Grupos del mundial

Michel Contreras/Cubadebate

Por más que los españoles se lamenten de la mala fortuna que les deparó el sorteo mundialista, nadie puede blandir la mentira de que la Furia terminó encuadrada en el clásico y horripilante Grupo de la Muerte.

La tropa del Bigotón Del Bosque tendrá una llave dura, porque cualquiera se erizaría hasta las uñas si debiera cruzarse en la eliminatoria con la Oranje holandesa, subcampeona del mundo, y esa Chile que inspira respeto urbi et orbi, tirado su carro por un par de caballos en estado de gracia que se llaman Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

(Dios, ya se sabe, aprieta sin ahogar: por eso Australia está en el grupo. Pero el resto de los convocados se dará cabezazos a placer. Busquen, pues, puntos de sutura).

Sin embargo, el caché de las selecciones del apartado B dista bastante del que acredita al trío de monstruos que el azar juntó en el D. A saber, Inglaterra, Italia y Uruguay, tres que han sido monarcas del planeta, enfrentarán una de las primeras rondas más complejas que recuerde este cronista, para desgracia y consternación de Costa Rica, que completa el cuarteto.

Digamos, tengo presente del Mundial’86 aquella llave que enmarcó a Alemania Federal con Dinamarca y Uruguay, o la que puso a competir a Argentina, Inglaterra, Suecia y Nigeria en 2002. Otras habrá que olvido y, de seguro, han sido tremebundas. Pero difícilmente superen a esta.

Los charrúas no cumplieron con una clasificatoria de envidia -hasta el punto de que ganaron su boleto en el repechaje ante Jordania-, pero han vuelto a ser el once competitivo de antaño, y a la ferocidad de Cavani en la punta le suman el talento inefable de Luis Suárez, a quien muchos (yo entre ellos) consideran el tercer mejor futbolista del globo.

Mientras, los británicos son los papás del juego, y eso les basta para inspirar respeto. E Italia… de no ser porque existe Alemania, la Azzurra fuera dueña de todos los premios futbolísticos de determinación y fe en sus fuerzas.

Fuera de los dos grupos referidos, solo el G parece lo suficientemente peliagudo para adelantarse a dar pronósticos, toda vez que además de los Panzers tricampeones, cuenta con la Portugal de CR7, el peligro que siempre implica Ghana y el poderío emergente de un Estados Unidos que dirige Juergen Klinsmann.

El resto es humo, como diría Aute, y los latinoamericanos pueden sacar lindas volutas. Brasil deberá pasear en el A –aunque México suele endurecérsele-, y Colombia tiene una alfombra roja lista por la autopista C. En la F, Argentina y su Pulga Biónica serán muy grandes para todos, y Ecuador goza de opciones claras por el sendero E, con Suiza como adversario a derrotar.

Un vistazo al sistema de competencias deja claro que Argentina y España evitarían el choque contra Brasil hasta una eventual disputa por el trofeo, siempre y cuando todos ellos acaben la fase como líderes de sus respectivos encuadres.

En cuanto a las sedes, algunos conjuntos tendrán que hacer frente a climas poco favorables. Por ejemplo, la húmeda Manaos acogerá los encuentros Inglaterra-Italia, Croacia-Camerún, Suiza-Honduras y Portugal-Estados Unidos, al tiempo que Alemania visitará tres ciudades (Salvador, Fortaleza y Recife) que despertaron quejas de los seleccionados europeos asistentes a la Copa Confederaciones.

 

Grupos del mundial

Facebook Comments