Ultima fecha de la Copa Cuba 2017

Por: Lilian Cid Escalona

Las cortinas de la Copa Cuba de 2017 se corrieron este viernes 17 de marzo luego de cuatro días de intensa actividad en el Estadio Panamericano de la capital cubana. Fue una edición marcada por la participación casi totalitaria de las figuras de mayor protagonismo dentro del panorama actual del atletismo cubano; cosa que se agradece. Compitieron todos los miembros de la selección nacional, exceptuado los lesionados (siete en total) y Lázaro Borges, Dayron Robles y Pedro Pablo Pichardo. Estos últimos, por decisión del colectivo técnico que ha proyectado que su preparación se centre en el segundo macrociclo, orientado al Campeonato Mundial.

Mas, al campeonato nacional cubano no le faltaron momentos para alimentar el espectáculo. Las finales de salto triple, salto de longitud y el hectómetro entre los hombres clasifican entre los eventos que suscitaron la mayor atención. En tanto, los presentes pudieron disfrutar de la participación de figuras de talla mundial como las discóbolas Denia Caballero y Yaimé Pérez, la pertiguista Yarisley Silva y los especialistas en pruebas combinadas Leonel Suárez y Yorgelis Rodríguez.

En materia de resultados, lo hecho por nuestros atletas estuvo a tono con lo que en este momento son capaces de ofrecer. Unos porque su preparación no ha llegado al tope y otros porque su nivel actual es inferior al de los atletas que dominan el panorama internacional. No obstante, independientemente de que los resultados sean o no relevantes, de estas lides siempre brotan historias, muchas, para reseñar:

• Andy Díaz fue el mejor de los triplistas en una final donde se produjeron varios saltos superiores a los 17 metros. El muchacho de 22 años se estiró hasta los 17.40 metros, marca personal, y aventajó a Cristian Nápoles (17.27 MP) y a Lázaro Martínez (17.05). Así las cosas, Cuba vuelve a tener una armada de saltadores de mucha clase. Toca trabajar en administrar sus fuerzas, cuidar su salud y planificar con certeza, pues la combinación de estos factores con la juventud de estos muchachos puede ser el arma perfecta para romper el maleficio que circunda al triple salto cubano. Esta ha sido una de las pruebas en la que los mejores resultados no llegan en la competencia fundamental. No olvidar que nuestro representativo ha de fortalecerse con el regreso de Pedro Pablo Pichardo. El santiaguero está convocado a campear por su respeto. Entre las féminas, Liadagmis Povea marcó 14.29 metros superando a Davisleidis Velazco (13.72) y Dailín Martínez (13.10). El viento también hizo de las suyas y aunque la marca le vale a la cubana para pensar en el mundial, es una cota que deberá repetir en sus venideras incursiones.

• Maykel Massó se llevó los aplausos en el salto de longitud y aunque en la prueba no hubo saltos de más de 8 metros, la afición agradeció el duelo entre Massó (7.93) y Juan Miguel Echevarría (7.92), decidido en la última ronda de saltos.

• La victoria de Roberto Skyers en los 100 metros con tiempo de 10.06 segundos. El resultado le valía al camagüeyano para convertirse en recordista de la Copa Cuba, pero el viento jugó demasiado a su favor ya que los 3.2m/s registrados son superiores a lo que permite la IAAF para validar marcas. De cualquier manera, Skyers (había hecho 10.35 segundos con -0.1m/s) en semifinales se ratifica como el principal velocista de nuestro país. En el podio le escoltaron Reynier Mena (10.14) y Harlyn Pérez (10.27). Yaniel Carrero se ubicó cuarto con 10.31 segundos.

• Los 65.57 metros que le aseguraron el triunfo en el lanzamiento del disco a Yaimé Pérez, superando a Denia Caballero que logró llevar el implemento hasta los 64.08 metros. Ambas ratificaron su  clasificación al Campeonato Mundial, toda vez que Denia había logrado la cota en la ronda de clasificación donde registró 62.74 metros, en tanto Yaimé lo había conseguido con anterioridad. El tercer puesto correspondió a Rosalina Álvarez, autora de 55.32 metros. Entre los hombres el panorama es otro, pues la salida de Jorge Fernández le ha dejado el protagonismo a jóvenes que comienzan su bregar en esta historia. La Copa Cuba se ganó con 55.66 metros. Su autor, Felix R Valle, cumplirá los 19 años esta temporada. La marca constituye con diferencias el mejor registro de su vida. En 2016 solo llegó hasta los 47.40 metros.

• Yordan O´Farrill y Roger Valentín Iribarne repitieron con tiempos inferiores a la marca de clasificación mundialista que exige la IAAF. Los vallistas hicieron el uno-dos al detener los relojes en 13.33 y 13.48 segundos, por su orden.

• Briander Rivero se convirtió en el atleta más completo de esta edición de la Copa Cuba. El decatlonista acumuló 7633 puntos para llevarse el primer lugar en un concurso que no contó con la participación de Leonel Suárez, principal figura de esta prueba en nuestra isla. El cuadro de honor lo completaron Santiago Ford y el venezolano Geormis Jaramillo con 7614 y 7603 puntos, respectivamente. A propósito de Leonel, su presencia en la Copa Cuba se redujo a incursiones individuales, entre ellas, el lanzamiento de la jabalina donde logró envío de 65.03 metros y el lanzamiento del disco con 46.37 metros.

• El granmense Yunier Foumer se adjudicó el título en los 10 000 metros con tiempo de 31:53.20 minutos, en una prueba en la que Richer Pérez solo pudo ser cuarto merced a los 33:09.28 minutos que registró. Entre las féminas se tituló Dailin Belmontes (34:59.9) con Yudileyvis Castillo (36:11.3) y Misleidy Vargas (39:17.7) como escoltas.

• Yoandy Lescay, 45.65 segundos, se coronó en los 400 metros con amplia ventaja sobre sus compañeros de equipo Osmaidel Pellicier (46.46) y Adrián Chacón (46.65). William Collazo, que había estado lesionado, finalizó cuarto con 46.61 segundos.

• Yorgelis Rodríguez ganó el salto de altura y se posicionó tercera en el salto de longitud con una nueva marca personal. La mejor heptatleta cubana se adjudicó el título en el salto de altura con 1.85 metros y clavó sus pinchos a 6.41 m de la tabla para mejorar su rendimiento personal en la longitud. Con este registro deja atrás los 6.35 metros que tenía en su haber desde 2014. Lo hecho en la última fecha de competencias en el Estadio Panamericano le habría reportado 978 puntos.

• Arialiys Josefa Gandulla rubricó el doblete. Se impuso en 100 y 200 metros con 11.33 y 23.44 segundos, respectivamente.

• Rose Mary Almanza dominó los 800m con crono de 2:00.12 minutos. Su compañero de equipo Andy González la imitó en el sector masculino. Como casi siempre, Andy no tuvo fuerte oposición. El reloj se detuvo en 1:47.28 minutos, lejos de los 1:45.90 que reclama la IAAF como cota mundialista. Pedro Acuña, 1:49.50, fue su más “cercano” perseguidor.

• Yarisley Silva ganó el salto con pértiga, aunque los 4.40m logrados aun no son suficientes para acudir a Londres en defensa de su título. Sin embargo, siendo esta la primera incursión de la campeona mundial, su entrenador se mostró conforme con la actuación de la pinareña quien realizó sus saltos con ocho pasos de carrera de impulso. Alicia Laporte (3.60) y Karelia James (3.20), completaron el podio.

• En lo relevos, se impusieron los mejores. Las postas marcadas como equipo Cuba A ganaron en todos los casos: 3:05.63 minutos marcaron los hombres del 4x400m y 3:38.34 minutos las mujeres en el 4x400m, mientras que los protagonistas de las postas cortas registraron 39.77 y 45.34 segundos, respectivamente.

Del campo y pista del Estadio Panamericano de La Habana salieron ganadores Reinier Mejías (72.10 metros en el lanzamiento del martillo), Yulenmis Aguilar (59.90 metros en el lanzamiento de la jabalina), Reynier Mena (20.79 segundos en los 200m), Zurian Hechavarría (56.79 segundos en los 400m con vallas), Yaniuvis López (17.22m en la impulsión de la bala), y Paula Beatriz Álvarez (5.59m en el salto de longitud). Asimismo, trascendió la victoria de Leandro Zamora en los 400 metros con vallas. Zamora detuvo el cronómetro en 49.94 segundos para doblegar a José Luis Gaspar que marcó 50.65 segundos.

También hubo récords; y aunque los registros no son rimbombantes si se comparan con el nivel mundial actual, la faena lleva el mérito, indispensable en esta profesión, de la superación personal de sus autores.

En definitiva, serán tres las cotas que se modificarán en los libros: el récord nacional de Milena Pérez en los 2000m con obstáculos. La atleta especializada en pruebas de largo aliento registró 6:42.86 minutos para mejorar los 6:52.70 que desde el 4 de mayo de 2002 llevaban la firma de Yenisleydis Peñalver. Entre los hombres, el villaclareño Alberto Carrero recorrió la distancia en 6:14.78 minutos para optimizar lo mejor que se había hecho en esta competición, en tanto, Ronaldo Hernández en los 10 km marcha también mejoraba el registro histórico de la Copa Cuba. El atleta oriundo de la provincia de Guantánamo recorrió la distancia en 44 minutos y 14 segundos optimizando la marca de 44.20 minutos hecha en 2016 por el artemiseño Joel Vargas.

La Copa Cuba 2017 es historia y su organización queda como carta de presentación para una nueva dirección del atletismo cubano. Un grupo de trabajo que lideran el compañero Agustín Abril, Yipsi Moreno y Roberto Apaceiro, y que tiene la meta de llevar adelante este deporte, con la disciplina como premisa fundamental.

(Especial para Cubahora)

Facebook Comments