletas para ir a Puerto Rico. El asunto ahora es si quieren salir. Ahora mismo se está empezando a hacer algo parecido a ese nivel (LAI). Lo bueno es que tienen oportunidad de estudiar con becas en Dominicana. Eso ayuda mucho. Eso antes no existía. Se está abriendo esa puerta. Sucede en Jamaica, en donde muchos se iban a Estados Unidos, pero ahora se está quedando. Eso es parte del proceso. Si seguimos creciendo, no todos se van a poder quedar en casa. Van a tener que ir a Estados Unidos, Puerto Rico”, dijo.

Sánchez le sigue la pista, naturalmente, a los 400 metros con vallas en su nivel mundial, el que compartió con el boricua Javier Culson.

Quien corrió 47.25 como marca personal en la prueba dijo que hay tres corredores líderes.

“Hay tres duros. Está Rai Benjamin, Kasrten Warholm y Abderrahman Samba. Ellos están lejísimos de los demás. Cuando los tres se junten será un espectáculo. Quizás no este año, que la temporada está fuera de lo normal. Pero seguro en los Juegos Olímpicos los tres pueden hacer la marca o a los tres la presión los mata”, dijo.

El Nuevo Día

Facebook Comments