Especial para Cubahora

Este año, la velocidad ha vuelto a ser protagonista. Las prestaciones de nuestros hombres más rápidos han producido titulares en una prensa deportiva, ávida, como casi todo el mundo, de atestiguar la resurrección de los corredores cubanos.

Desde bien temprano en la temporada, lo hecho por Roberto Skyers y Reynier Mena, así como otros destellos de jóvenes como Arnaldo Romero, Jenns Martínez y compañía, ha dado de qué hablar; aumentando las expectativas sobre una actuación interesante de cara a unos Juegos Panamericano que, como ya hemos dicho en reiteradas ocasiones, serán altamente competitivos.

El relevo 4×100 es, precisamente, uno de los eventos sobre los que más se ha especulado -en el sentido más amplio de la palabra-; debido a desempeños individuales que podrían ser el sustento necesario para hacer caer el récord nacional de 38.00 segundos hecho por la posta que ganara la presea de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Sobre las opciones reales de los nuestros, la composición de la posta y los objetivos que persigue Cuba también en el plano individual de estas pruebas conversamos con José Alberto Sánchez, preparador de los principales protagonistas de esta historia.

Yo estoy tranquilo – me dice-, lo que ha sucedido es resultado de todo el trabajo que hemos estado y continuamos haciendo. Creo que en el rendimiento de unos y otros ha sido determinante la rivalidad que ha existido, sobre todo entre Roberto (Skyers) y Reynier (Mena). 

Sánchez trabaja con Yunisleidy de la Caridad García, que es hoy la principal figura de la velocidad cubana entre las féminas. Una atleta cuya evolución valora sobremanera, sobre todo porque está sola, y crecer así es mucho más complejo.

El profe José Alberto orienta a Roberto Skyers durante el entrenamiento. Foto: Deporcuba
El profe José Alberto orienta a Roberto Skyers durante el entrenamiento. Foto: Deporcuba

– Entorno a Roberto Skyers hay muchas dudas. Una situación que se sustenta sobre lesiones crónicas que padece y que le limitan en su rendimiento. Cree que el muchacho puede alcanzar un nivel competitivo similar al de inicios de año, cuando su rendimiento (coronado con ese registro de 9.98 segundos) nos puso a soñar

Yo pienso que sí, que puede llegar a ese estado de forma. A él lo que le frenan son esas calcificaciones que tiene, pero en sus ultimas carreras se ha sentido mejor. De todas formas, no debemos olvidar que Roberto es camagüeyano y el nivel de motivación que ha mostrado al competir allí es único. Ese tiempo es también producto de su motivación. Nuestro trabajo radica en estabilizar los resultados para que cuando los factores externos se conjuguen poder estar en condiciones de hacer cosas como esas. Trabajamos para lograr que esos no sean hechos aislados.

– Los jóvenes

Me place mucho. Estos jóvenes que están dando de qué hablar es como mirar atrás en el tiempo y verlos a ellos mismos, a Mena y Skyers. Lo único que deseo es que cuando nos sentemos, que se yo, seis años después, podamos hablar de estos muchachos con resultados de valor, tal y como ahora se habla de Mena y Skyers.

Insisto en que es el resultado directo de la rivalidad que existe; que es un componente fundamental en la explosión de los atletas. Porque los mejores resultados se alcanzan cuando hay competitividad; si no hay competencia, no hay desarrollo.

– Objetivos concretos

Mena y Skyers están inscritos para los 100 metros. En los 200 metros estará Mena con Arnaldo Romero, porque la situación de Roberto no le permite hacer tantas carreras, además de que la curva es el tramo que mayores problemas le da debido a la postura de su centro de gravedad, ya que tiene mayores problemas en el pie izquierdo. Aunque todo depende finalmente de cómo se sienta él.

La meta no es ganarle a este o a aquel. La meta es superarnos a nosotros mismos. Tenemos las medallas en la cabeza, claro, pero si no llegan, igual lo importante es morir con las botas puestas. Estar en una final allí, es una oportunidad de soñar con una semifinal mundial.

Estaré más satisfecho con un resultado que signifique la mejoría de los parámetros de mis atletas que con una medalla ganada, por ejemplo, con 10.40 segundos.

Se que la prensa lo ve de otra manera, pero yo, como técnico, tengo que verlo y valorarlo así.

– Composición del relevo

Harlyn Pérez, Reynier Mena, Roberto Skyers y Arnaldo Romero, por su orden. José Luis Gaspar estará en la reserva que asumiría la arrancada. Nosotros ahora tenemos menos progresión con el inicio de la carrera, porque a diferencia de hace un par de años, ahora tenemos tres corredores que son más fuertes en los 200 metros.

– Sobre el relevo se ha hablado mucho, y ha salido a la luz una contradicción fundamental: hay quienes apuestan por los resultados individuales como clave, mientras que otros se ponderan la coordinación y el trabajo colectivo.

Yo lo que creo es que hay que mejorar individualmente, El relevo es una consecuencia de esto, la coordinación es importante, pero creo y apuesto por que el desarrollo individual es la clave para catapultar.

 El profe José Alberto durante el entrenamiento. Foto: Deporcuba
El profe José Alberto durante el entrenamiento. Foto: Deporcuba

– En Lima habrá un nivel competitivo alto

No esperábamos otra cosa, esta zona produce a los mejores atletas del mundo en estas pruebas.

La intención de cara a los Juegos Panamericanos, evaluado como competencia fundamental, pasaba por llegar con resultados estables en el orden de los 10.06 segundos. Premisa fundamental para pensar en otras marcas sobresalientes en suelo peruano. Lo que harán nuestros corredores allí no es pronosticable, aunque está claro que apuntarse a una final en cualquiera de las pruebas individuales en que tomarán parte es una faena encomiable debido a la jerarquía de las marcas que muestran los seleccionados por naciones de alta tradición como Estados Unidos, Canadá, Jamaica, el resto de las islas del Caribe o Brasil, que viene de ganar el Campeonato Mundial de Relevos con sus hombres de la posta corta.

Facebook Comments