Por: José Luis López/ Cubahora

Los federativos y entrenadores cubanos de levantamiento de pesas, fueron categóricos a la hora de tributar sus vaticinios de medallas en los venideros Juegos Panamericanos, que se disputarán en Lima, Perú, del 26 de julio al 11 de agosto: será muy difícil conquistar un cetro, y el objetivo es ir en busca de una presea de plata y dos presas de bronce.

“Hasta que no lleguemos a la cita y veamos los rivales inscritos, no podemos atrevernos a dar un pronóstico real; pero un oro será bien complicado”, habían declarado.

Pero mientras ellos llegan a Lima y les dan una ojeada a las nóminas rivales, yo les brindaré el vaticinio de Cubahora… y ojalá me equivoque. Como en estas citas regionales únicamente se premia el total (la suma de los ejercicios de arranque y envión), solo destaco un nombre con posibilidades de pelear por el título: Luis Manuel Lauret (+109 kilogramos), principal exponente en la delegación de ocho pesistas que representarán a la Cuba.

En la palanqueta que se situará en la Escuela Militar de Chorrillos, sede del certamen que tendrá lugar del 27 al 30 próximos, el halterista capitalino deberá mostrar su real explosividad a la hora de realizar los levantamientos, porque tiene rivales de mucha valía.

El pasado año, el joven Lauret signó una encomiástica labor en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla, Colombia, donde ganó la medalla de oro, en disputa porfía con el local Santiago Cossío, quien también estará en Lima.

“Él es un pesista muy fuerte y de mucha experiencia. Y esto de hoy me da confianza y me permite pensar que lo puedo superar el próximo año en los Juegos Panamericanos de Lima”, nos comentaba Lauret al ganar la competencia. ¡Ojalá y se haga realizar esa premonición del capitalino!

Pero hay más. A la cercana cita regional también asistirá, entre otros forzudos, el estadounidense Cain Morgan, muy fuerte en el ejercicio de envión, con un jet (segundo movimiento) muy potente.

En el torneo pre panamericano de pesas, disputado en Guatemala hace dos meses, Morgan envió a Lauret al segundo puesto, con apenas ¡un kilogramo! de ventaja: 401 por 400. El estadounidense ganó en el envión y el cubano se impuso en arranque. 

Sin dudas, la disputa será sumamente atractiva sobre la plataforma en la Escuela Militar de Chorrillos. No hay un favorito. Lauret lo sabe… y sus rivales también.  En el duelo entre ambos será crucial la estrategia que puedan implementar sus entrenadores sobre la plataforma, en cada movimiento de arranque y envión.   

MARINA Y MONTERO EN BUSCA DE MEDALLAS

Entretanto, el vaticinio de los especialistas incluye a dos muchachas en el intento por alcanzar las dos medallas de bronce. Ellas son Marina Rodríguez (64 kg) y la juvenil Ludia Montero (49).

Marina es la pesista más avezada y deviene única fémina cubana medallista en Juegos Panamericanos, pues conquistó plata en la edición anterior de Toronto 2015. Pero este año, culminó quinta en el Torneo Panamericano disputado en Guatemala, con pálidas cotas de 96 kilogramos en arranque y 124 en envión.

La capitalina deberá superar esas alzadas si quiere salir airosa ante el empuje, entre otras, de la favorita colombiana Mercedes Isabel Pérez (101-128), Mathlynn Sasser (EE. UU, 98-129) y Maude Charron (CAN, 101-125).

En cuanto a Ludia Montero, su misión por un bronce será (casi) imposible. Sus entrenadores le ubican tercera en Lima, pero con un arranque de 80 kgs y un envión de 94 signado en la justa de Guatemala), muy poco podrá hacer contra la estadounidense Alyssa Ritchey (83-107), la dominicana Elizabeth Beatriz Pirón (82-102) y Ana Iris Segura (COL, 81-98), entre otras de buen aval.

Los restantes miembros del equipo cubano de pesas a la justa regional de Lima, son Arley Calderón (61), Olfides Sáez (96), Juan Columbié (105), así como Yaneisy Meriño (76) y Melissa Aguilera (76).

En la pasada cita de Toronto 2015, Cuba alcanzó cinco medallas, con títulos al aval de Addriel La O (77) y Yoelmis Hernández (85), dos de plata y una de bronce.  

Si hace apenas una década atrás, me “presagiaban” que hoy día comentaría algo similar, no lo hubiese creído. El levantamiento de pesas siempre fue de los deportes claves para Cuba en Juegos Panamericanos. Baste citar nombres como los de Pablo Lara, Roberto Urrutia, Daniel Núñez y William Vargas, para señalar la fuerza de la halterofilia cubana. Entonces, tributémosle nuestra confianza a este joven equipo, que irá a una fiesta deportiva con el ánimo de darlo todo sobre la plataforma. 

Facebook Comments