Denia Caballero (65.10) y Yaimé Pérez (65.09), por su orden, dominaron la prueba de lanzamiento del disco en la reunión de Estocolmo perteneciente al circuito de la Liga de Diamante. Sandra Pérkovic fue quinta con discreto-para ella- resultado de 63.71 metros.

Sin transmisión televisiva se disputó la prueba de Lanzamiento del Disco para mujeres en el estadio donde las cubanas hicieron el uno-dos para firmar, ambas, un excelente comienzo competitivo extrafronteras.

Denia Caballero, ganadora con los 65.10 metros de su segundo intento (Foul, 65.10,  65.05, foul, foul y  61.27).

Yaimé Pérez, por su parte, se mostró estable en todas sus incursiones, hilvanando una secuencia que muestra los siguientes disparos: 64.36, 61.77, 64.51, 65.09, 63.08 y 63.12 metros. La estabilidad ha sido, sin dudas, el rasgo característico de la nueva Yaimé; esa que desterró las dudas y se alzó con el título del diamante el pasado año.

China, con Yang Chen (64.25) y Bin Feng (63.87) se adueñó de las tercera y cuarta posiciones mientras que Sandra Pérkovic solo pudo ser quinta

La croata hizo una competencia que no se parece demasiado a ella y se ubicó en puesto completamente inusual.

En definitiva, solo pudo conseguir dos disparos de valor: 63.46 (tercer intento) y 63.71, en el último. Lo restante se recoge en los libros como faltas (foul).

En su favor debo decir que es la primera vez que compite esta temporada, y los desajustes son lógicos. Aplaudo, además, que tiró de estirpe: primero para no irse sin registros de la competencia y segundo para mejorar en extremis. Aunque tampoco desestimo que, cuando alguien, sobre todo las cubanas, le abre fuerte, el desajuste aparece. Ella, Sandra, es una guerrera, pero puede llegar a mostrar esta ligera vulnerabilidad que ya le ha costado victorias. Al margen, nada que acotar. La temporada es joven.

En Estocolmo prosigue la actividad, el salto de longitud es una de las pruebas que se disputa en este momento.