Fernando-Hernandez-Ramos Por  Raúl Rodríguez

El trofeo de líder anotador en la Copa Mundial de Japón 2011, es el mayor premio de su carrera deportiva y el tesoro mejor guardado de Fernando Hernández. La distinción es inédita en el entorno del voleibol cubano y atrajo al club Nagoya para contratarlo durante la venidera temporada, lo que lo convertirá en uno de los primeros voleibolistas de Cuba en probar suerte en esa nación asiática.

Dinamita, como lo bautizó un narrador de la televisión cubana en alusión a la fortaleza de los remates del opuesto zurdo, viajó a Japón en agosto pasado, donde permaneció durante 15 días y cerró su acuerdo con el Nagoya, sin que por ello haya renunciado a la selección cubana que, dice, le tiene las puertas abiertas.

Un giro inesperado y sin explicación hasta hoy dio su carrera deportiva a finales de 2012, cuando, según cuenta, desavenencias con el entonces DT, Orlando Samuels, lo conminaron a solicitar la baja del equipo, subcampeón mundial en Italia-2010 y entonces en la élite.

“Me insultó que el profesor (Samuels) me mandara de regreso a Cuba desde República Dominicana por bajo rendimiento en un partido de la Liga Mundial. En el Preolímpico de Alemania, días antes, me había llevado al banco en el primer set tras fallar un saque y dos remates”, recordó Hernández, quien tras ese incidente decidió salir del equipo.

¿Qué te propones en la Liga Japonesa?

Retomar mi forma deportiva en una Liga que no es muy fuerte, pero es muy defensiva, algo que no vemos en Cuba. Y desde el punto de vista ofensivo tratar de llevarme algún premio individual.

A algunos cubanos les cuesta adaptarse a la cultura japonesa. ¿Has pensado en eso?

He estado dos veces en Japón y la comida me encanta. Soy amante del pescado, el suchi, los camarones, los vegetales. El reto está en adaptarme a su cultura, a sus costumbres.

¿Desde cuándo no pisas una cancha?

Desde junio de 2012, aunque en agosto pasado si lo hice mientras entrené en Nagoya. Aquí en La Habana trataba de mantener la forma corriendo y jugando en canchas de cemento, en las que no saltaba para no dañarme las rodillas.

¿Has pensado en el futuro en una liga de mayor nivel?

Mi objetivo es llegar a la Liga Italiana, las “Grandes Ligas del Voleibol”. Tenía una oferta para jugar con el club Roma, pero como quiero llegar en buena forma, opté por jugar primero en una Liga menos exigente.

¿Pero el Roma bajó a segunda división, prefieres equipos de segunda línea?

Puedes lucir más en un equipo sin gran nivel, por eso me gustan el Nagoya y el Roma. Además el estadio romano es lindísimo, me recuerda al Coliseo de la Ciudad Deportiva, de La Habana. Allí jugamos la final del Mundial de 2010 (Cuba ganó plata al caer ante Brasil).

¿Qué opinión tienes de la Liga Italiana?

Para mi es la mejor del Mundo. Veo muchos videos y converso con varios jugadores que se destacan allí, como Robertlandy Simón.

¿Es Simón tu ídolo?

Mi ídolo es Osvaldo Hernández. Fue de los mejores en Italia desde el 2000 hasta el pasado año. Siempre me reúno con él en su casa aquí en La Habana durante sus vacaciones y me da muchos consejos.

 

¿Cómo fue el contacto con la Federación Cubana para tu posible regreso al equipo?

El Comisionado Nacional, Ariel Sainz, me llamó, porque estaban llamando a jugadores que no hubieran afectado al equipo al abandonarlo. Le dije que estaba listo para volver, pues nunca me fui. Firmé en Japón por mis deseos de seguir jugando voleibol y porque aquí no podía hacerlo. Espero regresar al equipo cuando termine mi contrato en la Liga de Japón (de noviembre a mayo).

¿Llamaron a otros jugadores?

También llamaron a Raidel Hierrezuelo (está en Cuba) y a Osmany Juantorena (juega en Italia), pero no sé si llegaron a algún acuerdo con Juantorena, que es el mejor del mundo. Se que están analizando hablar con otros jugadores como Yoandy Leal (juega en Brasil) y con Henry Bell (en Turquía).

Algunos arremetieron contra ti por la exclusión de Cuba de Londres-2012 por tu bajo nivel en el partido por el boleto ante Alemania. ¿Qué opinas?

Comencé bien ese partido. Luego hice un saque bueno que los árbitros vieron largo y eso me disgustó mucho. Después me bloquearon un remate y fallé otro y entonces el profesor me sacó y no me puso más. Creo que la dirección del equipo tenía mucha más presión que nosotros en ese partido.

¿Y el nuevo DT Rodolfo Sánchez te quiere en su equipo?

Fue el primero que me llamó personalmente y me dijo que hablara con el comisionado porque quería que yo fuera el opuesto titular de su equipo. Con Sánchez gané plata en el Mundial juvenil de La India-2009 y me conoce bien.

La actuación del equipo este año fue la peor de su historia en la Liga Mundial. ¿Cómo viviste esos momentos?

Sufrí mucho. Para evitar problemas nunca fui al Coliseo, pero cada vez que acababan los partidos iba al hotel y les daba ánimo y consejos a los muchachos. Es un equipo de futuro, pero le falta tener confianza en el triunfo.

¿Quiénes son los jugadores que más te impresionan?

Yordan Bisset tiene un gran futuro. También Danger Quintana, aunque tiene que mejorar en el bloqueo, y David Fiel, que necesita coger más libras y ser más agresivo.

¿Cuál es la mayor virtud que te ha dado el voleibol cubano?

Un gran espíritu de lucha por la victoria. Jugar por tu patria y sentir el reconocimiento de la gente es algo único. Eso no se ve en el profesionalismo. Estoy ansioso de jugar de nuevo con el equipo Cuba.

Principales resultados de Fernando Hernández (La Habana, 11-09-1989).

Subcampeón mundial en Italia-2010.

Subcampeón en los Juegos Panamericanos de Guadalajara-2011

Subcampeón mundial juvenil en La India-2009.

Principales distinciones individuales:

Máximo anotador en la Copa Mundial de Japón-2011

Mejor en el servicio en los Panamericanos de Guadalajara-2011.

(Tomado de Radio Habana Cuba)

Facebook Comments