art_bubka-420x0 Por Eddy Luis Nápoles/Especial para DeporCuba

Atenas, la capital griega, -cuna de los Juegos Olímpicos- fue la sede del VI Campeonato Mundial de Atletismo, celebrado del 1º y el 10 de agosto de 1997, el mismo contó con la asistencia de 1882 atletas, procedentes de 198 naciones. Por países dominó Estados Unidos con 189 puntos, seguido de Alemania con 126 y en el tercero se ubicó Rusia con 116 unidades.

En el orden competitivo brillaron el ucraniano Sergey Bubka con su sexto título consecutivo en la pértiga, también el estadounidense Michael Johnson llegaba a su séptima medalla de oro, pero en más de una disciplina, el alemán Lars Riedel lograba su cuarta presea de oro en el lanzamiento del disco. Este mundial tiene la particularidad de ser junto al de Edmonton 2001 los el únicos donde no se implantaron récords mundiales.

Cuba con una pequeña delegación de apenas una veintena de atletas, logró cuatro títulos, con una medalla de plata y una de bronce, ubicando además otros cinco finalistas, nuevamente encabezan los titulares criollos el saltador de longitud Iván Pedroso y la corredora Ana Fidelia Quirot, en tanto Javier Sotomayor logra su segunda presea de oro, cerrando Yoelbi Quesada la lista de oro cubana en la cita ateniense.

Iván Pedroso aun cuando siempre estuvo por encimas de sus adversarios, ahora enfrentó la rivalidad del estadounidense Erick Walder a quien venció por solo cautro centimetros, 8.42 el cubano por 8.38 el norteño, tercero fue el ruso Kiril Sosunov con 8.18, relegando al cuarto al conocido jamaicano James Beckford con 8.14; este resultó el segundo título para Iván Pedroso en citas mundiales al aire libre.

Ana Fidelia, inició la competencia, ganando la serie eliminatoria dos con 2:01.56, trás la cubana quedaron la ucraniana Yelena Buzhenko, la neozelandesa Toni Hodgkinson; más tarde en semifinales, dominó la serie dos con 1:59.37 ahora fue seguida por la surinamesa Letitia Vriesde, la checa Liudmila Formanova y la Hodgkinson; por la serie uno clasificaron la mozambicana Maria Mutola, la rusa Yelena Afanasieva, la holandesa Stella Jongmans y la estadounidense Joetta Clark, el tiempo de Mutola fue el mejor de todas las semifinalistas con 1:57.49, lo que auguraba una dura batalla en la carrera final y así sucedió, pues Maria Mutola salió desde la arrancada a dominar la carrera, marcó 58.32 por el 400 y 1:28.28 por el 600, pero hasta allí llegaron sus fuerzas, ahora tomó el mando de la carrera Ana Fidelia y con un sprint demoledor legó a la meta triunfante con crono de 1:57.14, segunda fue la rusa Afanasieva con 1:57.56, relegando a la tercera plaza a la Mutola con 1:57.59, cuarta se ubicó Viresde (1:58.12), quinta llegó Formanova (1:58.52), sexta entró Hodgkinson (2:00.40), séptima Joetta Clark (2:02.05) y octava Stella Jongmans con 2:05.50 minutos; de esta manera la criolla revalidaba su título logrado dos años antes en Göteborg, Suecia.

Otro que conquistó su segundo título en Atenas, fue el “saltamontes” Javier Sotomayor, el matancero después de su pobre demostración en los Juegos Olímpicos de Atlanta, volvió por sus fueros y en la clasificatoria sobrepasó limpiamente la altura exigida (2.28), cuota que también saltaron el noruego Steinar Hoen, el polaco Arthur Partyka, el australiano Tim Forsyth, el israelí Konstantin Matusevich y el británico Dalton Grant, en tanto en el grupo uno lo hacían el coreano Lee Jin-Taek, el colombiano Gilmar Mayo, el griego Lambros Papakostas y el alemán Martín Buss. En la final el cubano se empinó hasta los 2.37, altura que nadie saltó; segundo fue Partyka y tercero Forsyth, ambos con 2.35, el cuarto lugar lo compartieron Steinar Hoen y Dalton Grant con 2.32, también con esa cifra, pero en sexto quedó el griego Papakostas, séptimo fue la Matusevich y octavo para Lee Jin-Taek.

La última presea de oro para Cuba se la colgó al cuello el triplista Yoelbi Quesada, cerrando un impresionante año que tuvo esta disciplina en el país, pues en el mundial bajo techo de Paris, los criollos se llevaron oro y plata y ahora logran oro y bronce. Yoelbi en la final se mostró muy por encima de sus rivales, aun cuando entre estos se encontraba Jonathan Edwards, recordista mundial; el cubano estampó un 17.85, récord cubano, mientras que Edwards solo llegaba a 17.69, el bronce al pecho de otro cubano, Aliecer Urrutia con 17.64, cuarto se ubicó el ruso Denis Kapustin con 17.59, quinto fue el bermudés Brian Wellman con 17.22, sexto para el dominico Jerome Romain con 17.17, séptimo fue el griego Hristos Meletoglou y octavo el ghanés Andrew Owuso con 17.11; destacar que el otro cubano en la justa, Yoel García, titular mundial bajo techo, no pasó de la ronda clasificatoria con apenas 16.79 metros.

La medalla de plata correspondió al corredor de 800 metros Norberto Téllez, el cienfueguero que tan grata impresión dejó en los Olímpicos de Atlanta un año antes, ahora solo cedió ante la fuerza del kenyano nacionalizado danés Wilson Kipketer, el hombre que además posee el récord mundial. Téllez domina la serie eliminatoria dos con 1:46.44; en cuarto de finales es primero en la serie dos con 1:44.82, mientras que en las semifinales, es segundo en la serie uno con 1:45.37, aquí gana el kenyano Patrick Konchellah con 1:45.07 minutos. Ya en la final Kipketer no da opciones a nadie, domina la carrera de principio a fin con crono de 1:43.38, le siguió el cubano con 1:44.00, atrás quedaron el estadounidense Rich Kenah, el kenyano Patrick Konchellah, el noruego Vebjom Rodal (Campeón Olímpico), el holandés Marko Koers, otro kenyano Patrick Ndururi y el estadounidense Mark Everett.

Cuarto lugares lograron Iván García en los 200 metros con 20.31, disciplina que ganó el trinitario Ato Boldon con 20.04 (aire favorable) y la cuarteta de relevo 4 x 100 metros, integrada por Alfredo García, Misael Ortiz, Iván García y Luis Pérez-Rionda, marcó 38.15 para ser adelantada por Canadá (37.88), Nigeria (38.07) y Gran Bretaña (38.14).

El resto de los finalistas fueron lanzadores de jabalina y se ubicaron como sigue, sexto lugar para Sonia Bisset con 63.80, séptimo lugares para Emeterio González y Osleidys Menéndez con 83.56 y 63.76 respectivamente.

Está aquí resumida la mejor actuación en cuanto al logro de medallas, con cuatro de oro, una de plata y una de bronce, en la puntuación se logran 62 unidades y se iguala el séptimo lugar logrado en Stuttgart, Alemania en 1993.

Facebook Comments