A Jennifer Suhr le señalamos que la mayoría –por no absolutizar- de sus marcas de mayor nivel son hechas en los Estados Unidos. De hecho, fuera de su tierra natal ha quedado, solo, en el umbral de los 4.80 metros. Resultado discreto para una mujer que ha superado los 5 metros en dos oportunidades y que posee el actual récord del mundo bajo techo.

A Jenn no le gusta viajar; tiene problemas de salud (digestivos) que le limitan bastante y por los cuales lo piensa demasiado antes de aventurarse a cambiar de hábitat.

Jenn, sin embargo, decidió viajar a Europa este año. Escogió la parada de Roma para medirse con la élite y mostrar, ¿por qué no?, que a sus 37 años es capaz de saltar sobre 4.90 metros y que con esa eficiencia es candidata a subirse al podio en el escenario más exigente.

La Goden Gala Pietro Menea se sucede este jueves 6 de junio y Jennifer tenía boleto de viaje para el día lunes 3; ahí empezó la travesía…

El viaje a Europa parece que tendrá que ser después….Viajar con garrochas de 15 pies se ha vuelto prácticamente imposible. Simplemente no vale la pena. Es la parte más difícil de mi trabajo…..alegaba su entrenador y esposo Rick Suhr en Facebook…

Había un infierno por delante. Un viaje que terminó por de 48, desgastantes, horas lidiando con la posibilidad latente de haberlo hecho en vano. Es una realidad que nos es transparente, a pesar de ser un factor de peso en el día a día de quienes practican esta compleja especialidad.

Esta mañana, después de 48 horas de viaje, han llegado a Roma.

https://www.facebook.com/story.php?story_fbid=2312030982209369&id=100002074680926&tra=1&refid=52&tn=%2As%2As-R

En el Olímpico de Roma, Jennifer Suhr no ha conseguido marcar. Se ha ido en blanco tras fallar tres veces en los 4.56 metros que ha elegido para iniciar su concurso y no la podemos culpar. Habría, cuando menos, que aplaudirle porque ha asumido su compromiso de actuar, cuando probablemente era plenamente consciente de que, en tales circunstancias, tenía muy poco qué ofrecer.

Desde Roma todo el mundo ha hablado de la alemana Malaika Mihambo y su buen salto de 7.07m en la prueba de longitud o de la sueca Angelica Bengtson que se ha adjudicado el primer puesto contra todos los pronósticos con 4.76 metros que elevan el récord nacional de su país, mas yo prefiero hablar de Jenn. La veterana jugadora de baloncesto que ha logrado todo garrocha en mano, protagonista hoy de esa clase de historias que, cuando las obviamos, nos hacen errar en nuestro oficio de decir.