picj Por Lic. Eddy Luis Nápoles Cardoso

Continuando con las valoraciones de cara al Campeonato Mundial de  Moscú, hoy hablaremos de las pruebas de campo; en el salto de altura,  la voz cantante la llevan el ucraniano Bohdan Bondarenko (2.41) y el qatarí  Moataz Essa Barshim (2.40), otros aspirantes serán el estadounidense  Erik Kynard (2.37) y el canadiense Derek Drouin (2.36). Entre todos,  Bondarenko tiene a su favor el haber dominado la prueba, aunque tendrá que lidiar con la los anfitriones, discretos este año pero de muy buenos resultados en su carrera.

El francés Renaud Lavillenie es el líder indiscutido del salto con  pértiga, sus 5.95 hablan por si solo, es el más estable sobre los 5.90  metros, lo escoltan una triada de alemanes, Raphael Holzdeppe (5.91),  Bjorn Otto (5.90) y Malte Mohr (5.86).

Un anfitrión que si acumula créditos de favorito al podio en el Estadio  Luzhnikí es el saltador de longitud, Aleksandr Menkov. El ruso  lidera la especialidad con salto de 8.39 metros, otros saltadores con  opciones serán el chino Li Jinzhe (8.31), el brasileño Mauro Vinicius  da Silva y el sudafricano Gofdrey Khotso Mokoena, ambos con 8.30 metros.

En el salto triple puede darse una dura batalla, los protagonistas  serán el joven saltador cubano Pedro Pablo Pichardo, líder con 17.69  metros; el estadounidense Christian Taylor (17.66), el francés Teddy  Tamgho (17.47) y el también criollo Ernesto Revé (17.46), sin olvidar 
al norteño Willy Claye (17.09).

La dupla estadounidense de Ryan Whiting (22.28) y Reese Hoffa (21.71),  es la favorita en la impulsión de la bala, el primero, es el único con  registro sobre los 22 metros, mientras los europeos a la zaga, son  liderados por el checo Ladislav Prasil (21.47).

Tal vez una de las pruebas más competitiva sea el lanzamiento el  disco, esta temporada el polaco Piotr Malachowski lanzó el implemento  hasta los 71.84 metros, mientras que el alemán Robert Harting lo  secunda con 69.91 metros, ambos han sido los más estables, otros 
candidatos al podio serán los australianos Benn Harradine (68.20) y  Julian Wruck (68.16) y el también alemán Martin Wierig (67.46).

El húngaro Krisztian Pars es el principal favorito al podio moscovita  en el lanzamiento del martillo, sus 81.02 metros lo confirman, Dilshod Nazarov (80.71) de Tajikistán es segundo y el checo Lukas Melich  (80.28), es tercero, únicos martillistas con cifras más allá de los 80
metros.

Otra dura competencia se prevé en el lanzamiento de la jabalina, donde  el finés Tero Pitkämäki, dueño del mejor registro de la temporada con  87.60 metros, enfrentará al checo Vít?zslav Veselý (87.58), con más  estabilidad en sus lanzamientos sobre los 85 metros, también serán  tenidos en cuenta el local Dmitriy Tarabin (85.99), el japonés  Yasunori Murakami (85.96) y el criollo Guillermo Martínez (85.59), sin  olvidar al veterano noruego Andreas Thorkildsen (84.64).

La prueba de decathlon es liderada por una cuarteta alemana formada por Pascal Behrenbruch (8514), Rico Freimuth (8488), Michael Schrader  (8427) y Jan Felix Knobel (8396), mientras que el icono de la  especialidad, el estadounidense Ashton Eaton, aquejado de molestias,  negoció el boleto mundialista triunfando en el Trial de Des Moines con  8291 puntos, en tanto el cubano Leonel Suárez, sin competir este año,  se prepara con la mira puesta en el podio moscovita.

En las pruebas de caminata se hace un poco difícil pronosticar un  resultado, pienso que el ser sede, inclinará la balanza a favor de los  marchistas rusos, entre los que se citan, Valeriy Borchin, Pyotr  Trofimov, Andrey Ruzavin, Pyotr Bogatyrev y Denis Strelkov. De la otra  parte está armada china, con Li Jianbo, Cai Zelin y Yu Wei,  todos en los 20 kilómetros, mientras que en los 50 kilómetros sobresalen,  Sergey Bakulin, actual titular, Yuriy Andronov, Mikhail Ryzhov e Ivan  Noskov, así como el francés Yohann Diniz y el guatemalteco Erick  Barrondo.

Facebook Comments