relevo cubano 4x100 veracruzLos relevos cubanos de cara a Río

Por: José Ramón Fabelo Corzo

Entre los cerca de 85 deportistas ya clasificados por Cuba para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro todavía no se cuentan los integrantes de los relevos cubanos en atletismo, a no ser aquellos ya clasificados en algún evento individual. Hasta el día de hoy todavía ningún relevo cubano ha garantizado su participación, aunque uno de ellos, el 4 x 400 masculino, tiene su asistencia casi asegurada; otro, el 4 x 400 femenino, tiene bastante posibilidades de clasificar con lo realizado hasta ahora y uno tercero, el 4 x 100 masculino, puede lograrlo sólo si consigue mejorar las marcas que exhibe hasta ahora. De esta puja por la clasificación queda descartado el relevo 4 x 100 femenino, muy alejado en sus resultados y en sus posibilidades actuales de lograr esa meta.

Hasta el momento tienen su boleto seguro para Río las postas de aquellos países que, en cada una de las modalidades olímpicas, quedaron ubicados entre los primeros ocho en el Mundial de Relevos realizado en Bahamas en mayo del pasado año 2015. Cuba no logró llegar a la final en ese evento con ninguno de sus relevos, razón por la cual no pudo asegurar por vía directa ningún cupo.

Un total de 16 relevos participarán en Río en cada una de las modalidades. Como ya hay 8 equipos clasificados, la disputa para el resto de los países tiene como meta asegurar una de las 8 plazas restantes disponibles. Para determinar cuáles serán esos ocho nuevos equipos, la IAAF establece un ranking que cierra el 12 de julio de 2016 y que se conforma tomando en cuenta los dos mejores tiempos de cada equipo nacional en el período clasificatorio, período que se extiende desde el 1 de mayo de 2015 al 11 de julio de 2016. Para que cualquiera de esos registros sea válido en la competencia en que se obtuvieron deben participar al menos dos equipos nacionales de diferentes países.

A dos meses del cierre del período clasificatorio, el relevo cubano masculino de 4 x 400 marcha al frente del listado de los no clasificados por vía directa, gracias al 2:59.80 de la semifinal en el Mundial de Beijing en agosto del pasado año, y al 2:59.84 que le permitió alcanzar la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto un mes antes. Ello le da un promedio de 2:59.82, superior al del equipo de Francia que marcha en segundo lugar entre los no clasificados por directo con un promedio de 2:59.945 en sus dos mejores resultados del período. Teniendo en cuenta las excelentes cuotas que exhibe el relevo cubano y el hecho de que este año todavía ninguna posta larga masculina en el mundo ha podido bajar de los 3 minutos, la concreción de la invitación de la IAAF al relevo cubano para que participe en Río es sólo cuestión de tiempo. Con la clasificación prácticamente segura, la tarea principal ahora es prepararse muy bien y llegar en la mejor forma posible a Río. Su participación en el Campeonato Iberoamericano en los próximos días será un buen termómetro para medir cómo marcha la preparación. Con la ausencia este año de Raydel Acea –quien pidió la baja del equipo y ya ha hecho alguna incursión a título personal en Europa– los encargados de representarnos en el Iberoamericano y seguramente en las Olimpiadas serán  Willian Collazo, Yoandys Lescay, Adrián Chacón, Osmaidel Pellicier y José Luis Gaspar.

4x400

La posta cubana femenina de 4 x 400 conserva también buenas posibilidades de ubicarse entre las 8 primeras de las no clasificadas por vía directa a las Olimpiadas. Sus dos mejores resultados del período son el 3:28.15 logrado en Toronto en julio de 2015 y el 3:30.94 del Mundial de Relevos de Bahamas en mayo del mismo año. La combinación de ambos resultados da un promedio de 3:29.545 que coloca al equipo cubano en el quinto puesto en este momento entre las estafetas aun no clasificadas que buscan quedar entre las 8 primeras en el listado de la IAAF. Bien le vendría a esta cuarteta probarse internacionalmente antes de la cita olímpica e incluso intentar reforzar su posición mejorando al menos uno de estos tiempos. Por eso llama la atención que no haya sido inscrita en el Campeonato Iberoamericano, una muy buena oportunidad para ello. La razón puede estar asociada al estado en que se encuentran en este momento algunas de las integrantes de la cuarteta. Yaneisi Borlot, que fue parte de las incursiones internacionales de la posta cubana el pasado año, sufrió una severa lesión que debe mantenerla fuera de competencias este año. Daysurami Bonne, figura clave hasta ahora en la posta cubana, ha tenido molestias y, a pesar de haber estado en el entrenamiento de altura en Puebla, no participó en la competencia en la que tomaron parte individualmente las demás integrantes del relevo en esta ciudad. En compensación, marcha muy bien la preparación de las otras figuras más jóvenes del relevo –Lisneidy Veitía, Gilda Casanova, Roxana Gómez y Evelyn Cipriano– y todas deben confirmar su ascenso mejorando este año sus marcas personales en los 400 metros lisos. De ellas, Veitía ya está clasificada individualmente para Río y Casanova pudiera conseguir la marca en sus próximas incursiones en los 400 metros, al tiempo que Roxana, apenas con 17 años, se prepara simultáneamente para el Mundial Juvenil de Kazán en julio próximo. Circunstancialmente pueden participar de este relevo también Sahily Diago y Zurian Hechavarría (especialistas, respectivamente, en 800 metros planos y 400 metros con vallas), ya clasificadas en sus pruebas principales para Río y que también han mejorado este año –junto a Cipriano– sus marcas personales en los 400. Ninguna de las últimas seis atletas mencionadas rebasa los 22 años de edad, lo que augura un gran fututo para el 4 x 400 femenino cubano, futuro que ya pudiera comenzar a labrarse en las Olimpiadas de Río de Janeiro.

4x4f

De los tres relevos cubanos con posibilidades de participar en Río la situación más difícil la tiene la posta de 4 x 100 masculina. El 2015 no fue un buen año para ella. Sus dos mejores tiempos de ese año datan del Mundial de Relevos de Bahamas en el mes de mayo: 38.85 en la clasificación y 39.04 en la Final B. Ello da un promedio de 38.945 que ubica a la posta cubana en el lugar 12 entre los aspirantes a ocupar una de las 8 plazas todavía disponibles para Río. Si hoy cerrara la clasificación, la cuarteta cubana quedaría afuera. Por eso la incursión en el Campeonato Iberoamericano en los próximos días reviste la mayor importancia para ella. Actualmente el ocupante del puesto 8 en el listado mundial de los no clasificados por vía directa es República Dominicana, con un promedio de 38.725 en sus dos mejores resultados del período clasificatorio. Al equipo cubano le convendría  que el Iberoamericano cuente con Semifinal y Final, es decir, con dos posibilidades de competencia. Hasta ahora el programa lo contempla, pero que se realicen ambas dependerá de la cantidad de equipos que finalmente se presenten al evento. Si la incursión es una sola, para que Cuba pueda entrar en zona de clasificación debe lograr en el Iberoamericano un tiempo inferior a 38.60. Si fueran dos las incursiones, el promedio de ambas debería ser inferior a 38.725. Todo esto contando con que los dominicanos no mejores sus propios registros. Los cubanos parecen estar en condiciones de lograr su meta. Se fueron de conjunto como equipo el pasado mes de abril a una preparación especial precisamente en República Dominicana, trabajo que debe ahora reportar sus dividendos. Los cuatro integrantes de la posta cubana que en la Final B del Mundial de Relevos de Bahamas marcaron 39.04 el 2 de mayo del año pasado (la segunda mejor marca hasta ahora contabilizada), han mejorado de allá acá sus marcas personales en los 100 metros planos: Roberto Skyers (10.17), Reynier Mena (10.17), Yaniel Carrero (10.24) y Reidis Ramos (10.39). Al grupo ahora se incorporan César Ruiz (10.45 este año y 10.34 como marca personal en 2014) y el juvenil Edel Amores, quien consiguiera este año marca personal de 10.47. También es éste un relevo de futuro. El mayor de ellos es Skyers con 24 años hasta noviembre. Ninguno de los otros sobrepasa los 21 años y Amores todavía no cumple los 18. Alcanzar ahora la clasificación a las Olimpiadas sería la ratificación de sus potencialidades para el próximo ciclo olímpico.

4x100

Facebook Comments