El equipo cubano de balonmano femenino acaba de ganar en Lima la presea de bronce, para regresar a un podio panamericano 12 años después de aquella medalla de plata que ganaran en los Juegos Panamericanos de Río 2007.

Las cubanas vencieron a su similar de Estados Unidos en un dramático choque que terminó con marcador de 24 goles por 23 a favor de las dirigidas por Jorge Coll.

Sobre las sensaciones que deja esta actuación y el desempeño del prometedor equipo cubano, conversamos vía Facebook con el holguinero Franklin Salvador Guevara Balcazar, Comisionado Nacional y presidente de la Federación cubana de este deporte.

Su valoración sobre esta actuación

El resultado de las muchachas es sensacional. Se han crecido y se han superado a sí mismas. Es magnífica la labor del cuerpo técnico. Ellos han sabido elevar el nivel de las muchachas increíblemente en apenas un año. Por supuesto, supieron mezclar la experiencia y juventud. Hacer los cambios necesarios en el momento preciso, pero, sobre todo, supieron mantener la concentración, la motivación, la cohesión, perseverancia enfocados todo el tiempo en los objetivos previstos.

Ver al equipo subir al podio doce años después es, cuando menos, un momento soñado.

Son doce años. ¿Te imaginas todo lo que ha pasado en 12 años?  Es un equipo que se ha renovado en un 80%, y aun así ha logrado estos resultados, desde la clasificación a los JCAC hasta el mundial de Kumamoto. Este es el resultado de mucho sacrificio de técnicos y entrenadores. Fue la decisión de enfrentar la tarea con lo que teníamos. Esa historia no se puede olvidar, muchos abandonaron, algunos no creyeron, otros dudaron y los más valiente, aún con temor, plantaron cara y hoy cosechan sus frutos.

Frankin Guevara (de negro) Comisionado Nacional de Balonmano

Asumo que está feliz, porque usted no me interpela por el horario. Dicen que Lima ha vivido otra noche fría y aunque ya pasa de la 1:30 de la madrugada, me responde. ¿Está, también, satisfecho?

¿Satisfecho?, … ¡Que va!. Ese es un lujo que ya no podemos darnos, no estaríamos bien con nosotros, con nuestros seguidores, con los que nos apoyaron e incluso con los que no creyeron.

Estamos muy muy muy orgullosos de lo que hemos logrado. Estamos orgullosos de las atletas que tenemos en toda la preselección, de su compromiso, de su fidelidad, de su sensibilidad para comprender que había que empezar sin nada porque solo así lograríamos ganarnos el respeto de todos.

Estamos orgullosos del cuerpo técnico que tenemos, de esos que salieron de nuestras EIDE, alejándose de su familia, para atender esta otra familia que lleva tiempo y dedicación.

Estamos orgullosos, pero satisfechos no podemos estar, porque siempre vamos a querer un poco más. De eso se trata la alta competición, de eso se trata el lema de esta delegación, ¡¡¡SIEMPRE POR MÁS!!!

¿Sabes cómo celebró todo el cuerpo de dirección? Lo celebremos viendo balonmano y proyectando lo que vamos hacer para el mundial. Lo celebramos hablando de nuestros propósitos para Chile 2023.

Ya miramos al futuro, con la convicción de que no hay imposibles, partiendo de la proeza que estas grandes jóvenes acaban de hacer con un año de preparación. Desde ya nos estamos trazando metas. El mundial será difícil, una nueva batalla con nuevas metas, pero es nuestro primer paso para el próximo ciclo.

Esta generación tiene para mucho, pero necesita tiempo, necesita competencias de nivel, necesita pasar por más finales y juegos de alta tensión. Necesita madurar, reunir esa experiencia que solo se forja compitiendo.

Sinceramente, ¿usted cree que podíamos esperar o aspirar a algo más?

Como te decía, siempre esperamos más. Los rivales también. Cuba ha llegado a batirse con rivales de mucha más experiencia competitiva, sin embargo, aun en las derrotas hemos logrado algo importante: superarnos. Hemos mostrado que Cuba está aquí, y es un hecho que se nos ve diferente, con respeto, con cuidado.

Este miércoles (31) inicia el torneo masculino del deporte. Cuba rivaliza con Chile en el inicio de las acciones de esta disciplina. De los hombres se espera mucho, porque el grupo ha logrado unir la experiencia de al menos 10 jugadores que se desempeñan en Europa.

No obstante, los hombres van a una tarea difícil porque tanto su rival de turno como Argentina son dos de los principales equipos del continente, con participación en el recién finalizado mundial, que los coloca como favoritos de esta agrupación.

Facebook Comments