Por Andy Bermellón Campos

Restan menos de una semana para que inicie el Campeonato del Mundo Bajo Techo, donde Cuba asistirá con siete efectivos. Mientras la comitiva cubana se prepara en suelo británico, en Cuba, la preparación rumbo a Barranquilla no se detiene. Este fin de semana continuaron los controles desde el Estadio Pedro Marrero, que a pesar de no ofrecer grandes marcas- como el fin de semana pasado- dejó algunas notas para resaltar.

El triple salto cubano vive uno de sus mejores momentos, en cuanto a la cantidad y calidad de sus exponentes. Dentro y fuera de Cuba los triplistas cubanos dan fé del prestigio de la escuela cubana de esta especialidad.

Este viernes en el estadio capitalino solo Lázaro Martínez (17.08 m) fue mas allá de los 17 metros. A pesar de tener aire a favor el guantanamero conquistó la marca en su segundo intento y buscó durante todo el concurso competitivo, mejorar sus resultados personales este año. Antes había iniciado la competencia con 17.02 metros.

En el lado opuesto el cumpleañero Jordán díaz buscaba ratificar su estado de forma y proponer un salto similar al 17.32 metros , alcanzado el fin de semana pasado que le valió como primado universal para menores de 18 años. Díaz se vio un poco ansioso en busca de grande marcas y solo se pudo estrirar hasta los 16.95 metros, aunque siempre estuvo estable sobre los 16.50 metros.

Tanto Díaz como Martínez viven en estos primeros meses excelentes duelos particulares ante la ausencia de Cristian Nápoles y Andy Díaz, que se encuentran de gira invernal en Europa. El joven habanero ha desafiado con calidad al guantanamero y en la competencia de cierre del primer macro ciclo, pactado para la ciudad de Camagüey del 14 al 16 de marzo, se espera algo similar o superior a lo visto hasta el momento.

Entre las damas solo destacó el resultado de la jovencita Davisleydis Velazco con 13,92 metros, que clasifica como el mejor salto del año para menores de 20 años. Velazco regresa de una lesión que sufriera a principio de años y es unas de las aspirantes a participar en el Campeonato Mundial Juvenil en Tampere, Finlandia.

En la pértiga se impuso Aslin Quiala con marca personal de cuatro metros. La jovencita de 19 años mejoró los 3.90 metros que tenía desde el 13 de febrero de 2016. Este año presentaba como mejor marca 3.85 metros, alcanzados la semana pasada en el Pedro Marrero y supera los 3.95 metros de la holguinera Lisa Salomón.

Quiala se une a Salomón como las alumnas de los entrenadores Alexander Navas y Rolando Palacios que vencen la barrera de los cuatro metros y deben ser junto a Alicia Laporte, las atletas que den continuidad -en un futuro no muy lejano- a los resultados alcanzados por la estelar Yarisley Silva. Una excelente noticia que se espera que ofrezca sus frutos en el próximo ciclo olímpico.

En la jornada sabatina lo más destacado corrío a cargo del duelo Lescay-Vidal en el salto largo. Este fin de semana la victoria se la agenció el campeón mundial de Nairobi 2017, Maykel Vidal, para igualar las acciones en este 2018.

El joven camagüeyano se estiró hasta los 7,87 metros, a solo un centimetro de su tope personal, sugún reporta el sitio digital Jit.

Por su parte Lester Lescay clavó sus pinchos hasta los 7,68 metros, por debajo de su desempeño de la semana anterior, que significó su marca personal de 7,91 metros. Ambos se unen a los prometedores Maykel Massó y Juan Miguel Echevarría como las principales figuras del salto longitud cubano.  Entre las muchachas, Paula Álvarez con un salto de 6,45 metros venció a Irisdaymi Herrera (6,22) y se desquitó de la derrota sufrida el viernes pasado.

#EnFotos: IV Prueba de Confrontación

Facebook Comments