Ahora en los Juegos Panamericanos de Lima, por supuesto, veremos el gran talento de los deportistas cubanos, específicamente, en el atletismo, con Yarisley Silva, Denia Caballero, Yaimé Pérez, Yorgelis Rodríguez, Juan Miguel Echevarría, Jordan Díaz, Adriana Rodríguez y Liadgamis Povea, entre otros, pero también siguiendo cada movimiento de estos atletas, en las graderías de la Videna, estarán entrenadores cómo Alexander Navas, Raúl Calderón, Hilda Elisa Ramos, Gabino Arzola, Daniel Osorio, Ricardo Ponce o Yoelbi Quesada.

Claro, el talentos de los coach cubanos va más allá del ámbito nacional y en la actualidad, grandes atletas del concierto atlético mundial, reciben las orientaciones de un entrenador cubano. Así, cuando esté compitiendo la colombiana Caterine Ibargüen, veremos a un mulato santiaguero, inquieto en las preferencias de la Videna, su nombre, Ubaldo Duany, el gestor de los éxitos de la triplista cafetera, quien la ha llevado a conquistar un título olímpico y dos mundiales, pero Caterine no competirá sola, su principal oponente, la venezolana Yulimar Rojas, tendrá otro coach cubano, su nombre, Iván Lázaro Pedroso Soler, sí Iván “El Terrible”, “El Matador” o como lo queramos llamar, él de aquellos saltos descomunales y que nunca se dio por vencido, hasta el último brinco, ese es el encargado de los triunfos de Yulimar, tres títulos mundiales y una plata olímpica.

Cuando se esté celebrando el lanzamiento de la jabalina, entre los hombres, uno de los favoritos al título, debe ser el trinitario Keshorn Walcott, campeón olímpico en Londres y bronce en Río de Janeiro, entonces observaremos en el sector del graderío, correspondiente a esta prueba, al habanero Ismael Mastrapa López, siguiendo cada detalle del desenvolvimientos de Walcott, Mastrapa es el coach que ha construido la carrera deportiva del trinitario, desde sus inicios, hasta el presente y ha roto esquemas y tradiciones en esas islas, ubicadas al sur del Caribe, más conocidas por los éxitos de sus velocistas, que por los resultados en las pruebas de lanzamientos.

Se me ocurre listar ahora al brasileño Darlan Romani, un balista que, en la actual temporada anda por los 22.61 metros y que en la pasada, se convirtió en el primer latino en romper la barrera de los 22.00 metros, siendo el tercero, no estadounidense o europeo en conquistar semejante cuota, resulta que Romani, también tiene a un cubano como coach, su nombre, Justo Navarro, quien es el responsable de su formación desde la temporada 2010, cuando Darlan era un junior. Hoy el brasileño es el campeón de la Copa Continental, Ostrava 2018, además, quinto lugar olímpico en Río y un hombre que está a las puertas ingresar en el Club/23.00m.

El pasado 5 de julio, en la Diamond League de Lausana, el ecuatoriano Alex Quiñónez, ocupó la segunda plaza en los 200 metros, detrás del estadounidense Noah Lyles (19.50), pero Quiñónez, logró crono de 19.87 segundos, nuevo récord sudamericano, colocándose, entre los candidatos al título panamericano en Lima; resulta que el entrenador del ecuatoriano es el cubano Nelson Gutiérrez, también oriundo de la capital criolla y responsable de todos sus resultados, que incluye, campeón iberoamericano en Barquisimeto (100-200), campeón sudamericano en Lima (2015), titular bolivariano 2013 (100-200m) y séptimo puesto olímpico en Londres, entre otros.

En los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, a muchos entendidos le causó sorpresa, a otros, admiración, la presencia en la final de la prueba de lanzamiento del martillo (M), del mexicano Diego Alán del Real, pues los aztecas, a ese nivel, son más habituales en las especialidades de caminata y fondo, que en el sector de lanzamiento. En esa prueba, dominada tradicionalmente por europeos y asiáticos, el atrevido mexicano, fue capaz de auparse, hasta el cuarto lugar, lo cual realza aún más la labor de este atleta, pero también, la de su entrenador, el cubano Alejandro Laberdesqui, quien ha comandado la carrera deportiva del cuate Del Real.

Por último, y no por ocupar este lugar, carecen de valía, solo por cortesía, están los entrenadores cubanos que laboran en la sede de los Juegos Panamericanos Lima 2019 en Perú, los que superan la decena y tienen varios aportes en la selección que representará a la nación andina en esta cita deportiva. Aquí me voy a referir a la marchista Kimberly García, en la actualidad, la principal atleta del campo y pista local, avalada por sus tiempos y resultados en eventos foráneos, como son, el séptimo lugar en el mundial de Londres, la mejor ubicación de un representante de este país en estos eventos o el reciente triunfo en la Copa Panamericana, pues el hombre que ha dirigido la carrera de Kimberly, es el cubano Pedro Cañizares, un entrenador espirituano con excelente trayectoria dentro del atletismo, cubano y peruano.

Estos, son los más sobresalientes, pero seguro, en las preferencias del nuevo Estadio de la Videna, encontraremos varios entrenadores cubanos más (Pérez, Portal, Paz, Tartabull, Pérez, de la Torre, Molina, Madrazo, etc), y sí usted observa un anunciador-animador, también será cubano, su nombre Javier Clavelo Robinson, otra clara expresión del talento cubano.

Facebook Comments