richer perez gana maraton internacional gatorade

Por: Lilian Cid Escalona
Foto: Cortesía del entrevistado
Richer Pérez Cobas se ha adueñado de las pruebas de largo aliento en nuestro país. Ha vencido en la pista y también en la carretera, logrando clasificarse a citas mundiales y olímpicas; sin embargo, sus inicios deportivos nada tenían que ver con esta área del campo y pista.
“Yo era saltador, pero no me iba bien” –declara a Deporcuba en entrevista concertada a través de la red social Facebook- “Entonces empecé a correr y encontré en el fondo la especialidad para mostrar mis condiciones” – prosigue, el nacido en La Habana en 1986-.
Richer se formó desde la base (de la pirámide que describe el proceso de formación deportiva en Cuba), pero el camino al Equipo Nacional fue especialmente escabroso. Recuerda haber hecho grandes sacrificios enormes, hasta el punto de soportar cargas de entrenamiento que le llevaron al límite de sus posibilidades físicas: “ Hasta me sobreentrené, porque no hacía el descanso como era, pero logré mi propósito de ser parte del equipo Cuba”
En nuestra isla hay cierta cultura de correr. Botón de muestra es el programa Marabana – MaraCuba que cada año involucra a miles de personas, sin embargo, las pruebas del llamado gran fondo, incluyendo la maratón, no han sido pródigas en resultados al más alto nivel. Pese a ello, Richer tiene propósitos ambiciosos:
“Quiero llegar a estar entre los ocho mejores en los principales eventos y como todos los atletas sueño con una medalla olímpica”.
Esta es, sin dudas, la aspiración de cualquier deportista de alto nivel. Un anhelo por el que se lucha a diario.
“Cada año tengo la meta de aumentar mi nivel. Este 2017 quiero correr por debajo de los 2h:13.00. Pienso que antes de que termine el año lo puedo lograr, mejorar mi marca personal pues en realidad pocas veces he podido correr en pruebas con condiciones favorables”
Tampoco se trata de tapar el sol con un dedo, o pensar que en el deporte de alto rendimiento el desarrollo se consigue de la noche a la mañana. La realidad, y él es consciente, es que tiene por delante un largo trecho hasta llegar a lo que, cuantitativamente, necesita para acercarse a sus sueños. En los Juegos Olímpicos de Río se ganó con tiempo de 2h: 08:44 y él, nuestro único representante, cruzó la meta en el lugar 46 con crono de 2h:18:05. Su marca personal, lograda en 2015 es de 2:17:04 horas. Lo hizo para ganar el título panamericano en los Juegos que organizó la ciudad de Toronto, Canadá; siendo esta presea la principal conquista de su carrera deportiva.

¿Te sorprendió el título panamericano?
Realmente no me sorprendió la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Toronto porque trabajamos duro, mi entrenador (Ángel E. Rodríguez Ramos) y yo, para ello. Revisamos con detalle todas las posibilidades que teníamos y lo asumimos con confianza. Había mucha gente que confiaba en mí, y aunque fue el panamericano más duro de la historia, hice mi trabajo y gracias a Dios, salió el resultado.

¿Cómo recuerdas la experiencia olímpica?

Los Juegos Olímpicos fue una experiencia inolvidable, porque aparte de ser la competencia más esperada, es una fiesta deportiva llena de emociones. Se aprende mucho en este tipo de eventos y compartir con atletas de todo el mundo te deja lecciones. Por ejemplo, yo vi el valor de la disciplina y pude confirmar que no basta con tener grandes condiciones naturales, sino que hay que esforzarse cada minuto para lograr grandes cosas.

Las pruebas de fondo no son un área especialmente pródiga para el atletismo cubano. ¿Qué factores estimas que inciden en este aspecto?
Hay que seguir trabajando en ello, buscar más atletas, ponerle más empeño al desarrollo de esta área. Creo que, aunque no es una prueba con historia puede suceder un día lo que ha sucedido con el salto con pértiga.

Y qué crees del atletismo cubano actual, de su situación general.
No es el mejor momento pero es una situación temporal porque Recursos Humanos y deseos de llegar a la élite nos sobran. Hay que trabajar por objetivos comunes porque en la unión está la fuerza.

En qué piensas que radica la fuerza de los africanos para las pruebas de fondo
Pienso que su fuerza está en la madurez, objetividad y el sacrificio tan grande que hacen en los entrenamientos.

Del Dopaje, qué opinión tienes. ¿Consideras acertada la campaña de limpieza que lleva a cabo la IAAF?

Doparse es hacer fraude. Creo que la IAAF está jugando un papel importante, primero para limpiar el deporte y segundo para prevenir sobre lo riesgoso que es para la salud utilizar cualquiera de estos procedimientos ilícitos.

Actualmente Richer reside en México. Se trasladó por motivos familiares ya que su esposa dará a luz próximamente. Esta situación lo llevó a salir del Equipo Nacional y esto, a su vez, lo dejó fuera del Campeonato Mundial de Londres para el que se había clasificado con su actuación del pasado año en Rio. Empero, Richer se aferra a sus metas. Siente que correr por Cuba es un privilegio, y no renunciará al sentimiento de orgullo que le invade cuando representa a su país natal.

Con esa filosofía vive cada día este habanero, varias veces campeón de las distintas distancias que convoca el Marabana (el Maratón más importante de Cuba) y también campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, que sueña con correr la Maratón de Berlín en tanto persigue, con cada circuito que asume, acercarse al récord nacional cubano de esta prueba. Una marca de 2h:10:53 que en diciembre de 1992 firmó Ignacio A. Cuba en Mérida.

Nota Editorial: Deporcuba contactó a Yipsi Moreno González, metodóloga de la Comisión Nacional de Atletismo, para conocer de la situación de Richer Pérez Cobas. Ella explicó que, en efecto, Richer no estará con Cuba en el cercano Campeonato Mundial ya que aun no se contempla la participación en eventos internacionales oficiales de atletas cubanos residentes en el exterior. Richer Pérez, aunque ha mostrado constantemente su interés de representar a nuestro país en cualquier competición, reside actualmente en México por problemas personales.

Facebook Comments