Las novedades sobre el dominio del balón son habituales en la parrilla informativa del deporte cubano. Ha sido así desde hace un buen tiempo, gracias –sobre todos- al protagonismo de Erick Hernández, Jhoen Lefont y Luis Carlos García, devenidos en los principales exponentes de la singular modalidad en Cuba.

Luis Carlos es el más joven de nuestros dominadores de mayor éxito, y recuerda que se involucró con esta disciplina luego de conocer las hazañas de Erick Hernández.

“Yo jugaba al fútbol desde los seis o siete años. Mi amor por el dominio del balón viene de ahí y es un deporte que practiqué hasta mis primeros años en la EIDE. Luego me fui perfilando, motivado por las hazañas de los grandes dominadores de nuestro país como Erick Hernández” – recuerda-

“Solía tocar el balón en el barrio y un buen día me fui con mi papá al Cerro Pelado en busca de Erick, no lo encontramos de primera instancia, pero luego pudimos contactar y fue son su ayuda que me inicié con más seriedad en esta disciplina”.

Dominar el balón era su hobbie. Un pasatiempo al que dedicaba todo el tiempo que podía cada día, pues tenía que estudiar en una escuela de la calle, donde el tiempo para el deporte era solo el concerniente a la Educación Física.

Al comenzar el octavo grado, logró matricular en la Escuela Secundaria Básica en el Cerro Pelado y desde ese momento pudo dedicar todas las tardes a entrenar.  

Su primera incursión de éxito en busca de un récord mundial se produce cuando cursaba el onceno grado. Dominó el balón sentado -solo con el pie derecho- y con 281 toques en un minuto superó la marca vigente que era de 241 que estaba en poder de Douglas Hernández.

“ Hice 281 toques,  lo superé pero no pudo ser homologado – rememora-. La propia inexperiencia nos hizo incumplir con algunos requisitos fundamentales para su valoración. El récord quedó ahí, pero seguí preparándome y superando marcas”.

Se mueve inquieto. Estamos en su lugar de trabajo: el Gimnasio de Spinning “La moneda cubana”, sito en la barriada de Lawton, en el municipio Diez de Octubre en La Habana. Vuelve y me dice:

“Tengo que aclarar que todo lo que se hace del dominio del balón no son récords Guinness; eso solo se logra cuando hacemos todo lo que nos indican los especialistas de Nueva York (zona a la que Cuba pertenece) para validarlos.

 A veces la misma prensa comete el error de llamar récord Guinness a todo lo que hacemos y no es así. Fíjate que el cubano que más records tiene en esta especialidad es Lefont, que debe tener unos cinco, Erick tiene 2 y yo tengo uno solo, homologado. Puedes quebrar marcas, pero si no cumples los requerimientos, no va a los libros”. – sentencia-

Los trámites para lograr el reconocimiento pasan por registrase e informarle a la directiva lo que vas a hacer. Si están de acuerdo, te avisan de todos los requisitos que debes cumplir y la información a enviar como evidencias una vez hecha la marca.

El dominio del balón no se inserta en programas deportivos globales como los Juegos Olímpicos, de ahí que la vía más trascendente que tienen sus exponentes para ser reconocidos de manera oficial son los Guinness.

Luis Carlos entrena en La moneda cubana/ Foto: Andy Bermellón

Un día de tu vida

“Mi preparación es complicada. No tengo acceso a ningún premio en metálico por eso debo trabajar. Actualmente soy instructor en este gimnasio y cuando termino mi jornada de trabajo empiezo la preparación. Yo hago un trabajo de al menos dos horas semanales, y esto me dificulta un tanto la realización de los récords. El dominio del balón me encanta, por eso lo hago, porque no me retribuye monetariamente nada.

Normalmente planifico los records con tres o cuatro meses de antelación, y en ello preveo cuestiones que ajenas al deporte que puedan afectarme.

Este deporte trabaja todos los planos musculares, hay que hacer una preparación física generalizada, porque el esfuerzo suele ser grande, tanto físico como mental.

¿Cómo planifican los récords?

Tratamos de planificarnos para que haya algún intento cada dos meses. Nos ponemos de acuerdo entre Lefont, Erick y yo para que el público vea actividad y que el dominio del balón se mantenga vivo.

A pesar de no ser un deporte atractivo, la gente lo sigue

Admito que la prensa nos ha hecho un espacio. Y de la mano de esto viene la popularidad. Si no se nos sigue más es porque realmente no contamos con el apoyo de institución alguna. Este es un deporte como el ajedrez, que las competencias se las autofinancian los atletas. Fíjate que hay hasta campeonatos del mundo en free style pero es muy difícil acceder a ellos porque ciertamente no podemos correr con todos los gastos que eso implica. Yo creo que a pesar de todo es un deporte económico, de los más económicos que he visto porque con un solo balón pueden trabajar tres personas. Creo que pudiera arraigarse más, organizar su práctica porque es muy positivo para el desarrollo del futbol acá, donde los futbolistas a veces adolecen de estas habilidades con el balón.

No hay plan de entrenamiento

El dominio es un tanto sobrenatural. Es como el Crossffit, porque nos sometemos a cargas físicas que no han sido estudiadas. La mayoría de los deportes tienen planes de entrenamiento probados, nosotros no; nosotros vamos a lo loco, ósea, trabajando empíricamente, sin especialistas dedicados a nosotros. 

El momento más difícil

Cierta vez no pude llegar a una marca que me propuse debido a una mala sincronización. La vida ahí me jugó una mala pasada porque hice dos veces el récord en entrenamiento, pero en el momento de hacerlo no pude, por problemas físicos tuve que desistir. Fue un momento complejo y me ha ayudado tanto, que siempre que voy a hacer una nueva marca, ese es el video que veo, el de esa derrota.

El mejor

Por supuesto que la mayor felicidad fue el momento en que recibí la certificación de la homologación del récord por los Guinness. Me siento orgulloso de tener ese reconocimiento.

Luis Carlos logró el reconocimiento global al propinar 306 toques al balón en un minuto, en la posición de sentado y solo con el pie derecho.
Luis Carlos logró el reconocimiento global al propinar 306 toques al balón en un minuto, en la posición de sentado y solo con el pie derecho. / Foto: Andy Bermellón Campos

¿Preferencias futbolísticas?

De niño siempre seguí al AC Milán, en sus años de gloria. Ahora he sido imbuido por la barzamania que vivimos acá y por ahí ando.

El mejor del mundo

Creo que Maradona o Pelé en sus tiempos. Cristiano y Messi son jugadores distintos, no podría tener un criterio, pero CR7 ha sido polivalente, con sus clubes y con su selección.

¿La Champions?

El Barza era favorito, pero creo que el Liverpool ahora mismo es el mejor equipo en la disputa. Mas nadie sabe, es un deporte impredecible y se viven noche mágicas.

Retos inmediatos

Empecé a prepararme fuerte, tengo pensado ejecutar un récord con 340 libras de peso tratar de dominar el balón más de 25 toques. Lo hemos planificado para julio, para principios del mes.

Es un récord peligroso, porque, aunque no debe durar más de 2 minutos, te sometes a una carga muy grande.

Aun sientes presión

Siempre hay tensión. La concentración es fundamental.

Apoyo

Mi familia es fundamental. Mi bisabuela que vive con 92 años fue un pilar. Somos una familia muy unida y su presencia en mi día a día es mi sostén.

Tu deporte, en una palabra

Fuerza

Mensaje a los que te siguen

El apoyo de la gente es muy importante, les agradezco por estar ahí…