Por Andy Bermellón Campos y Lilian Cid Escalona

Agustín Abril lee Deporcuba. El Comisionado Nacional de Atletismo de nuestro país navega por esta web, está al tanto de las inquietudes y toma nota de los señalamientos y sugerencias que a diario se plasman en los comentarios.

Abril es un hombre afable. De palabra fácil, aunque no rebuscada. No tiene problemas en responder interrogantes y su apego al estado de opinión que se maneja sobre su deporte es evidente.

A continuación, reproducimos los detalles de su último encuentro con nuestro equipo. Una conversación extensa que puso sobre la mesa muchos elementos sobre el quehacer actual y la proyección de trabajo que guía esta la directiva que encabeza.

2017

Insertar a la totalidad de nuestros atletas en las competencias domésticas es una de las cosas que resaltaría de este 2017. El hecho de que en la Copa Cuba y en el Memorial Barrientos hayan competido todos los atletas nuestros que estaban en condiciones de hacerlo es un logro y en ello mucho tuvo que ver la integración de estas figuras en las confrontaciones, que se realizaron en condiciones competitivas reales y con todo el rigor.

Tuvimos unos Juegos Escolares-Juveniles magníficos. Salvando las limitaciones materiales que siempre afrontamos, la calidad de este evento realizado en Las Tunas fue muy alta. Allí participó la dirección del atletismo y la totalidad de los entrenadores del equipo nacional que se encontraban en el país en ese momento. Esto es lo que nos toca hacer, hay que ir allí y ver el talento joven que hay en el país. Hay que verlo, palparlo y sobre la base de lo que se ve, valorar. Los tiempos y las marcas al final son números que no son un medidor totalmente objetivo y concluyente de la calidad y el talento.

Nuestra política de captación se basará en el seguimiento total de cada talento. Los atletas que se promuevan vienen a la escuela y luego de unas pruebas técnicas decidiremos quien atiente a cada cual. Estamos ordenando este proceso.

Tuvimos un Campeonato Mundial de Cadetes excelente. El resultado se sustenta en la preparación que se hizo y en la objetividad del trabajo. Hacia unos dos meses que habíamos decidido quienes iban a ese evento y por y para ello trabajaron. Necesariamente, su mejor resultado debía producirse allí o por lo menos, rondar los mejores resultados. Lograr esto fue el motor impulsor de la actuación histórica que tuvo Cuba allí. Lo mismo con el Panamericano Juvenil.

Toca hablar del Mundial. El Campeonato Mundial celebrado en Londres, al que Cuba acudió con 27 atletas y la misión de brindar una actuación decorosa. De allí salimos con una única medalla, el bronce de Yarisley Silva en el salto con pértiga válido para ocupar el puesto 38 en la tabla de medallas.

En materia de puntos, se acumularon 33 con nueve finalistas (1 tercer lugar, 3 cuartos, 2 quinto, 1 sexto, 1 séptimo y 1 octavo) para merecer el puesto 14 en esta clasificación que la IAAF insiste en resaltar porque muestra la calidad real del atletismo en cada nación.

Yo estoy satisfecho – dice Abril- . Nunca diría que un campeonato mundial no es una competencia fundamental. Es un absurdo no considerarlo así porque estar en un evento de este tipo es el sueño, la aspiración, de cada atleta y el equipo de profesionales que hay detrás de cada ello. Fíjate que esta competencia, junto a los Juegos Olímpicos y a la Copa Mundial de Fútbol es uno de los eventos deportivos más importantes y más trascendentales del mundo, entonces, por derecho propio es una competencia fundamentalísima. Ahora, con todo el respeto que se merece esta lid y con toda la significación que le dimos, nosotros tomamos el mundial como el primer corte de nuestro mandato (se refiere a la nueva dirección del atletismo) en el camino a los Juegos Centroamericanos. Dimos total libertad, quien hiciera su marca (la de la IAAF) iría al Mundial y así sucedió. Con ello pretendimos tener una visión real de las cualidades de cada cual y de las potencialidades de los jóvenes que, tal y como aspirábamos, fueron la mayoría.

En la tabla de puntos, Cuba se ubicó en el rango de lo que lo habíamos pensado. El fallo fue en las medallas. Las preseas del lanzamiento del disco femenino había que alcanzarlas y sobre eso estamos trabajando. Hemos hecho un análisis puntual con los entrenadores y el equipo multidisciplinario que trabaja con estas atletas. Denia y Yaimé son atletas diferentes, y sus actuaciones fueron diferentes, aunque hay que decir que ambas se quedaron por debajo de lo que tenían que hacer y sobre esa línea se realiza el análisis. Fueron cuarta y quinta en el Mundial, eso es un resultado de mucho nivel, pero ellas no estuvieron a la altura de lo que se sabe que pueden hacer. Asimismo, le faltó picante a su proyección allí. Su caída también incidió en la imagen final de Cuba en el mundial.

Yarisley Silva fue la única presea para el atletismo cubano en el Campeonato Mundial de Londres 2017

Yarisley Silva podía ser o no ser medallista. Ella se está reintegrando a la élite y esa medalla de bronce fue mucho para ella y para nosotros, porque es un paso muy importante en su camino de vuelta a la élite de la que ya fue parte. En ella confiamos ciento por ciento, tenemos confianza hoy, mañana y de cara a Tokio.

En realidad, no fue una actuación desastrosa. Me quedó con el hecho de que tuvimos nueve finalistas y esto, en el contexto del atletismo mundial, es un resultado que no podemos despreciar.

Yoandys Lecay, ¿lo hizo mal?

Mira el papel de Lescay en el relevo fue imponente y este era su principal reto. De todas maneras, es cierto que no estuvo bien en su presentación individual, en ello mucho tuvo que ver la ansiedad.

Al recordar el mundial, que actuación le provoca alegría

La de Rose Mary Almanza, que no fue finalista, pero fue otra Rose Mary. Compitió distinto, supo administrarse y esto es importante. El nivel de esta prueba hoy es enorme.

Del Campeonato Mundial Paralímpico

Quiero destacar a Omara Durand. Nos quedamos cortos con todo lo que podamos decir de ella como atleta y como persona. Omara es una fuera de serie, y la prueba es que ya hay muy pocas atletas en el mundo que deciden competir en esa modalidad porque verdaderamente no tiene rivales. Pero ella es un ejemplo de entrega, disciplina y consagración. Sus resultados no son casuales; Omara es la deportista más integral del atletismo. Así lo creo.

Como también creo que su entrenadora Miriam Ferrer y el equipo que trabaja con ella se merece todo el reconocimiento porque han creado una alianza de éxito. Y ojo, que Miriam es súper exigente.

Yunidis Castillo, ¿regresa?

Está en estos momentos en Italia. Está de visita por allá, recuperándose. Tiene un año de descanso, le dimos este año para que se rehabilite. Es su decisión si regresa al equipo o no, nosotros estamos esperando por ella porque es un símbolo también.

Facebook Comments