Melissa Teresa Mellisa tiene 14 años y ya colecciona titulares en el mundillo que sigue el deporte de la malla alta. Y es que la cubana es la estrella adolescente del conjunto y una de las jóvenes perla del voleibol femenino a nivel mundial.

En la página de la Federación Internacional, por ejemplo, recientemente le han dedicado una entrada en la que reconocen su enorme talento y resaltan su capacidad de salto increíble y fuerza a la ofensiva.

Ella, aunque no pudo evitar que el joven equipo de Cuba se marchara sin victorias del Campeonato Mundial de Voleibol Femenino, guardará el recuerdo de la experiencia de jugar en Bari, en el torneo de voleibol más prestigioso del mundo.

“Fue definitivamente una gran experiencia. A pesar de que no logramos pasar a la segunda vuelta o ganar algún partido, aprovechamos la oportunidad para aprender y mejorar «, dijo.

Cuba, una de las potencias del voleibol femenino, que ha ganado tres medallas de oro en estas lides (1978, 1994 y 1998), tuvo una actuación discreta pero la atacadora de 14 años de edad impresionó a todos los asistentes y con sus 67 puntos anotados se ha cerciorado de dejar su marca en el Campeonato Mundial.

Vargas se inició en el voleibol a la edad de ocho años y tiene como ídolo a la legendaria jugadora cubana Mireya Luis, de quien toma inspiración para hacer su sueño realidad. «Espero ser una gran jugadora de voleibol. Mi equipo y yo nos vamos a centrar los Juegos Centroamericanos que se celebrarán en México «, apuntó.

El alto nivel mostrado en el Campeonato del Mundo es una gran experiencia de aprendizaje para Vargas y sus jóvenes compañeras de equipo y así lo reconoció el DT del Juan Carlos Gala, sin dejar de acotar que el rendimiento distó mucho del deseado.

Con información de la FIVB.org

Facebook Comments