La deportista se perderá los Juegos Panamericanos. Argumentó que lo hizo por disgusto a la marcación de los jueces. FOTO: El UniversalLa pelea final en la división de -73Kg del taekwondo femenino de los Juegos Centroamericanos entre la cubana Glenhis Hernández y la mexicana María Espinoza ha dado mucho para hablar.
La victoria se la agenció la local con marcador de 3-0 en un combate carente de mucha acción. Tanto es así, que muchos especialistas afirmar que por lo hecho, debían haber consumido el tiempo con al menos, un empate a 0 en el marcador. Sin embargo, un par de acciones con los puños y un par de señalamientos de pasividad a su rival le bastaron a la encargada de encender la llama de estos Juegos para acreditarse la medalla de oro en lo que devino casi festín nacional.
Pero la historia no termina sobre el tatami, y hoy es noticia la imposición de una  sanción a la atleta cubana por su forma de expresarse durante la premiación.
A saber, Glenhis Hernández  mostró una seña obscena (ver foto), que ha sido atribuida a su inconformidad con la derrota.

glhenis

Foto durante la premiación de la división -73Kg Taekwondo


En concordancia, circulan las declaraciones de Juan Manuel López, presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo y miembro del comité regulador que supervisa esta disciplina en la cita regional donde certifica que «Ya se ha determinado un año de suspensión a la cubana, la cual la deja fuera de los Juegos Panamericanos, del Mundial y muy posiblemente del ciclo olímpico ya que tuvo toda la intención porque estaba bastante molesta e hizo una señal bastante obscena que no podemos permitir como Unión Panamericana ni como Federación Mundial, en el cual formó parte del Comité Directivo de las dos, y este tipo de acontecimientos manchan lo que es el deporte de taekwondo»
«Sabemos que hay un protocolo que se tiene que seguir durante las premiaciones y que sea respetado y si dejamos que pase una situaciones de esas, definitivamente no sería bueno para nadie. Finalmente, aceptaron que María fue superior y no entendían el comportamiento del atleta, argumentaron algunas situaciones que definitivamente desechamos y su derecho de audiencia y defensa definitivamente no nos convenció y se pasó a la sanción», dijo el federativo.
Varias fuentes alegan que la delegación cubana en su defensa argumentaba que la campeona mundial estaba lesionada en la premiación y que por ello tenía que levantar el dedo en ese momento. Al respecto la atleta se refirió en declaraciones posteriores  al incio de la controversia y que divulga TKD sports  en las que confirma lo dicho por el cuerpo médico cubano.

De hacerse efectiva la medida, como todo parece indicar,  Cuba tendría fuera de competición a su principal figura en la rama femenina de este deporte. Una atleta joven, en ascenso, que viene de titularse en la cita del orbe y en la que se cifraban muchas esperanzas de cara a la recta final del ciclo olímpico que concluye con los Juegos de Río 2016 y México…México ha visto cómo un “disparo” ve cómo se despeja sobremanera un camino.
No olvidar que Maria del Rosario no es una atleta improvisada, a sus 26 años tiene un oro (Beijing 2008) y un bronce (Londres 2012) en su palmarés, en el que también atesora medallas de oro en todas las competencias de su deporte. Por cierto, su entrenador, Pedro Ignacio Gato, es cubano.
¿Qué les parece?
Ver también:

Facebook Comments