Texto: Lilian Cid Escalona/Cubahora

Fotos: Federación Costa Rica de Atletismo

Este fin de semana (del 19-21 de julio) se disputó en San José, Costa Rica el Campeonato Panamericano de Atletismo para menores de 20 años. Un certamen en el que Cuba culminó en la quinta plaza del medallero con 3 de oro, 5 de plata y 3 de bronce, para sumar 11 preseas con una delegación de 14 deportistas. Estados Unidos (21-19-10), Canadá (6-8-3), México (4-1-1) y Jamaica (5-7-7), se posicionaron por delante de nuestra isla.

Por Cuba se destacó Melany Matheus, dorada en el lanzamiento del disco con un disparo de 59.53 metros que constituye récord panamericano de la categoría. Superando en la disputa de preseas a la canadiense Trinity Tutti (54.87 m) y a su compañera de selección Silinda Morales(54.75 m).

Su marca borró el 59.29 metros que desde 2017 situaba a Laulauga Collins, de Estados Unidos, como recordista sub 20 de la prueba en esta área geográfica. El record del mundo de la categoría tiene matices de ser otra de esas marcas utópicas, quizás por eso se sostiene desde 1988, cuando la alemana Ilke Wyludda mandó su disco hasta los 74.40 metros.

De vuelta a lo acaecido en suelo tico, igualmente trascendió que Liz Arleen Collía se adueñó del oro en el lanzamiento del martillo. Un envío de 62.36 m le permitió a la cubanita subirse a lo más alto del podio, dejando atrás a la estadounidense Hawa Mahama (61.61 m) que llegaba como favorita. El bronce, como en el disco, quedó en casa gracias al esfuerzo de 60.15 m realizado por Alegna Osorio, una atleta de solo 17 años.

En el decatlón, Yancarlos Hernández completó 7254 puntos para hacerse con la presea áurea, por delante del estadounidense Jett Kinder (6627) y del salvadoreño Esteban Josué Ibañez (6426).

La faena del cubano incluyó registros de 10.60 (+2.5) segundos en los 100 metros, 7.21 (+2.4) metros en el salto de longitud, 12.91 metros en la impulsión de la bala, 1.87 metros en el salto de altura y 50.27 segundos en los 400 metros para completar el primer día. En la fecha conclusiva patentó resultados de 14.00 segundos en los 110 metros con vallas, 38.15 metros en el lanzamiento del disco, 4.00 metros en el salto con pértiga, 53.19 metros en el lanzamiento de la jabalina y un crono de 5:23.54 minutos en la extenuante prueba de los 1500 metros planos

Entre las féminas, Marys Adela Patterson finalizó segunda con 5420 puntos, aventajada por la estadounidense Anna Hall (5847). El resto de los plateados resultaron ser Ronald Mencia con 71.34 metros en el lanzamiento del martillo, Dabirac Pérez con 61.48 metros en el lanzamiento del disco, Andy Hecheverría con 16.31 metros y Leyanis Pérez, con 13.21m en el triple salto. En tanto, Juan Carley Vázquez ganó el bronce en la impulsión de la bala con 20.16 metros.

La actuación cubana se completó con el cuarto puesto de Jenns Fernández en los 100 metros merced a 10.37 segundos, el noveno lugar de Yuniabel Contreras en la marcha a 10km con tiempo de 52:36.10 minutos y Daily Cooper que se ubicó sexta en los 800 metros con 2:10.92 y décima en los 1500m con 4:48.29 minutos.

La delegación cubana era inferior en número a todas las que le antecedieron en el medallero de esta oportunidad. Su actuación es también menos destacada que la de la cita precedente pues Cuba, con solo 10 atletas, regresó de Trujillo con 4 títulos y 3 subtítulos en 2017, ubicada como tercera en el medallero de la lid.

Aunque está claro que los tiempos cambian, solo quisiera advertir sobre la procedencia de los mejores resultados cubanos pues estos siguen llegando por cuenta de las pruebas de campo, mayormente protagonizadas por atletas que compiten en especialidades con buen desempeño en los últimos tiempos. Ello confirma lo que ya sabemos, que tenemos que cavar más hondo y destinar mayores esfuerzos a rescatar otras tantas pruebas en las que poco a poco hemos desaparecido, o lo que puede llegar a ser peor, dado que no se vislumbra un relevo, estamos destinados a desaparecer de la élite mundial.

Facebook Comments