Ariel Sainz, Presidente de la Federación Cubana de Voleibol, conversó con Sobre la Net, una Revista Digital especializada en este deporte con sede en Perú. A continuación, reproducimos los detalles de la charla sostenida con el periodista Tony Montenegro:

Cuba ha llegado a Perú con dos equipos espectaculares, el conjunto masculino sub21 y el conjunto femenino sub20. ¿Cómo ha sido el trabajo? ¿Han enfatizado en la base?

Hemos llegado acá luego de unos siete años de trabajo continuo donde la prioridad ha sido enfatizar en la formación de nuestros jugadores como reserva de una cantera que busca reinsertarse en el nivel internacional. Se ha hecho una transformación que está dando estos frutos.

Considero que ya desde años anteriores se venían obteniendo resultados, pero ahora son mucho más sólidos y convincentes.

La perspectiva es continuar la formación de jugadores para en un futuro inmediato alcanzar los espacios que desea la Federación Cubana a nivel internacional. Espacios que en algún momento se han perdido pero que estamos seguros de que los volveremos a rescatar.

El voleibol cubano ha tenido una historia espectacular a nivel internacional. ¿Qué acciones se están realizando para regresar a la élite del voleibol mundial?

En primer orden estamos haciendo algunos ajustes en los aspectos técnico-tácticos que actualicen nuestro trabajo de acuerdo a lo que se vive en el contexto internacional. La escuela cubana está vigente, pero necesita algunas modificaciones en cuanto a su estructura y forma de trabajo, sin perder el hilo conductor de su identidad que ha girado siempre entorno al desarrollo físico de los jugadores que define para el esquema de juego cubano.

El otro aspecto que se potencia es el formativo-educativo. Estamos incidiendo en el compromiso de los atletas para con la Federación y para con los objetivos competitivos que nos hemos trazado y creo que los resultados ya se van viendo.

Recordemos que Cuba tuvo una campaña compleja en los Juegos Centroamericanos, hoy hay otro nivel de voleibol presente en los equipos de la isla. ¿Cómo se maniobró para revertir la situación?

Hicimos un análisis de perspectivas de todos nuestros jugadores y a partir de ahí establecimos metas a corto, mediano y largo plazo. El resultado de esa planificación es lo que estamos viendo hoy. Cuba apuesta por una generación joven, con un desarrollo futuro que nos va a permitir escalar posiciones y estar donde, reitero, merece estar la Federación Cubana.

La calidad de los voleibolistas cubanos es incuestionable. No es secreto que hay muchos cubanos representando a otras selecciones. ¿Qué le parece la situación de Wilfredo León o Yoandy Leal, por ejemplo?

No estamos de acuerdo con esos procesos. Respetamos las decisiones de los jugadores, somos consecuentes ante ellas, pero mantenemos la firme convicción de que vamos a seguir formando jugadores que puedan suplir a estos que en algún momento estuvieron en el equipo nacional.

¿Qué hace Cuba para evitar el éxodo?

La política de contratación ha sido implementada y como resultado hay un grupo significativo de nuestros jugadores participando en otras ligas como es el caso de Argentina. Tenemos expectativas de seguir creciendo en este proceso y darle mayores oportunidades para que puedan crecer como jugadores y responder también a sus necesidades personales.

Acá en Perú hemos tenido jugadoras importantes de la selección nacional femenina. ¿Qué tan importante es que otras federaciones reciban en sus ligas a los cubanos y cubanas?

Es muy importante que el mundo abra las puertas a los jugadores cubanos. Hay que lograr un equilibrio global, no debe haber diferencias entre los cubanos y el resto. Nosotros estamos abiertos a escuchar propuestas de clubes, federaciones y ligas para seguir insertando a nuestros atletas. Perú ha sido un escenario importante en este proceso, esperamos poder traer un grupo más significativo de atletas la próxima temporada, lógicamente, en los clubes que más nos puedan favorecer con su nivel técnico.

¿Qué compromisos tiene por delante el voleibol cubano?

Estamos trabajando fuerte de cara a los eventos que están en nuestra ruta crítica. El voleibol masculino tiene compromiso con los Juegos Panamericanos y con el clasificatorio olímpico, mientras que la mujer llega con un equipo joven cuyo reto es discutir una medalla en los Juegos Centroamericanos de Panamá 2022.

Entrevista concedida por Ariel Sainz a la Revista Sobre la Net