por: Claudio Rodríguez Otero/ Béisbol japonés.com

Hace poco tuvimos la oportunidad de conversar en el Estadio ZOZO Marine de Chiba con el toletero cubano de los Halcones de SoftBank Alfredo Despaigne, quien tuvo la amabilidad de ponernos al día con su carrera en la NPB.
 
El  bicampeón de la Serie de Japón nos habló de lo muy a gusto que se siente jugando en esta liga, de lo maravillosa que ha sido la experiencia de compartir tanto éxito con sus compatriotas y de su lento inicio de campaña, que espera corregir pronto.
   Sin embargo, lo más importante que nos reveló fue su preferencia por continuar jugando en Japón, una liga que ya conoce muy bien y a la que ya está muy bien adaptado, por encima de irse a las Grandes Ligas, si es que esa oportunidad se le llega a presentar en el futuro.
 
 
 
Esta es ya tu sexta temporada en Japón. ¿Te imaginaste alguna vez que ibas a pasar tanto tiempo en una liga tan exigente como esta?
 

   No, nunca pensé mantenerme tanto tiempo por acá, pero bueno, con el trabajo que he hecho hasta ahora he podido continuar jugando en esta liga. Este año comencé lento, pero la temporada es larga y el manager me ha dado la confianza de seguir siendo el cuarto bate del equipo, así que aquí sigo. Físicamente me siento muy bien, me he preparado bien tanto en Cuba como aquí, así que pronto espero ver los buenos resultados. Mi objetivo sigue siendo ayudar al equipo, que a pesar de que no ha estado muy bien hasta ahora ha seguido ganando porque tenemos un grupo muy bien conformado. Aquí hasta los jugadores que están en el banco pueden salir y hacer el trabajo bien.

Volviste a ser campeón de la Serie de Japón el año pasado. ¿Qué tal fue la experiencia de ganar tu segundo título en esta liga?
 
   Pienso que los dos años en los que fuimos campeones fueron los dos mejores años de mi carrera deportiva, tanto en Cuba como aquí. En Cuba, también fui campeón en esos dos años con Granma, mientras que aquí lo hice con SoftBank. Ahora lo que nos queda es enforcarnos a ver si podemos ser campeones otra vez, ganar la liga y ganar la Serie de Japón por tercer año consecutivo, que sería algo muy bueno para la franquicia.
 
Como ya lo mencionaste, no has empezado muy bien esta campaña, pero eso no es algo nuevo para ti. En años anteriores también comenzaste lento, pero después te recuperaste y terminaste con excelentes números.
 
   Sí, en casi todos los torneos en los que he participado, tanto en Cuba como aquí, los principios míos no son muy buenos. Siempre empiezo un poco discreto y después empiezo a levantar, por eso es que no estoy preocupado. Lo único que hago es seguir trabajando y seguir tratando de hacer las cosas bien. Yo sé que con el trabajo que he hecho para prepararme las cosas pronto me van a empezar a salir bien.
 
¿Qué tal ha sido la experiencia de compartir estos dos títulos que has ganado con todos los compañeros cubanos que tienes en este equipo?
 
   Ha sido algo muy bueno poder compartir esta experiencia con los otros cubanos que están en el equipo. Eso te ayuda mucho a pasar el tiempo, especialmente cuando uno pasa casi todo el año lejos de tu casa y de tu familia. Aquí nosotros nos sentimos como en familia. Ha sido una experiencia muy bonita compartir los últimos 3 años aquí con [Liván] Moinelo; con [Yurisbel] Gracial, que se incorporó el año pasado; con [Oscar] Colás, que está en las ligas menores; y con [Ariel] MIranda, que se incorporó el año pasado. Mentalmente, para uno es muy bueno tener a alguien de tu propio país compartiendo contigo y disfrutando de los triunfos que hemos logrado en estos dos años.
 
Tú eres el más veterano del grupo. ¿Qué consejos les has dado a los otros para que se adapten mejor y puedan triunfar en esta liga?
 
   Bueno, gracias a Dios Gracial tuvo un muy buen año la temporada pasada y él además tiene experiencia jugando en Canadá. Moinelo lo ha hecho muy bien aquí, a pesar de su juventud. Miranda ya tuvo experiencia en Grandes Ligas, así que todos se han adaptado muy bien. Solamente Colás, que es el más joven de todos y que está en las ligas menores, es el que debe seguir trabajando y preparándose para poder jugar en el primer equipo, que es algo que todos los cubanos que estamos aqui deseamos ver pronto. Mi consejo para él es que siga trabajando, que es la única opción para mejorar su juego, y que siga adelante en un béisbol tan exigente como este.
 
Con el acuerdo que se alcanzó entre Cuba y la MLB se abre la posibilidad para que juegues en las Grandes Ligas en el futuro, si bien el gobierno de los EEUU está trancando la partida en este momento. ¿Sigue siendo tu sueño jugar en las mayores?
 
   Pienso que para todo pelotero es un sueño jugar en el mejor béisbol del mundo. Gracias a Dios, he tenido la oportunidad de jugar en México y de jugar aquí en Japón, que es el segundo béisbol más fuerte del mundo, y ahora parece que se está abriendo la posibilidad de jugar en los Estados Unidos, pero irme para allá no está al cien por ciento en mi mente. Ya llevo muchos años aquí en Japón y me siento muy cómodo. Ya conozco todas las costumbres, conozco el béisbol de aquí y me he adaptado muy bien a todo, gracias a Dios, así que no estoy pensando en este momento en irme para allá. Por supuesto, si se me da la oportunidad, lo consideraría, pero yo esperaría primero a escuchar las ofertas de Japón. Por ejemplo, si SoftBank me quisiera renovar después de que se termine este año, que es el último de mi contrato, yo me quedaría con ellos, o firmaría con otro equipo japonés. Irme a las mayores en este momento significaría adaptarme a nuevas costumbres y a otro estilo de béisbol, sería empezar de cero otra vez. En cambio, aquí en Japón ya llevo 5 años y ya estoy adaptado a todo y conozco todas las costumbres. Jugar en Grandes Ligas sería una experiencia muy bonita, sin duda, y si se da la oportunidad, será bienvenida.
 
Es decir, de momento te sigues viendo en el béisbol japonés y mientras te ofrezcan la oportunidad te quedarías en esta liga.
 
   Así es, siempre y cuando me lo ofrezcan, continuaré jugando aquí. Me siento muy cómodo en esta liga, así que planeo quedarme por aquí a pesar de la distancia y lo lejos que estoy de mi familia y mi país.
 
¿Tienes alguna meta personal para esta temporada?
 
   Mantener la producción, eso es lo más importante, y ayudar al equipo en todo lo que pueda para ganar la tercera corona consecutiva, que es el objetivo que tenemos todos. Esperemos que todo se nos dé este año y si seguimos como estamos, no cabe duda de que podremos lograrlo.