Rio-2016-LogoPor: Lilian Cid Escalona/ Cubahora

El atletismo de los Juegos de Río está señalado para desarrollarse entre los días 12 y 21 de agosto. Transcurrirá, indiscutiblemente marcado por la ausencia de los rusos, cuya federación nacional fue vetada por la IAAF de participar en cualquier evento internacional, incluidos los Juegos Olímpicos.

Asimismo, la sombra del dopaje se extiende sobre este deporte, arrastrando consigo a decenas de atletas, incluso, del más alto nivel. En los últimos días, Kenya ha estado en el centro de atención luego de que el canal alemán ARD (el mismo que desatara el escándalo sobre Rusia) ha hecho público un material en el que se señala cómo el manager del equipo de atletismo de aquel país Michael Rotich, recibía dinero por advertir a atletas de controles sorpresivos.

Así y todo, el campo y pista no ha perdido sus galones como Deporte Rey. Se dice que es lo más esperado de los juegos y en ello mucho tienen que ver atletas como Usain Bolt o Allyson Felix, por citar un par de los que al contender en Río no solo tienen a su alcance ganar medallas en el evento deportivo más importante del planeta, sino que pueden apuntalar sus nombres en la centenaria historia del mismo.

Usain Bolt of Jamaica's leg is seen as he runs during a training session near the Athlete's village at the IAAF World Championships in Daegu August 31, 2011. REUTERS/Max Rossi   (SOUTH KOREA   Tags: SPORT ATHLETICS) ATHLETICS WORLD/

Bolt, altamente promocionado,va por tres títulos (100, 200 y 4×100); de conseguirlos llegaría a 9 y con ello igualaría en metales dorados a dos legendarios como Paavo Nurmi y Carl Lewis. Con ello lograría hilvanar una triada de oros en tres ediciones consecutivas; algo harto complejo de alcanzar dado el elevado nivel del deporte contemporáneo. El máximo ganador en el atletismo olímpico es el estadounidense Ray Ewry que entre las ediciones de 1900, 1904, 1906 y 1908 ganó 10 preseas de oro en salto de altura (4), en el salto de longitud (4) y en el salto triple (2).

Bolt tiene en su haber las victorias de 100m, 200m y 4x100m en Beijing 2008 y Londres 2012, lo que lo convierte en el mejor velocista de todos los tiempos. Una condición que busca refrendar en esta edición de la cita estival. El jamaicano es además el recordista mundial y olímpico de dichas pruebas.

Con otro ápice de excepcionalidad llega su coterránea Verónica Campbell-Brown a sus quintos Juegos Olímpicos, enlistada en los 200m y para el relevo corto. A lo largo de sus 4 participaciones, ha contendido en 9 finales y ha ganado 7 preseas: 3 de oro, 2 de plata y 2 de bronce, lo que unido a un cuarto puesto que también ostenta suma 55 unidades y es la tercera mujer que más puntos ha aportado a su país en la historia de las lides bajo los cinco aros. Un apartado que domina su coterránea (también compitió por Eslovenia) Marlene Ottey (70 unidades, 9 medallas).

Mucha expectativa ronda a Allyson Felix. Y es que la polivalente corredora estadounidense llega con cuatro títulos (+ 2 platas) y de ganar será la primera fémina que logra un quinteto de preseas de oro. Felix tiene dos oportunidades para consumar lo ya que estará tomando parte en los 400m de manera individual y como parte del relevo largo de su país. En Juegos Olímpicos son cinco las mujeres que se han subido a lo más alto del podio en cuatro ocasiones: Evelyn Ashford, Sanya Richard-Ross, Fanny Blankers Koen, Betty Cuthbert y Bärbel Eckert-Wöckel, pero solo ella tiene opciones para llegar a una quinta.

Por otro lado, habrá que seguir a Valerie Adams, Shelly-Ann Fraser-Pryce , Tirunesh Dibaba y a Barbora Špotáková todas con la posibilidad de concretar la hazaña de conseguir un tercer título olímpico al hilo en eventos individuales. Hecho inédito en la historia de estas citas estivales.

Asimismo Caterine Ibargüen, clara dominadora en el triple salto durante todo este ciclo competitivo tiene todo para coronarse y con ello, darle a Colombia la primera medalla en el atletismo de unos juegos olímpicos. La nación sudamericana solo ha logrado dos galardones: plata de Ibargüen en Londres 2012 y bronce de Ximena Restrepo (400m) en Barcelona 1992.

Otro que marca una leyenda es Jesús Ángel García Bragado. La inscripción del español para el evento de los 50 km marcha supone la séptima participación para él, con lo que iguala en presencias a Ottey, que contendió desde 1980 hasta 2004.

Tampoco se puede perder de vista a otros exponentes, entre los que me atrevo a resaltar algunos como Ezekiel Kemboi, Mohamed Farah, Renaud Lavillenie, Asbel Kiprop, Caster Semenya, Dafne Schippers, Wayde Van Niekerk y la polaca Anita Włodarczyk, que en el lanzamiento del martillo no parece tener rivales, como tampoco límites y se representa una real amenaza para el récord olímpico y para su propio récord del mundo.

Cierto es que las ausencias condicionarán la rivalidad en alguna que otra especialidad pero ello no empañará el espectáculo de un deporte que centra las expectativas a lo largo del planeta.

Facebook Comments