Usain -a media máquina- Bolt Agosto – Usain Bolt tuvo un buen año, aunque quedará para el recuerdo con mucho, muchísimo menos “ringo rango” que la mayoría de sus temporadas anteriores.

Perseguido por los fantasmas de lesiones, y/o advertido, quizás, por los pejes gordos que esta vez enredó el jamo del ADRV; el relámpago transitó tranquilo por sus distancias, llegando incluso a caer ante Justin Gatlin en los 100m,

Así llegó a Moscú, donde bajo la única lluvia que aderezó las jornadas nocturnas del mundial recuperó su título en 100m , además de los 200m y el 4x100m, para consagrarse como el atleta más laureado en Campeonatos Mundiales con 10 preseas (8-2-0), por delante de Carl Lewis (8-1-0) y Michael Jhonson (8-0-0) .

Fuera de esto, en pista Bolt no regaló mucho más; al menos no tanto como lo que solía derrochar. Sin embargo, volvió a hacer lo que nadie y por eso tiene muchas de las papeletas para quedarse con el reconocimiento que otorga la IAAF al Mejor Atleta del Año. De concretarse, sumaría su quinto galardón en una elección en la que ya se posiciona como el máximo ganador de la historia.

 

Además:

I- Oscar Pistorius, de héroe a villano

II- Jennifer Suhr, los 5 metros son posibles

III- Brianna Rollins, aparece una estrella

IV-Bohdan Bondarenko, desafiante

V-Peces “gordos” en el saco de los positivos

Facebook Comments