Dariem Díaz con Alfred Galustian/ Tomada de twitter

 Texto y Fotos: Andy Bermellón Campos/Deporcuba

Dariem Díaz es un gran conversador; de palabra firme y desbordada cubanía. El hijo adoptivo de Santa Fé, en el habanero municipio de Playa despunta como un gran conocedor de las interioridades de unos de los deportes que ha conquistado a los cubanos: el fútbol.

A sus 42 años, el cubano ha pisado escenarios de renombre en este deporte y ha tenido la dicha de aprender de los mejores llevando siempre a su país, Cuba, por bandera.  

Desde el año 2017 el técnico ha tenido la oportunidad de asistir a uno de los eventos más prestigiosos sobre enseñanza y aprendizaje del fútbol a nivel mundial: la clínica de Coerver Coaching de New York .

Su conexión con Alfred Galustian (padre y cofundador de esta metodología) y su célebre método se gestó durante su estancia en la Liga profesional de Antigua y Barbuda. Allí, durante una sesión de trabajo, conoció al experimentado instructor inglés y este, interesado por el quehacer del cubano con el Club Five Island, lo invitó a formar parte la clínica.

El Coerver Coaching de New York es un evento anual que aglutina a entrenadores y atletas de todo el mundo, a fin de aprender enseñando. Se trata de conocer las especificidades de esta metodología y compartir, a la vez, las experiencias personales de cada cual.

Deporcuba conoció que Díaz andaba por La Habana, de vacaciones tras otros seis meses de trabajo en Antigua y Barbuda donde fue el encargado de dirigir la selección sub17 de aquel país, y le contactamos para conocer, de primera mano, las lecciones que ha dejado par su carrera todas las experiencias foráneas que ha tenido, así como los retos que tiene por delante.

¿Por qué el fútbol?, a pesar de la “fiebre” futbolística que nos ha atrapado en los últimos tiempos, somos un país con mayor arraigo en otras disciplinas…

El fútbol llegó a mi vida después de la pelota. (Risas). Realmente fue así. Al igual que todos los muchachos en aquellos tiempos de la década de los 1970 y 80 jugué pelota. Incluso llegué a hacerlo a nivel provincial y tengo que decir –sin faltar a la modestia- que no era de los más malos; también tenía la facilidad de desempeñarme en varias posiciones. Podía lanzar o jugar la tercera base. Tenía la ilusión jugar al béisbol, pero al concluir la categoría 11-12 años no me incluyen en ninguna preselección.

Entonces mi mamá trabajaba en la EIDE de la antigua provincia Habana (territorio que ocupan actualmente Artemisa y Mayabeque), trata de ayudarme, porque yo siempre tuve el sueño de becarme, algo muy descabellado para la mayoría, pero yo quería, tenía ese sueño. Y por supuesto quería becarme en pelota, pero al ser habanero, de Ciudad Habana no podía- en aquel momento- ejercer como pelotero en otra provincia. Pero yo con el afán de cumplir mi sueño le dije a mi mamá que no importaba en que deporte matriculaba, ya para mí la pelota había pasado a un segundo plano, solo quería becarme. Y es así como llega el fútbol a mi vida porque hago la matrícula en este deporte. Yo solo había practicado un poco de fútbol con los muchachos del barrio en La Lisa, por tanto, conocimientos como tal, los vine aprender en esos primeros años de mi adolescencia.

Yo soy una persona muy perseverante y cuando comencé en el fútbol me propuse llevarlo hasta el final. Al principio era muy malo, malísimo, pero después de pasar un curso completo -desde septiembre hasta junio- pude hacer el equipo al Campeonato de los Juegos Escolares Nacionales del año 1989.

Al año siguiente me convertí en el capitán del equipo La Habana. Al parecer tuve una evolución rápida de mi rendimiento que hizo estar en esta condición. Ya cercano a los próximos Juegos Escolares, juego el Campeonato Provincial por mi municipio y es cuando los directivos de la capital me ven y me proponen que juegue por la capital. En ese momento preguntaron de todo porque yo estaba en provincia Habana, de dónde había salido que antes no me habían visto. Entonces me preguntaron si yo quería estar en la capital y les respondí que uno de mis sueños cuando comencé en el fútbol era ponerme una CH en el pecho. En aquel entonces Miguel Ángel Lotina era el comisionado de este deporte en la capital.

Se hicieron todos los trámites para el traslado y en marzo del año 1990 voy para la EIDE Mártires de Barbados y ese mismo año integro el equipo para los Juegos Escolares de Santiago 1990, donde tuve un buen desempeño como mediocampista de contención y que me valió para integrar una preselección, que, aunque no era física, aglutinaba a los jóvenes de mayor talento y perspectiva de aquella época. Era como una especie de preselección nacional sub 15.

En el siguiente año no se realizan los Juegos Escolares, pero soy llamado a la preselección sub 17 para las eliminatorias mundialistas de la categoría, donde Cuba era la sede. Recuerdo que se realizó en Santiago de Cuba y concentración del equipo fue en Ciego de Ávila con 35 jugadores donde quedamos al final veinticuatro para integrar el equipo nacional sub 17. En el torneo quedamos cuartos, solo superado por los tres grandes de la nuestra área: México, Estados Unidos y Canadá.

Luego tuve más protagonismo dentro de los equipos de la capital de las categorías juveniles donde quedamos campeones nacionales en el año 1994, en Villa Clara. Esto fue en agosto y por mi actuación soy llamado a integrar las filas del equipo de primera categoría. Te cuento esto porque desconozco que otros jugadores hayan podido ser campeones en un mismo año en dos categorías inmediatas- juveniles y primera categoría- en el fútbol cubano y siendo titulares. Esto es como un récord que tengo y te repito desconozco que otro jugador cubano lo haya logrado. Y así fueron mis primeros años dentro del fútbol.

Hablemos del Coerver Coaching, ¿Cómo surge esta invitación?

Esto es una historia muy interesante. Yo asisto a la Liga de Antigua y Barbuda debido a que, en unos de mis entrenamientos con Ciudad de la Habana en el Fajardo, el manager del equipo que actualmente dirijo, viene a Cuba a ver un entrenamiento porque necesitaban un director para el equipo Five Island. El viene al frente del equipo nacional de futsal de Antigua y Barbuda que se encontraba en Cuba para jugar un campeonato del Caribe en la Habana.

Él ve a un equipo en las instalaciones del Fajardo entrenando y luego asistió a otras sesiones consecutivas y quedó satisfecho con el trabajo que se estaba haciendo con el equipo. En unas de sus últimas visitas, él se acerca a mí y me dice que le ha gustado el trabajo que ha visto. Es importante que la historia se sepa cómo fue. El me propone, si yo deseaba por supuesto, asumir para la temporada siguiente la dirección técnica de su club. Yo le dije que sí, que era una propuesta interesante. Se hicieron todas las coordinaciones pertinentes, se firma el contrato y parto para la liga de Antigua y Barbuda.

Ese año, el señor Alfred Galustian, que es el creador de la metodología Coerver Coaching en el mundo desde el año 1984, teoría ideada por Wiel Coerver desde los años 70 e implementada por Galustian y Charlie Cooke, dos ingleses que tuvieron participación en la Liga inglesa, uno de ellos en el Chelsea. Galustian hace 13 años asiste a esta isla caribeña a impartir este curso. Allí el pasa por todos los clubes para valorar las dinámicas de entrenamientos. Un buen día él llega a mi club, me lo presentan. Hasta ese minuto no sabía quién era. Se quedó viendo el entrenamiento. Al terminal se dirige a mí y me comunica que le había gustado. Al otro día asiste al partido del club, que ganamos 4x0, donde jugamos muy bien. Resulta que el señor Galustian le siguió dando seguimientos a nuestros entrenamientos y a las presentaciones del club en la liga. Y un buen día me invita a su hotel para hablar un asunto conmigo- hasta ese minuto seguia desconociendo quien era el señor- relacionado con mi actuación como director. Al llegar me dice: He visto a un entrenador de Europa. En ti he visto a un entrenador al más alto nivel de Europa. Yo me quedé sorprendido, le agradecí y continuamos una larga charla.

A pesar de todo aun yo desconocía con quien estaba tratando. Hasta que salí de la duda y pregunté quién era este señor. El amigo mío que se encontraba con nosotros me dice: Este señor es Alfred Galustian es el creador del método Coerver Coaching desde el año 1984 y es el único modelo de entrenamiento aprobado por FIFA. Es el metodo número uno de enseñanza del fútbol a nivel mundial. Con esta metodología a entrenado Cristiano Ronaldo, Arjeen Robeen y otros tantos reconocidos futbolistas. Recientemente Zinedine Zidane solicitó una conferencia personalizada de este método. Este método es el más utilizado para enseñar fútbol en las edades comprendidas de 4 a 16 años.

Galustian siempre pasa un mes en Antigua y continuamos en ese periodo compartiendo y sobre todo él asistiendo a mis entrenamientos. Y un día me dice que ha visto a un entrenador de elite mundial. Yo aún no me lo creo, pero si una personalidad como él lo certifica, entonces vamos por buen camino. Desde Antigua él decide invitarme a unos de los eventos más importantes que se hace todos los años: la Clínica de Coerver Coaching de New York.  

¿En qué consiste esta clínica?

En la clínica nosotros recibimos clases de Coerver Coaching. Este método se basa en aportarle herramientas y habilidades a los atletas para que tomen las mejores decisiones en la cancha ante diferentes situaciones que se le puede presentar en el partido. Las mayorías de las acciones que se ven en los partidos fútbol todas tienen una metodología para saber en qué momento emplearlas, biomecánicamente dota de una serie de recursos para que el atleta vea como poner la pierna, para que ese recurso sea más efectivo. Y en eso consiste la clínica en ofrecerles clases a los entrenadores sobre este método de enseñanza del fútbol.

A este evento asisten entrenadores de diferentes partes del mundo. En esta última edición de 2018 estuvieron presentes el director y la subdirectora de la academia de Croacia, actual subcampeón del mundo. El profesor Ante y la profesora Gilina. Ellos tienen academias en diferentes partes de mundo como en Japón, Italia, la Juventus.En ese mes que se desarrolla la clínica nosotros recibimos clases e impartimos conferencias y clases teóricas-prácticas a los muchachos que asisten al curso. Es un mes que se divide, en una semana en el Lake Placid y el resto en la Universidad de Sant Lawrence.

¿Qué experiencia te deja este curso?

Muchísimas experiencias. La primera de todas es la metodología en sí. El saber nunca ocupa espacio como dice el refrán. Aprender muchísimo de ella porque esta tiene una pirámide desarrollo bien estructurada, donde el objetivo no es solo entrenar a los atletas sino también a los entrenadores. Esto va mostrando por niveles las diferentes habilidades que pasan desde los skills (habilidades), luego el uno contra uno, el entrenamiento en parcela o en áreas específicas del terreno y así sucesivamente hasta reflejarlo en el planteamiento de un partido. Esto va en constante evolución, lo que se impartió en la clínica de 2017, ya no es igual para el próximo año.

La segunda experiencia es tener en tus manos esos conocimientos e impartirlos y ponerlos en práctica con los atletas y que estos puedan llevarse o comprender este conocimiento que le estas brindando. Por supuesto esto se comprueba mediante de test pedagógicos para comprobar si fue efectivo en la progresión de ese atleta.

La tercera es compartir todos los años con Alfred Galustian, que es una eminencia que ha enseñado a jugar al fútbol a todo el mundo. Esa metodología la implementó Alemania y fue campeón del mundo, Holanda la utiliza hace muchos años y es una de las canteras inagotables de jugadores de calidad. La tiene Japón, el Real Madrid, la Juventus recibe una clínica todos los años, es decir, que ha transitado por los mejores exponentes del fútbol mundial que conocemos.

Las experiencias con Galustian son muy curiosas. Él siempre llega en la última semana de la clínica y trabaja directamente con un grupo elite de entrenadores. A la clínica asisten cada año, alrededor de unos 30 o 35 entrenadores, de diferentes regiones del mundo. En esa primera ocasión en la que yo asistí, cuando él llegó, al dirigirse a los presentes dijo que el entrenador que iba trabajar con él esa semana era el entrenador cubano porque es master, tiene experiencia internacional y ya he visto su trabajo en Antigua. Después de cada sección de entrenamiento yo debía explicar alguna habilidad y ofrecerles a los demás entrenadores las potencialidades y las vías de cómo desarrollarla dentro del campo, en que zona utilizarla.

Trabajar con él y que me escoga a mí, en un lugar donde había entrenadores de Uruguay, Argentina, Croacia, Estados Unidos, Inglaterra con más recorrido y experiencias futbolísticas que yo.

La otra experiencia curiosa con él fue en la foto oficial del evento. En esa foto oficial siempre las personas que presiden el evento van sentados delante de todo el grupo y es entonces cuando el señor Galustian pide permiso, se para y me busca entre la multitud y me pide que se siente delante junto al comité organizador del evento y es donde salgo en la foto oficial del evento.

Y la otra gran experiencia es poder compartir e intercambiar todos los años con entrenadores de otras naciones. Este intercambio posibilita crear alianzas cognocitivas y en muchas ocasiones nos escribimos para socializar informaciones de diferentes metodologías de entrenamientos. Te puedes imaginar, yo un simple cubano entre esas personas. Y siempre lo digo, en Cuba tenemos buenos entrenadores. Actualmente nos reconocen por ser excelentes preparadores físicos, pero nos cuesta a la hora de convencer desde la posición de directores técnicos.

En la clínica yo soy un simple reflejo de la calidad de muchos colegas que están o ejercen esta función dentro del país. Yo tuve la oportunidad, lo que sucede es que el resto, no ha tenido esa oportunidad de poder brindar esos conocimientos. Estar en la clínica es una oportunidad única de compartir e intercambiar con grandes entrenadores.

Al curso asiste cada año un entrenador que es uno de los más avanzados en la metodología Coerver, el cual cariñosamente nosotros le llamamos Pete, que es precisamente unos de los entrenadores del club inglés Norwich, donde se desempeña el cubano Onel Hernández.

Esas son las experiencias más allá del aprendizaje que me ha posibilitado elevar mi nivel como entrenador en esos últimos años.

Desde el 2016 funges como entrenador del Five Island, de la Liga Premier de Antigua ¿Cómo ha sido la experiencia en este país caribeño?

En 2016 es que comienzo a trabajar con el Club Five Island. Nos encontrábamos en primera división y no en el torneo premier. El primer objetivo que se me dice a mi es que el equipo había descendido de Premier a Primera y ellos me dan la posibilidad de ascender el equipo nuevamente al torneo principal del país caribeño.

Cuando llegué el equipo estaba realmente en ruinas en todos los sentidos, desde administrativamente hasta en los sistemas de juegos. No se sabía a qué jugaban, habían descendido con seis puntos. Entonces nos dimos a la tarea de levantar la moral de ese equipo porque estaba muy deprimido. En octubre comenzamos y en las primeras cinco jornadas no ganábamos y la afición se preocupaba porque el cambio no llegaba. Yo les dije a los directivos que en diciembre el equipo iba a mejorar y si no sucedía tenían toda la facultad de despedirme. El 30 de diciembre ganamos un partido y escalamos desde el 11 puesto hasta el segundo lugar de la tabla, lugar que mantuvimos y nos dio la posibilidad de pasar directamente al torneo elite.

En Antigua el primer y segundo lugar de la primera división ascienden directamente al torneo principal, mientras tercero y cuarto van a un repechaje con el séptimo y octavo lugar de la Premier.

En esa primera temporada de haber ascendido quedamos subcampeones de la Premier y nos quedamos a 30 minutos de llevarnos la corona. Precisamente ese partido final lo ganamos 2x1, pero teníamos la posibilidad de ser campeones, si empataba o perdía el equipo contrario.  

La experiencia en este país me ha permitido crecer como entrenador, dirigir un club profesional, las exigencias que demanda esta condición, que va desde la preparación del entrenamiento hasta las exigencias de una conferencia de prensa, de un salario, un resultado que es lo que mantiene en el puesto a un director en este ámbito profesional. Nos hemos ganado un prestigio como club y como entrenador he crecido muchísimo.

También en Antigua he podido impartir tres cursos con Alfred Galustian que va todos los eneros a este país. Tuve la posibilidad de impartir junto al entrenador argentino Guillermo Hall un curso de entrenamiento contextualizado, que fue una experiencia muy diferente y donde ves otras aristas y compresión de las metodologías de entrenamientos. Para nadie es un secreto que los argentinos son excelentes entrenadores de fútbol.

Otra de las experiencias fue haber dirigido CONCACAF Champions, precisamente el torneo donde participó recientemente Santiago de Cuba. Al parecer le gustó al club Japa que ya habían ganado el año anterior con Marcel y Yenier. Coincidentemente el técnico del equipo tenía compromisos con la selección sub 20 de Antigua y depositó esa confianza en mí para dirigir al equipo en esta competición.

Recientemente conocimos que también se desempeña como entrenador principal de la selección sub 17 de este país ¿qué objetivo persigues junto al colectivo técnico y como llega la propuesta?

 Al parecer la Federación Antiguana valoró los resultados que había alcanzado en el torneo local y me asigna esta tarea de dirigir la selección nacional sub 17. Esta es mi primera experiencia con equipos nacionales. En Cuba me desempeñé como preparador físico de la selección nacional y como asistente en las categorías sub 17 y 20 respectivamente. Para este nuevo reto profesional se me da solo 23 días de preparación antes del torneo que es algo muy difícil. Los muchachos llegan a mí muy mal preparados tanto físico como táctico y tuvimos que hacer una condensación de las cargas en muy poco tiempo y con una sola sección de entrenamientos, debido a que los muchachos en las mañanas, debían asistir a clases y entonces se dificultaba la preparación en este periodo corto.

Tuvimos en la segunda semana de preparación dos encuentros amistosos en Barbados los cuales perdimos 2x0 y 3x0, lo cual nos daba a la medida de lo mal que andábamos para enfrentar un torneo clasificatorio donde estaba Belice, que para mí es un país que está haciendo un excelente trabajo, tendrán gratas noticias de este país muy pronto, Dominica y República Dominicana, que era el favorito en este torneo.

Pero los muchachos se crecieron que le ganamos a Belice 2x1, a San Kits y Nevis 3x1, en un tope en los Estados Unidos y a Dominica 7x0, que es un resultado sorprendente para un país tan pequeños como Antigua y solo perdemos, en el último tiempo, ante Dominicana 2 goles por cero. En ese partido quedamos igualados en la primera parte y en la segunda nos hacen un gol de vestuario y luego nos hacen el segundo. En los minutos finales tuvimos muchísimas oportunidades, pero fallamos. Si empatábamos teníamos la posibilidad de pasar a la siguiente fase. Con este resultado CONCACAF nos felicitó porque vio en Antigua otra cara en su fútbol y los muchachos sin ánimos de justificar, jugaron muy bien ese torneo, sobre cumpliendo las expectativas y la mala imagen que habían mostrado hacía apenas dos semanas en Barbados.

¿Se puede ser técnico sin haber pasado antes un terreno de fútbol?

Es muy complicado. Creo que los grandes jugadores no necesariamente van a ser buenos técnicos. Pero ser técnico de fútbol exitoso sin haber – por lo menos-  pisado una cancha, es decir, ser casi un técnico de laboratorio o academia, es bien complicado. Si es el caso del preparador físico puede ser depende de los modelos de entrenamientos que vayas a implementar. Ahora mismo está de moda en el fútbol la periodización táctica, que es más que hacer toda la parte física en el modelo de juego que vas hacer. En pocas palabras la parte física del entrenamiento la tienes que desarrollar con posibles situaciones de juego. Desde mi opinión para ser un técnico debes haber por lo menos jugado al fútbol. Puedes que sin haber pisado una cancha le digas a tus jugadores cuales son los detalles globales, pero los detalles mínimos serán muy difíciles porque no lo experimentaste. En la vida nada es absoluto, pero es muy difícil ser un técnico si haber pisado la cancha.

Messi, Cristiano, Pelé o Maradona ¿quién es el mejor de todos los tiempos?

Las épocas son difíciles de comparar. En verdad eso es muy difícil de determinarlo. Desde mi modesta opinión te diré que Maradona todo lo que hizo en el fútbol lo lleva al estrellato y como uno de los más grande. Pero la vida es como un todo y no puedo separar al Maradona de la cancha con el de fuera de la cancha, con el Maradona indisciplinado, por esas cosas para mi tiene un punto en contra. No puedo separarlo, la vida es tu historia y yo no puedo separarlo, otra gente sí, pero yo no.

Pelé lo vi jugar muy poco, fue un gran futbolista. Ganó tres mundiales, me quito el sombrero, muy pocos han hecho esta hazaña. Era otro fútbol, por eso siempre Sostengo que no se pueden comparar las épocas. Siempre ha tenido una actitud consecuente con la vida.

Cristiano y Messi están rindiendo a un altísimo nivel hace más de 12 años. Que es muy complicado y los ejemplos se han podido ve en esta temporada. Harry Keane tuvo una excelente temporada en 2018 y ahora se ha pasado mucho tiempo lesionado en varias ocasiones de este año. Salah también, no se ha visto igual este año y pasa porque no te lesiones y mantengas una forma física excelente todo el año. Ahora te doy mi opinión desde mi posición como técnico. Yo me identifico más con el fútbol que práctica el Barcelona. Te digo dos cosas al respecto. Messi está tocado por la barita mágica de los dioses del fútbol, es un talentazo y hace las cosas de una forma natural.

Cristiano para mí tiene un valor supremo porque es el modelo del deportista perseverante, que nunca se ha cansado de luchar, el que llega primero a los entrenamientos y el ultimo que se va. En el fútbol hay futbolistas que están tocados por la barita mágica y hay futbolistas que se hacen. Ahí Messi es el mejor en cuanto a talento y Cristiano es el mejor dentro de los perseverantes, de un jugador que aparece en los partidos importantes, que da el corazón por lo que hace, que ha llevado a su clubes y a la selección nacional a ganar grandes cosas.

Desde mi opinión yo simpatizo un poco más con el fútbol de Messi porque en una cancha él me genera más fútbol y más situaciones que Cristiano, que es un excelente rematador, que tiene un coraje tremendo, que dice que va anotar tres y los mete y siempre se entrega.

Para mi selección escogería a Messi por ese simple detalle. Genera más situaciones de juego, ofrece más asistencias, tiene gol, hala más marcas, puede jugar como falso nueve, puede jugar más abajo fuera de su posición habitual, como extremo, como enganche. Para mi ofrece un abanico más amplio de posibilidades. Cristiano me quito el sombrero por lo perseverante que es, para mí ha sido unos de los deportistas más consagrados que he podido ver, por la dedicación que le ha puesto a este deporte y es muy seguido por todos los niños en el mundo.

Si le dieran la oportunidad de armar un once de lujo ¿quiénes serían tus elegidos?

Piensa…Ahora mismo me coges un poco desprevenido, pero te diré que me gustaría en el arco a Iker Casillas. Sabemos la calidad sobrada de este meta español. Su protagonismo tanto en el Madrid como en la Selección Española. Su actuación en la final ante Holanda en el momento más oportuno. Yo tuve el placer de verlo debutar en la Champions con apenas 15 años. Le incluiría a Iker un poco el juego con los pies, que por su época no pudo desarrollarse. Tengo en mi filosofía que si puedes tener a un portero que juegue con los pies entonces tu equipo juega 11 contra 10. Que sean grandes atajadores pero que jueguen con los pies.

De lateral izquierda me decanto por Roberto Carlos, a pesar de que cedes un poco en defensa, pero con él logras otras cosas como: buen tiro libre, potencia, centros desde las bandas, velocidad. Entre los centrales me quedo con Maldini y Baresi. Una pareja de centrales italianos que quedaron subcampeones del mundo y que además de defensa eran muy buenos en cuanto a ofensiva, sobre todo Maldini que es muy bueno atacando los corners.

En lateral derecho me decanto por Cafú, por ganar un mundial, lo Capitán que fue con la selección de Brasil y por todo el fútbol que desplegaba en ofensiva y en defensa, aunque esto no era su mayor virtud. Por cierto, los brasileños fueron los que instauraron, por asi decirlo, los dos laterales ofensivos.

Sin ánimos de posiciones. Escogería tres volantes ofensivos. Me decanto por Andrea Pirlo, Zidane y Andrés Iniesta. Zidane es el jugador más grande que yo he visto en mi vida- y yo soy seguidor del fútbol brasileño- porque lo tenía todo. Pirlo porque es un maestro y te lleva los hilos y tiempos de un equipo y Andrés porque es el crack mundial, es el jugador inteligente, siempre presente, aparece en las finales, es un mago.

En cuanto a los tres delanteros dejaría fuera a mi ídolo que es Romario de Souza. Sé que me puedo equivocar, pero formaría con Messi y Cristiano. Y para acompañar a estos dos grandes futbolistas apostaría por Ronaldinho como tercer hombre en punta.

Dejo fuera a muchos grandes delanteros como: Maradona, Romario, Ronaldo, Raul González Blanco, Pelé y otros más.

Me decanto por estos dos primeros porque han mantenido una constancia de rendimiento en esta última década que es admirable. Cristiano haría de nueve, Messi de extremo derecho y Dihno por izquierda. Pongo a Ronaldihno porque él le hacía falta el fútbol. Con el renació el fútbol. Cuando se fue Zidane el fútbol tuvo como un bache de dos o tres años y esta estrella brasileña le devolvió la magia y el espíritu a este deporte. La mayoría de las habilidades que los muchachos en la calle la vieron y la aprendieron de los videos que se difundían de este futbolista. Considero que si el no hubiera aparecido el fútbol hoy no fuera lo que es. El revolucionó el fútbol desde el punto de vista de habilidades, de alegría, espectáculo. Cada día salían por los medios 7 o ocho noticias referidas a este jugador. Es cierto que fue un poco efímero, pero lo ganó todo. Considero que sin Ronaldihno la historia del fútbol estaría incompleta.

¿Podrían jugar Messi y Cristiano juntos en un mismo equipo?

Claro que sí. Los grandes jugadores se adaptan al sistema que les ponga. Por cierto, Beckham quiere llevarlos para la MLS cuando se retiren. Sería algo muy especial para el fútbol.

Está muy cerca la fase final del torneo de clubes más importante del Mundo ¿Quién ganará esta edición de la Champioms?

Soy fanático al Barca, pero me encanta el Ajax.. Me encanta porque tiene que ganarla. Para el año que viene, no podrá contar con muchos de los jugadores que hoy conforman la plantilla tulipán. Es un equipo desenfadado, que marca un renacimiento del fútbol holandés. Además, he podido conocer una noticia y que está muy relacionado con la cultura de ese país es que todos los equipos y la Liga Erevidisie se va a detener para que el Ajax pueda jugar tranquilo esta fase final del torneo. Y en esa liga existe tremenda rivalidad entre muchos equipos y que muy bien podrían oponerse a esa decisión. Este resultado es producto de la tradición que viene desde la filosofía de Johan Cryuff, de la metodología del Coerver. Ellos tienen mucho que ganar y poco que perder. Vienen de ganarle al campeón en su cancha, eliminaron a la Juve de Cristiano Ronaldo en su cancha también. No son los favoritos, pero al verlos jugar así tienen amplias posibilidades de ganar.

El otro contendiente es el Barcelona y sostengo lo que dice Guardiola que donde esté Messi hay que dar ese equipo como favorito. También han tenido una gran temporada, tiene una amplia ventaja en la liga española, ya es finalista de la Copa del Rey y tienen un equipo muy bien armado y pensado para levantar este trofeo.

El tercero por supuesto es el Liverpool porque es el subcampeón de Champions y además por la filosofía de juego de unos de los mejores entrenadores del mundo y sus resultados con el Dortmund y ahora con el Liverpool lo ponen en una posición privilegiada para definir un posible finalista o ganador de este gran torneo. 

Y si pasa de la asignatura del Barca tiene todas las papeletas para llevarse el título. Por plantilla te diría Barca o Liverpool, pero sostengo que el Ajax está para grandes cosas.

Futbolista, director técnico o comentarista deportivo ¿cuál de estas profesiones le enamora?

Risas… Del futbolista ya no puedo enamorarme. Analista deportivo, me enamora muchísimo. Al concluir la maestría quería inclinarme a hacer el doctorado o la carrera de periodismo. Pero se me presentaron otros proyectos y no pude hacerlo. Me encanta ser analista deportivo, el comentario deportivo, analizar partidos. Narrar no porque tiene otras cualidades. Me enamora la televisión, soy muy dado a los medios, la radio y ahora más con el auge de los medios en línea o alternativos, las redes sociales e internet en Cuba.

Y como director técnico se sufre muchísimo, se siente una presión constante. No te podré afirmar que estoy enamorado, pero mi profesión me encanta, por supuesto, porque mi familia es una familia de profesores. Mi madre de inglés, mi padre de física, mi hermana de historia y yo siempre le hice entender a mi mamá que yo quería dentro de lo poco o lo mucho que yo supiera, tratar de enseñarlo. Así que no me puedo poner a decidir, el fútbol es mi vida. Por cierto, aun lo juego.

Lo de analista deportivo es interesante y tengo también como meta analizar partidos para la televisión cubana y quien sabe para una gran cadena deportiva. Me gusta analizar las jugadas, darle y acercarle al televidente lo que sucede dentro de una cancha de fútbol. El analista deportivo debe haber sido por lo menos una persona que haya estado en la cancha, es muy fácil, cuestionar la decisión de un árbitro desde el otro lado de la pantalla, pero hay que haber estado ahí, para saber que se siente. Y casos como los que te digo tenemos sobrados en las grandes cadenas como. Mario Kempes por citar uno de esos ejemplos. Recientemente se conoció de la contratación de José Mourihño para narrar partidos de fútbol después de su despido del Manchester United.

Hemos hablado por –casi- dos horas, y la charla se ha enjugado por el copioso aguacero que ha llegado para refrescar esta calurosísima tarde de finales de abril.

Nos hemos citado en el Pedro Marrero. Es el templo nacional futbolístico por excelencia. Es un templo para Dariem, porque aquí jugó, y aquí también dirigió a un Club Habana (Ciudad de La Habana) que logró un nivel de convocatoria tal, que fue capaz de repletar las gradas de esta cancha en casi todos los partidos de la Liga Nacional. Sobre sus labores de dirección, retos y sueños profesionales volveremos ….

Continuará…