La pista principal del Estadio Panamericano de La Habana de la marca italiana Mondo se estrenará este miércoles (24) con una competencia de exhibición que reunirá a varios de los atletas que representarán a Cuba en el atletismo de los Juegos Panamericanos de Lima.

Luego de más de un año de trabajos, que incluyeron el raspado total de la vieja superficie, la nivelación de las curvas y otros detalles necesarios para que en el futuro sea una pista homologada oficialmente, en el mismo lugar en que aconteció la cita continental de 1991 se podrá competir nuevamente.

«La pista demoró un mes y dos semanas, el montaje de la superficie total, y fue dirigido por ingenieros de la Mondo encargados de la enmarcación», comentó a JIT el director de la instalación Yerandis Mesa.

«Se detectaron los desniveles que tenían las zonas de curvas, se corrigieron otros defectos y ya está en condiciones de seguir con el resto del trabajo para que quede totalmente lista», agregó.

Esta es la tercera superficie que exhibe el estadio, luego de la inicial montada para los Juegos de La Habana 1991; y la del 2008 que se convirtió en inservible luego de más de 10 años de explotación.

La puesta ahora tiene, según comenta Yerandis sobre lo indicado por los fabricantes, un tiempo estimado de 6-7 años de duración, pero se tomarán medidas para extender ese período pues la idea es solo utilizarla para competiciones oficiales, algo que no se hizo con la anterior.

Eso podrá implementarse esta vez gracias al empeño de la Federación Cubana de Atletismo y el Inder, que antes reacondicionaron, también con una nueva superficie, la pista auxiliar o de calentamiento, distanciada apenas unos metros de la principal. Será allí donde se ejecuten todas las jornadas de entrenamiento porque tiene medidas oficiales y condiciones para esa función.

«La pista del Estadio vamos a dejarla solo para competencias, es decir las confrontaciones nacionales, la Copa Cuba, el Memorial Barrientos… y pudiera sumarse algún otro evento internacional», adelantó el directivo como portavoz de una estrategia compartida por la Comisión Nacional que encabeza la campeona olímpica del martillo de Beijing 2008 Yipsi Moreno.

Aunque es visible el cambio, solo con el nuevo suelo, a la pista le restan aún temas para considerarla terminada, como el montaje de las mallas protectoras para las áreas del disco y el martillo, la arena en los cajones de saltos horizontales y los colchones para el salto de altura y la garrocha.

Esas cuestiones están previstas y tendrán solución a corto plazo, lo mismo que el sistema de drenaje exterior, para lo cual se contrató a la empresa Aguas de La Habana, la misma que antes puso en funcionamiento los motores encargados de impulsar el líquido hacia los tanques superiores.

Los héroes de la recurepación

Respecto a la fuerza técnica que contribuyó a lo logrado, y que en el futuro seguirá laborando aquí, se mencionó a la Empresa Agroforestal de La Habana del Este y la militar EMI Granma, pero además los trabajadores de la propia instalación, muy comprometidos sobre todo con el empeño de mantenimiento de lo ya arreglado.

«Tenemos ocho trabajadores en esa función y se dividirán en dos grupos de cuatro para atender cada pista. Mantenerlas va a ser prioridad», explicó y coincidió en admitir que el tema de la seguridad es otro de los que tendrá que ser atendido con mucho interés.

«Estas son áreas muy grandes y no hay personal de seguridad para cubrir todo lo que necesitamos cuidar, por eso lo estamos haciendo nosotros mismos, los trabajadores de servicio, los entrenadores, y todo el que forma parte del atletismo», reconoció y agradeció a los muchos que han brindado su aporte para ir transitando este camino cuyo fin será siempre en pos de mayores logros para el Deporte Rey.

Mayor vida a la casa del atletismo cubano

La puesta a punto de la pista es solo una acción dentro de un cronograma de trabajo que pretende darle vida a la casa del atletismo cubano.

Yerandis Mesa adelantó que un paso inminente será devolver la funcionabilidad a la zona conocida como el motelito. Un conjunto de 18 habitaciones que forman parte del edificio principal del Estadio y que pudieran funionar -en un futuro- como alojamiento para atletas interesados en hacer bases de preparación allí.

«Por lo pronto queremos poner en óptimas condiciones tres de esos cuartos para los atletas de mayor nivel, estaríamos hablando ahora mismo de Juan Miguel Echevarría, Denia Caballero y Yaimé Pérez», agrega.

La idea va más allá y se piensa seguir con las oficinas dedicadas a la prensa –cuando hay eventos–, los pantrys, baños y otros cubículos que en la actualidad no están en funcionamiento.

El estadio Panamericano cuenta con un gimnasio de musculación estrenado hace menos de dos años, con aparatura de primer nivel, por lo que ahora tocará el turno a la reparación del de fuerza, otro aspecto que se encuentra entre las prioridades.

Con información de JIT

Facebook Comments