Foto: © Pupo/Getty Images

Roma se vistió de diamantes este 6 de junio, en su rol de anfitriona de la cuarta parada de la Liga de Diamantes en este 2019. Para Cuba, la pertiguista Yarisley Silva y el triplista Andy Díaz figuraban como únicos representantes de la Federación Cubana de atletismo.

En la capital italiana se pactaron varios duelos de interés, con destacada relevancia para el salto con pértiga entre las damas, donde la subcampeona de Londres tendría que enfrentar a al menos seis contendientes han saboreado las mieles del podio al más alto nivel en esta difícil especialidad.

Las norteamericanas Sandy Morris y Jenh Suhr, las griega Katerina Stefanidi y Nikoleta Kiriakopoulu, la rusa Anzhelika Sidorova y la venezolana Robelis Peinado serían las principales contendientes, en una de las convocatorias más exigentes que ha presentado la prueba durante esta temporada.

Así Yarisley, en su segunda presentación en Europa, se sometía a lo que pudiéramos clasificar como un ensayo de la final del mundial.

Yarisley comenzó su concurso en los 4.31 metros, altura que solventó en su primera tentativa. En la siguiente altura la pequeña pinareña necesitó de su segunda oportunidad, mientras en el 4.56 metros superó la varilla en el primer intento para ubicarse sexta en la clasificación. Justamente aquí, la campeona olímpica de Londres Jenh Suhr falló en sus tres oportunidades y se fue sin saltos.

Navas durante la competencia. Foto: www.marathonworld.it

Con la varilla a 4.66 metros, todas menos la rusa Sidorova- que no solicitó la altura- necesitaron más de un intento para conseguirlo. Silva dominó esta altura en su segundo intento, respondiéndole a Peinado que hasta ese minuto marchaba primera.

Luego la estelar Sandy Morris superó la marca para ubicarse primera. Mientras Katy Nagote, Bengtsson y Stefanidi necesitaron tres intentos para mantenerse con vida en la competencia.

Hasta ese momento, la caribeña certificaba su mejor salto de la temporada. El 4.76 se le hizo esquivo. A ella y al resto, que tuvieron que consumir el límite de intentos para contribuir al reñido espectáculo en el Olímpico de Roma.

Entonces apareció la sorpresa. La sueca Bengtsson consiguió los codiciados 4.76 metros y se proclamó campeona. Para ella este brinco es la mejor marca de su vida, por consiguiente, record nacional.

TRIPLE MUY CUBANO

La convocatoria del triple era muy cubana, aun cuando retiraron de la lista preliminar de los participantes a Jordan Díaz por lesión, la escuela cubana era el referente en esta prueba con ahora portugués Pichardo y el representante de Azerbaijan Copello, donde también aparecía el lider de la actual temporada Omar Craddock (17.68 m).

Precisamente Craddock se llevó la victoria con 17.50 metros, escoltado por Pedro Pichardo 17.47 y el también estadounidense Donald Scott 17.43 metros.

En lo que a Andy Díaz se refiere, fue sexto con 17 metros. Los consiguió en su primer intento, completando su actuación con otro brinco válido de 16,93 metros, luego erró en par de ocasiones antes de retirarse de la prueba sin consumir sus últimos dos intentos.

Para tranquilidad global, conocimos de primera mano que su retirada de la competencia no tiene que ver con ningún tipo de lesión o molestias, simplemente lo decidió tras sentirse cansado. Prefirió no forzar más sus piernas, atendiendo a que tiene compromisos de mayor importancia por delante.

MÁS DE LA FECHA

En otros duelos de la jornada destaca la actividad en el cajón de salto para la longitud femenina, con la presencia entre las damas la presencia de Caterine Ibarguen, Ivana Spanovic, Brittney Risse y Chantel Malone, líder de la actual temporada con 6.90 metros.

Electrizante estuvo la competencia en el cajón de saltos. La jovencita alemana Malaika Mihambo no creyó en el palmarés de sus contendientes y le puso aderezo a sus saltos. La alemana primeramente abrio con un 6.73 metros que tuvo respuesta inmediata en los saltos de Resse (6.75 m). Pero en la tercera ronda Mihambo se estiro hasta los 6.90 metros para igualar la marca de la temporada en poder de la caribeña Chantel Malone desde abril de este año.

En esta ocasión la respuesta al salto estuvieron en las piernas de Ibarguen que se estiró hasta los 6.87 metros, quedándose a escasos centímetros de lo mejor de la temporada hasta ese momento. Pero ante la presión de las mas experimentada la alemana puso las credeciales de su talento sobre la mesa y en la cuarta ronda clavó sus pinchos en los 7.07 metros para comandar la prueba y ponerse al frente del listado mundial.

En su último salto regaló otro formidable 6.89 metros para validar una de sus mejores presentaciones en su carrera deportiva.

En la jabalina femenina la china Lyu Hui ratificó su estado de forma y lanzó el dardo hasta los 66.47 metros para superar a la turca Eda Tugsuz (64.51 m) y la letona Lina Muze (63.72m).

En esta competencia la recordista mundial Barbara Spotakava se ubicó sexta con un disparó de 61.51 metros en su debut muy alejado de sus registros de años anteriores.

Facebook Comments