Ibarguen__Caterine_17854_5558bd3151Por: Ángel Cruz/ Tomado de Carros de Fuego

El 5 de agosto de 2012 la colombiana Caterine Ibargüen, conocida como La Pantera Negra, se clasificó segunda en el triple salto de los Juegos Olímpicos de Londres. Llegó a 14,80 metros, pero la kazaja Olga Rypakova saltó 18 centímetros más y se llevó la victoria y el oro. Aquella fue la última derrota de Caterine, una antigua saltadora de altura que coincidió en la alta competición con Ruth Beitia, aunque nunca obtuvo resultados de alto nivel en el salto vertical.

Ibargüen va camino de los cuatro años sin conocer la derrota y eso la convierte en la atleta (hombre o mujer) con mayor racha victoriosa entre los deportistas actuales. Este viernes compite en Doha, en la reunión inaugural de la Diamond League, ese circuito espléndido que alimenta maravillosamente el ránking mundial.

Caterine Ibargüen nació en Apartadó, en la provincia de Antioquía, una zona mundialmente conocida por sus plantaciones de bananas, y fue criada por su abuela, Ayola Rivas, porque sus padres se separaron cuando era niña. Su madre, Francisca, era cocinera en las minas de oro de Antioquía y su padre, Williams, vivía en Venezuela.

Su primer deporte fue el voleibol, pero a partir de los doce años se inclinó por el atletismo y concretamente por el salto de altura. Recibió una beca para entrenarse con el técnico cubano Jorge Luis Alfaro en Villa Deportiva Antonio Roldán Betancour, en Medellín. Luego pasó a entrenarse con la también cubana Regla Sandrino.

Fue olímpica en Atenas 2004 y acudió a los Mundiales al aire libre de Helsinki 2005 y Berlín 2009 y en pista cubierta de Moscú 2006, donde coincidió con Ruth Beitia, pero nunca pasó de la calificación y jamás saltó más de 1,85 metros.

Vista su escasa progresión internacional cambió el salto vertical por los horizontales y más concretamente por el triple. No brilló aún en los Mundiales Júniors de Kingston, aquellos en los que explotó Usain Bolt, un atleta de su misma generación. Tampoco destacó en los Mundiales en pista cubierta de Moscú 2006 y no se clasificó para los Juegos Olímpicos de Pekín, lo que le hizo dudar de sus posibilidades y pensó, incluso, en dejar el atletismo.

Decidió trasladarse a Puerto Rico para estudiar puericultura en la Universidad Metropolitana y cambió de técnico, pero siguió confiando en los entrenadores cubanos, de gran prestigio internacional. Esta vez se trataba de Ubaldo Duany.

El gran salto adelante lo dio en 2011 y en los Mundiales de Daegu consiguió la medalla de bronce. A partir de ahí todo fueron alegrías, porque también lo fue la plata en Londres 2012, evidentemente: era la segunda para su país, tras el bronce logrado por Ximena Restrepo en los 400 metros de Barcelona 1992. Aquélla fue su última derrota. Una síntesis de su historial la tenéis más abajo.

CATERINE IBARGÜEN, EN DATOS

Nació el 12 de febrero de 1984 en Apartadó (Antioquía, Colombia)

Mide 1,80 metros y pesa 65 kilos

Juegos Olímpicos

Londres 2012: Plata

Mundiales

Daegu 2011: Bronce

Moscú 2013: Oro

Pekín 2015: Oro

El programa de la Diamond League

Mayo

6: Doha

14: Shanghai

22: Rabat

28: Eugene

Junio

2: Roma

5: Birmingham

9: Oslo

16: Estocolmo

Julio

15: Mónaco

22-23: Londres

Agosto

25: Lausana

27: París

Septiembre

1: Zúrich

9: Bruselas

Facebook Comments