El saltador cubano Juan Miguel Echevarría no estará hoy sábado en la Liga del Diamante de Londres, pues junto a su entrenador Daniel Osorio han decidido concentrar todo el empeño en la preparación hacia los Juegos Panamericanos de Lima.

Campeón mundial bajo techo en 2018 y actual líder del ranking diamantino, con 23 puntos, Juan Miguel figura entre los títulos más seguros de la delegación de la Isla en la capital peruana.

«Esta parada no significa nada desde el punto de vista del Diamante. Ya encabeza la clasificación y queremos garantizar nuestra presencia en Lima y luchar por el título para nuestra delegación», comentó a JIT Osorio, convencido de que esta etapa es la más complicada para cualquier deportista.

El punto cumbre de la puesta en forma para la competencia más importante del año puede traer molestias y hasta lesiones, por la intensidad del trabajo, de ahí la necesidad de trazar estrategias para no perjudicar la meta trazada.

Hace un año Juan Miguel se perdió los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla por una lesión, un mal momento que dejó la experiencia necesaria para que no se repitan tales acontecimientos.

«Con cinco apariciones, en las que cosechamos cuatro primeros lugares y un segundo, estamos tranquilos y listos para luchar con todo en Lima», recalcó Osorio, incluyendo en esas competiciones las tres presencias en la Liga del Diamante: segundo en Estocolmo y primero en Rabat y Lausana.

Sobre la preparación actual confirmó el cierre de la etapa especial, en la cual el énfasis está en realizar ajustes a lo probado en las competiciones. El cúmulo de trabajo resulta elevado luego de meses de intensidad.

«En este momento se dan toques de estabilización de capacidades determinantes, por eso tocan intensidades que pueden provocar sensaciones de molestias y lo queremos evitar», agregó.

El salto de longitud es un evento colateral de esta parada de la Liga de Diamantes, es parte del programa de la reunión pero no forma parte de las competencias válidad para puntuar en el circuito.

Sin embargo, Londres no sentirá una total ausencia cubana, pues en la pértiga competirá Yarisley Silva, comprometida con el resultado en Lima y quien en su más reciente salida celebró la altura de 4,70 metros, esquiva hasta ahora en la temporada.

Yarisley volverá a medirse contra una de las rivales que tratará de vencer luego en la capital peruana, la venezolana Robeilys Peinado.

La británica Holly Bradshaw, la griega campeona olímpica Katerini Stefanidi y la canadiense Allysa Newman han sido anunciadas para un programa dividido entre sábado y domingo, y que incluirá exhibiciones de atletas discapacitados. 

Tomado de Jit

Facebook Comments