yari silvapor Andy Bermellón Campos
deporcuba@gmail.com

La pequeña delegación cubana logró tres medallas –una de cada color- en la última jornada del  XV Campeonato Mundial Bajo Techo con sede en Sopot, Polonia. Yarisley Silva conquistó el cetro techado con salto de 4,70 metros, único metal dorado de la delegación cubana en el certamen, puesto que los triplistas Ernesto Revé y Pedro Pablo Pichardo quedaron en plata y bronce respectivamente en la final del triple masculino, donde el ruso Lyukman Adams dio la sorpresa.

Esta vez el Ergo Arena fue testigo de la coronación de la pequeña cubana Yarisley Silva, que en una final bastante reñida logró imponerse, esta vez con solo cuatro saltos nulos a la estodunidense Jennifer Suhr subcampeona mundial de Moscú 2013, la checa Jirina Svobodová, la británica Holly Bleasdale y la alemana Silke Spiegelburg por solo mencionar algunas. La cubana logró transitar tranquila hasta los 4,65 donde cometió foul en su primer intento, mientras que sus contendientes lograban actuación perfecta hasta la altura dorada.

Los 4,70 les fueron esquivos al menos en sus primeros intentos a las atletas  que quedaban en competencia, mientras la cubana lograba sobrepasar la altura en el primer intento, lo que a la postre la coronó campeona Mundial Bajo Techo. Yarisley fue secundada  por rusa Anzhelika Sidorova y la checa Jirina Svobodová.

 Con esta actuación la pinareña devolvió los metales dorados a la Mayor de las Antillas en los Campeonatos Mundiales Bajo Techo y sumó su tercera medalla en los últimos eventos internacionales-subcampeona en Londres 2012 y bronce en Moscú 2013- lo que la reafirma entre las pertiguistas más estables en la actualidad. Esta medalla de oro ubica a nuestro país en el séptimo lugar en el medallero y el decimosegundo por puntos, actuación que supera lo alcanzado hace dos años en Estambul, Turquía, con tan solo una medalla de bronce conquistada por la triplista Mabel Gay.

Secuencia de la final del Salto con Pértiga en Sopot 2014
Lyukman Adams esfumó la actuación perfecta…

Para los presentes en el Ergo Arena de Sopot quedará grabado el último intento del ruso Lyukman Adams. Sin lugar a dudas sorprendió con un eléctrico salto de 17,37 metros,  para ese entonces la delegación cubana tenía asegurada las preseas de oro y plata, a manos del guantanamero Ernesto Revé(17,33 en el segundo intento) y del subcampeón Mundial de Moscú 2013, Pedro Pablo Pichardo (17,24 en su último intento), donde se esfumó la actuación perfecta en la última jornada del Mundial Bajo Techo. La competencia transitó tranquila para el guantanamero Revé, no así para el indómito que tuvo que estabilizar en los últimos dos intentos para poder acceder al podio. Por su parte el ruso Adams certificó sus tres saltos por encima de los 17 metros, validando en su último intento un salto de oro, que relegó al experimentado rumano Marian Oprea al cuarto escaño. No obstante la escuela cubana de triple vuelve aportar medallas en los eventos internacionales, esta vez con tres participantes en la especialidad, incluyéndose entre los ocho primeros, con un saldo de dos medallas- plata y bronce- y un séptimo escaño, por intermedio de Yarianna Martínez.

triple arr
Cuba se despide de Sopot 2014 con saldo de tres medallas- una de cada color- ubicándose en el séptimo lugar por países  y mejorando el puesto veinticinco alcanzado hace dos años en la cita turca. Nuevamente el medallero fue dominado por los Estados Unidos, seguido por Rusia y los anfitriones polacos. Cabe destacar como cierre de las acciones del mundial el record implantado por el relevo largo de los Estados Unidos al parar los relojes en 3:02:13 y protagonizar un nuevo record para los Campeonatos Mundiales Bajo Techo.

Facebook Comments