Isinbayeva-siluetaNo es secreto, Moscú y el salto con pértiga entre las damas -con Yarisley Silva- bien podría ser la combinación perfecta para que Cuba logrará retomar la senda dorada perdida en Daegu 2011 luego de haber escuchado ininterrumpidamente las notas del Himno Nacional entre Stuttgart 1993 y Berlin 2009.

Hoy proponemos el repaso de algunas notas estadísticas que emanan de la historia de esta joven especialidad y algunas reflexiones de cara a la cita mundialista que en pocas jornadas auspiciará la capital de Rusia.

– Extraoficialmente, el primer récord entre las damas es de 3.05m , con autoría de la estadounidense Irene Spieker en 1979.

– De manera oficial, el mérito pertenece a la atleta china Sun Cayun, quien saltara 4.05m el 21 de mayo de 1992 en Nanjing.

– La evolución del registro del orbe tuvo a las chinas Sun Cayun y Zhang Guiqing como primeras protagonistas, y pasó por las manos de otras como la australiana Emma George, la germana Andrea Muller, la checa Daniela Bartova y la norteamericana Stacy Dragila antes de que Elena Isinbayeva entrara en escena.

– En la era de Isinbayeva, solamente su compatriota Svetlana Feofanova ha logrado arrebatarle el dominio cuando el 4 de julio de 2004 saltara 4.88m en Iráklio. Tres semanas después, el 25 de julio en Birmingham, Isinbayeva recuperó el récord agregándole 1 cm y desde entonces no ha vuelto a cederlo.

– El salto con pértiga (f) se hizo oficial en el Mundial de Sevilla 1999 y en siete campeonatos del mundo son 13 las mujeres que han estado, al menos una vez, en el podio.

– China, pese a marcar el inicio de esta compleja modalidad atlética, nunca ha tenido una medallista en estos eventos.

– Estados Unidos, Rusia, Polonia, Alemania y República Checa, cada uno con dos representantes, marcan la delantera en cuanto a las mujeres premiadas en esta especialidad.

– Rusia, sin embargo, atesora el mayor botín con 7 preseas (3-1-3). Polonia le escolta con cuatro (1-2-1) y Estados Unidos acumula tres (2-1-0).

– Las primeras medallistas mundiales resultaron ser: Stacy Dragila (USA-4.60m), Stacy Dragila (USA-4.60m), Anzhela Balakhonova (UKR – 4.55m) y Tatiana Grigorieva (AUS 4.45m).

– La rusa Svetlana Feofanova es la que más veces ha estado en el podio; lo ha hecho en cuatro oportunidades: Oro en Paris 2003, Plata en Edmonton 2011 y Bronce en Osaka 2007 y Daegu 2011. Curiosamente, todas sus medallas llegaron con idéntico registro de 4.75m. Su compatriota Elena Isinbayeva (2-0-1) y la polaca Monika Pyrek (0-2-1) lo han hecho en tres ocasiones.

– Elena Isinbayeva, poseedora de 28 récords mundiales, es dueña de 17 de las 20 mejores marcas que se han logrado al aire libre.

– La brasileña Fabiana Murer es la única latinoamericana que ha logrado ser medallista. Lo consiguió en Daegu 2011 donde ganó la medalla de oro con salto de 4.85m (PB).

– El récord para los Campeonatos del mundo es de 5.01m, de Elena Isinbayeva , hecho el 12 de agosto de 2005 en Helsinki.

– Jennifer Suhr, doble medallista olímpica (Oro en Londres 2012 y Plata en Beijing 2008) no archiva medallas mundiales en su palmarés. Su mejor actuación es el cuarto lugar que con salto de 4.70m negoció en 2011.

– Stacy Dragila (Sevilla ´99 y Edmonton ´01) y Elena Isinbayeva (Helsinski ´05 y Osaka ´07) poseen dos títulos cada una. Svetlana Feofanova (Paris ´03), Anna Rogowska (Berlin´09) y Fabiana Murer (Daegu´11) completan la lista de acreedoras de los siete títulos que ha repartido la especialidad.

Así, Moscú se presenta como un escenario donde la garrocha será, por encima del resto de las especialidades, el gran show de la lid dada la presencia de la ídolo local Isinbayeva.
Un escenario marcado por ausencias, rivalidades y presiones. De las medallistas de la cita precedente, solo Fabiana Murer estará en Moscú 2013. La alemana Martina Strutz (plata) se pierde la lid moscovita por estar lesionada, al tiempo que Svetlana Feofanova (Bronce) no consiguió clasificar en los Trials de su país tras fallar tres veces con la varilla a 4.15m. La británica Holly Bleasdale será otra de las grandes ausentes en la capital rusa, aquejada por molestias desde el inicio de la temporada.

Si de pronósticos se trata; con la venia del clima las marcas para acceder al cuadro de honor deben superar los 4.80m, con los 4.90m listos en el menú a la hora de pelear por coronarse.
Yarisley Silva, única atleta que ha saltado más de 4.80m esta temporada, sale como amplia favorita al título. La presencia de Isinbayeva es bien simbólica pero lo cierto es que la rusa, desde 2009, no puede con los 4.80m al aire libre. Su mejor registro en estos últimos años ha sido el 4.78 que consiguió en Ostrava, el pasado 27 de junio.
Hay unas seis atletas que marcan la avanzada a la final y habrá presiones para todas: Suhr debe poner freno a su mala racha en mundiales; por cuestiones de enfermedad, lesión o simplemente por no dar la nota a la hora buena ella no ha ganado medallas en estos eventos. De Isinbayeva, ni hablar, por ella se ha vendido el estadio y trae en sus hombros el peso de ser la estrella, desde el terreno hasta las medallas y de cuanta promoción sobre Moscú existe, y actuará en su tierra, a la que según sus propias palabras- le debe un rendimiento digno.
Para la germana Silke Spiegelburg, discreta esta temporada, Moscú es otra oportunidad de redimirse, de demostrar que no quedará como la eterna promesa; por unos cuantos años ha coqueteado con la élite pero jamás ha puesto sus pies en un podio al máximo nivel. Fabiana Murer en condición de campeona defensora (aunque ahora m

Facebook Comments