Por José Ramón Fabelo Corzo

Termina el período clasificatorio para el Mundial Sub 18 de Atletismo. Cuba no ha hecho aún pública la composición de su delegación, aunque él evento comienza el ya muy próximo 12 de julio. Esta situación de espera nos permite especular sobre los atletas que podrían integrar la delegación, aun a riesgo de que cuando este artículo salga a la luz, ya se conozca la integración de la delegación a la cita. De todas formas, resulta de interés el análisis. De los 59 jóvenes cubanos que alcanzaron su marca mínima, 20 se ubican entre los 8 primeros del ranking universal en sus respectivas especialidades. Sin dudas, una muy buena cifra que ojalá algún día puedan volver a emular los mayores. Sin embargo, no todos podrán estar en Nairobi.

A dos de ellos les será imposible porque en sus disciplinas Cuba ha clasificado a tres competidores entre los 8 primeros y, por reglamento, cada país puede concursar con un máximo de dos atletas por especialidad. Por esa razón ni en el triple masculino, ni en el femenino podrán asistir los tres atletas cubanos que se encuentran entre los 8 primeros. En ambos casos uno de ellos quedará en casa, tal vez como reserva.

Quedarían los otros 18 atletas que son los que más posibilidades tendrían de ser finalistas en el evento y aportar medallas y/o puntos a la delegación. Al menos ellos merecerían participar en la cita mundialista. Sin embargo, es muy probable que el tema financiero atente contra una delegación que incluya 18 atletas. De mantenerse el mismo principio de financiamiento que ha seguido la IAAF para este tipo de eventos mundiales de cadetes o juveniles, es de esperar que la máxima organización del atletismo mundial cubra los gastos de participación de 13 atletas cubanos, que es la cantidad de finalistas que tuvo nuestro país en la edición anterior de Cali, Colombia, en 2015.

Ojalá pudiera hacerse un esfuerzo y, como en otras ocasiones, lograr apoyos financieros adicionales para lograr participar con los 18 atletas. De todas formas, sea o no posible eso, podemos tener una idea del orden de posibilidades que estos atletas tienen de integrar la delegación y de lograr una buena actuación en Nairobi de acuerdo al lugar que su mejor marca ocupa en el ranking universal de la categoría y el lugar que esa misma marca le hubiera significado en el pasado mundial de Cali.

Siguiendo esos dos criterios, a continuación, se presenta una tabla en la que aparecen ordenados esos 18 atletas. Se toma en consideración que algunos de ellos tienen marcas clasificatorias en más de un evento, como Maykel Vidal, quien es primero en salto largo y décimo en 100 metros planos, y bien podría probar suerte también en la velocidad, especialidad en la que tiene una nada despreciable marca de 10.47 segundos.

Posibilidades de los Cadetes cubanos para el Campeonato Mundial de Nairobi 2017  

Facebook Comments