Vuelve el José Godoy in memoriam

Vuelve el José Godoy in memoriam

El Festival de Saltos Jose Godoy In Memoriam vuelve este 2019 con una nueva edición. Esta competencia honra la memoria de José Godoy, otrora entrenador de los equipos nacionales de atletismo y entrenador del recordista mundial, Javier Sotomayor. Esta sexta edición se efectuará el próximo domingo 26 de mayo, en la pista de calentamiento del Estadio Panamericano y solo se disputará en la modalidad de salto de altura.

 Según informa Javier Sotomayor, presidente del comité organizador, las actividades competitivas tienen señalado su comienzo para  las 8:30 am y se competirá en las categorías 11-12, 13-14, 15-16, juveniles y mayores en ambos sexos.

 Este evento regresa después de cuatro años de inactividad y tiene como principal objetivo difundir e incentivar la práctica del atletismo en Cuba y de captar talentos para el equipo nacional. Como fruto de su gestión se puede mencionar la llegada al equipo nacional jóvenes figuras  como Yanisleydis Carrión (Salto de Longuitud) e Isis Kayla Guerra (Salto de Altura).

El evento vale para  rendir tributo a quien fuera su maestro y guía, tanto en el deporte como en la vida, así como contribuir a la búsqueda de nuevos talentos para el salto de altura y será una oportunidad para ver a los principales exponentes de la especialidad en Cuba.

 La última edición fue celebrada en los predios del Círculo Social Obrero Gerardo Abreu Fontán siendo un concurso sui generis donde se competió bajo sala techada, un hecho novedoso dentro de las competiciones de atletismo en Cuba. Un verdadero espectáculo deportivo que involucró a entidades, firmas comerciales e instituciones para lograr un ambiente acogedor y atractivo para los espectadores.  

El Memorial Godoy es, tal y como reza su slogan, una fiesta en las alturas, que convoca a los más jóvenes y propicia la convergencia de figuras icónicas de nuestro deporte.

 

José Godoy fue un entrenador cubano atletismo en la especialidad de salto de altura, que logra los mejores resultados en Cuba desde 1967 a la fecha, es el encargado de la reparación inicial del recordista mundial de esa especialidad, Javier Sotomayor.

Nace en la barriada habanera de Lawton en 1926. Al término de la vida en el deporte activo, labora de entrenador, al triunfo de la Revolución, estudia en la Unión Soviética, integrándose al regreso en el equipo nacional de atletismo, entidad donde permanece hasta su fallecimiento el 13 de enero de 1990.

Bajo su égida se formaron atletas de talla mundial como: Hilda Fabré, Lucía Duquet, Bernabé Luaces, Miguel Durañona, Francisco Centelles, Richard Spencer, Marino Drake y Javier Sotomayor, este ultimo plumarquista mundial en salto de altura.

En 1982 Godoy asume la preparación de Javier Sotomayor, al que más tarde se une Marino Drake, llegando a conformar un excelente dúo de saltadores de altura. Al llegar Sotomayor al grupo de Godoy, tenía como marca personal, 1.95 metros, al año siguiente ya salta 2.17 metros. 

Sobre la llegada de Javier Sotomayor al equipo nacional, expresó:

«¡Siempre partí del principio de formar primero al hombre y después al atleta. En el gimnasio adaptamos los ejercicios generales y especiales a las condiciones de un adolescente con 15 años de edad. Debo añadir que el talento de Soto era tanto, que en menos de 12 meses ya saltaba 2,17 metros!».

La compenetración en el entrenamiento y en la vida en general, abre el camino a los éxitos, en 1986 Sotomayor conquista el título mundial juvenil e implanta récord para esta categoría.

Dos años más tarde, continúan los éxitos, récord mundial al aire libre en Salamanca, España. A la par también conduce la carrera deportiva de Marino Drake, quien ya salta sobre los 2.30 metros.

Dos nuevos récords mundiales se logran en 1989,primero en el mundial bajo techo de Budapest, Hungría y durante el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Atletismo celebrado en San Juan, Puerto Rico.

Javier Sotomayor ha expresado sobre él Luego de ganar el título olímpico en Barcelona, España en 1992:

«¡Perdí al maestro, al amigo, a mi padre. Me juré a mi mismo, tragándome las lágrimas, que en los Juegos de Barcelona conquistaría el título olímpico que él tanto añoraba para mí! ¡Godoy me había acostumbrado a su estilo paternal, pero al fin y al cabo, Guillermo y yo limamos asperezas, encajamos. Y si bien es cierto que «El Viejo» me llevó a la gloria, Guillermo ha conseguido mantenerme en ella».

En otro momento, también expresó:

«Cuando miro mi pasado, sé que con Godoy mi vida dio un vuelco descomunal. El viejo no solo me enseñó a analizarme, sino me hizo consciente, desde el principio, de la necesidad de atender a las estadísticas y de que debía luchar

LA COBERTURA

www.deporcuba.com

#ConLosProtagonistas

Autor

Deporcuba

Redacción Deporcuba Sitio Web #HechoEnCuba #ConLosProtagonistas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestras actualizaciones

Únete para mantererte al tanto del acontecer deportivo contemporáneo

#ConLosProtagonistas

La suscripción se ha realizado con éxito