Jordan clasificatoria Tampere 2018 - 1Por José Ramón Fabelo Corzo

Una fácil y convincente clasificación para la final de Jordan Díaz en su camino hacia el oro mundial, la clasificación también para la final de la saltadora de alto Isis K. Guerra y el cuarto lugar de la heptalonista Adriana Rodríguez matizaron la actuación cubana en el cuarto día de competencias del Campeonato Mundial Juvenil de Tampere 2018.

Una muestra de su indiscutible señorío representó el registro de 17.09 con el que Jordan Díaz cristalizó su fugaz incursión de un solo intento en el evento clasificatorio del triple salto masculino. Dejando unos 25 centímetros en la tabla, el cubano hizo lo que su propuso: asegurar en un salto su clasificación. Aun así, superó por 83 cm a Martin Lamou, segundo clasificado con 16.26 y único, junto al cubano, que superó los 16 metros. Es muy probable que en la final de mañana sábado, al igual que hoy, el cubano salga en su primer intento a asegurar la medalla de oro y procurar, a partir de ahí, lo segundo que se ha propuesto: tirarle al record mundial juvenil, para lo cual necesitaría un registro válido de 17.51 o más, algo hasta hace poco impensable para un atleta de su edad. No olvidar que Jordan estará compitiendo en la final con apenas 17 años y 141 días de edad.

Isis K. Guerra 5En horas de la mañana la saltadora de altura cubana Isis K. Guerra tuvo que recurrir al segundo mejor salto de su vida para cumplir con la cuota de clasificación exigida de 1.84. Once atletas cumplieron con la marca y sólo una, la jamaicana Lamara Distin (1.82), tuvo que ser repescada. La cubana llegó a la marca requerida después de cuatro fallos, uno a la altura de 1.77, dos en 1.80 y uno más en 1.84. De esta forma, la atleta cubana cumple con su primer cometido de llegar a la final. Su próxima meta consiste en ubicarse entre las 8 primeras, para lo cual es muy probable que tenga que igualar o superar su mejor marca de 1.87.

Adriana Rodríguez tuvo un buen evento en el salto largo, al lograr encabezar a todas las competidoras con 6.31, igualada con la líder de la competencia, Niamh Emerson. El resultado la consolidó en la segunda posición que ya traía desde el día anterior. Después de ello, pasó la cubana a la prueba de su sufrimiento, la jabalina, ubicada en el grupo B que integraban las atletas de menos alcance en este evento. Para cuando ella compitió, ya eran conocidos los resultados del grupo A, en el que dos de sus principales rivales ya habían enviado el dardo bien lejos, Sarah Lagger hasta 45.76 y la australiana Celeste Mucci con marca personal de 44.28. El primer disparo de la cubana fue un pobre 33.57, que ya la hizo descender hasta el cuarto lugar en el acumulado de ese momento (5124), por debajo de Emerson (5285), Lagger (5283) y Mucci (5163). Andaba la cubana ubicada 39 puntos debajo del tercer lugar. El segundo disparo de Adriana fue peor y ella misma lo hizo falta. En el último subió poco más de un metro, hasta 34.74, que le permitió hacer crecer su acumulado hasta 5147. Seguía siendo cuarta, pero ahora a 16 puntos del tercer lugar. Todo quedó listo para la batalla final de los 800 metros. A esta altura, la máxima aspiración de Adriana se reducía a luchar por el tercer lugar, para lo cual debía superar con suficiente ventaja a la Mucci y cuidarse de que no la alcanzara ninguna de las que venían detrás en el acumulado. Lo primero lo hizo bien, se cuidó de que la australiana no le pasara y, ya al final, apretó para vencerla con bastante diferencia de tiempo (2:24.52 por 2:29.30), que en términos de puntos representó 763 para la cubana y 702 la australiana. Pero lo que no calculó Adriana la cubana, es que su tocaya, Adriana la polaca, de apellido Sulek, quien había llegado a esa última prueba en sexto lugar con acumulado de 5009 puntos y 138 por debajo de la criolla, lograra un magnífico 2:12.38 en los 800, suficientes para borrar la diferencia que la separaba de la cubana y superarla por 29 puntos. Quedó así en cuarto lugar nuestra Adriana con 5910 puntos, por detrás de la inglesa Niamh Emerson (6253), la austriaca Sarah Lagger (6225) y la polaca Adrianna Sulek (5939). La actuación aquí de Adriana Rodríguez no puede calificarse de buena y, tanto por la complejidad de su evento, como por su talento y potencialidades, amerita un paréntesis analítico que haremos en un artículo aparte.

Además del heptalón, el Mundial Juvenil de Tampere repartió hoy medallas en otras seis especialidades. Los laureados fueron los siguientes:

Martillo masculino

Salto largo femenino

1. Jake Norris (GBR)                                80.65 1. Lea-Jasmin Riecke (GER)                6.51
2. Mykhaylo Kokhan (UKR)                 79.68 2. Ayaka Kora (JPN)                                6.37
3. Mykhailo Havryliuk (UKR)              77.71 3. Tara Davis (USA)                                 6.36

400 metros con vallas femenino

400 metros masculino

1. Zeney Van Der Walt (RSA)           55.34 1. Jonathan Sacoor (BEL)                   45.03
2. Shiann Salmon (JAM)                      56.11 2. Christopher Taylor (JAM)              45.38
3. Yasmin Giger (SUI)                           56.98 3. Chantz Sawyers (JAM)                    45.89

3000 metros con obstáculos femenino

200 metros masculino

1. Celliphine Ch. Chespol (KEN) CR  9:12.78 1. Jona Efoloko (GBR)                             20.48
2. Peruth Chemutai (UGA)                  9:18.87 2. Charles Dobson (GBR)                       20.57
3. Winfred Mutile Yavi (BRN)            9:23.47 3. Eric Harrison (USA)                            20.79

Los tres primeros países en el medallero son Kenia (4-0-1), Gran Bretaña (3-1-1) y Jamaica (2-3-2). Cuba aparece en el lugar 18 (0-1-1).

Para mañana sábado, penúltimo día del Campeonato Mundial, tendremos a 5 cubanos en competencia, tres de ellos en finales: las martillistas Yaritza Martínez y Amanda Armendáriz y el sensacional triplista Jordan Díaz, buscando título y record. En horas de la mañana saldrán a conseguir su clasificación el discóbolo Dabirac Miguel Pérez y la triplista Davisleydi Velazco.

Facebook Comments