RUSIA ATLETISMO MUNDIALES

13 de AgostoYelena Isinbayeva llegó a Moscú habiendo participado en solo tres competencias durante el año. Llegó invicta, aunque sin resultados de gran calibre y con la duda propia de una lesión resentida en el mes de mayo. Llegó cargando todo el peso del Mundial sobre sus hombros, siendo imagen y alma de la cita y no defraudó.

Seis años después, (de Osaka 2007) Isinbayeva regresó a la cima. En su tierra, ante su público; cual justo pago a la promesa de regalar allí una actuación de leyenda.

Con su desempeño levantó a un Luzhniki que hasta entonces se dibujaba semidesértico, y le valió, también, para colgarse la tercera en mundiales de su carrera y borrar de súbito los nefastos recuerdos de su eliminación en Berlín (3 faltas en la final) y el sexto lugar de Daegu (4.65m). El salto de oro sobre 4.89m se convirtió en lo más destacado de sus últimos tres años al aire libre y constituyó la segunda mejor marca para validar un título en estas lides, únicamente superado por su 5.01m (récord mundial en su momento) de Helsinki en 2005.

Con el título, regresó la sonrisa amplia y los intentos para récord del mundo. Volvió la vuelta olímpica, las lágrimas, las acrobacias y ese abrazo; profundamente sincero y agradecido para un Yevgeniy Trofimov que le dio y le devolvió a la pértiga, su reina. Y así los recuerdos imborrables de sus incursiones por los cielos cobraron vigencia, y el mundo disfrutó en pleno del martes 13 en que la zarina firmó su noche de resurrección.

Además:

I- Oscar Pistorius, de héroe a villano

II- Jennifer Suhr, los 5 metros son posibles

III- Brianna Rollins, aparece una estrella

IV-Bohdan Bondarenko, desafiante

V-Peces “gordos” en el saco de los positivos

VI- Usain –a media máquina- Bolt

VII- Shelly-Ann, huracán, Fraser-Pryce

Facebook Comments