maykel-reyes

Por Andy Bermellón (deporcuba@gmail.com)

Sin lugar a dudas el futbol cubano ha marcado una nueva página  en la historia del más universal de los deportes al debutar por primera vez en una Copa Mundial de Futbol Sub-20. A pesar de la derrota  2×1 ante la selección de Corea del Sur en el partido inicial del grupo B, los cubanos dejaron una buena imagen en la primera presentación en tierras turcas, donde lograron concretar  jugadas y ocasiones de gol ante un rival con mayor participación en citas mundialistas.

El equipo cubano tuvo un comienzo emprendedor, dominando el centro del campo en los primeros compases del partido, lo que le valió el primer gol del torneo, después  de un saque de esquina  de Héctor Morales que encontró el remate preciso del goleador cubano Maikel Reyes, lo que marcó el primer gol de Cuba en un Mundial de la categoría.

La sorpresa cubana duró solo 15 minutos cuando el conjunto asiático hizo gala de su experiencia en los mundiales y logró equilibrar el partido logrando una mayor movilidad y posesión del balón dentro del sector defensivo cubano, el cual obligó a la escuadra cubana a retroceder las líneas ofensivas hasta el final del primer tiempo, donde el portero cubano Sandy Fernández fue el principal protagonista, al mantener su arco en cero.

En la segunda parte los coreanos del Sur mantuvieron la presión sobre la escuadra antillana hasta que turco Caneyt Cakir pitó un penalti cometido por el goleador Reyes en el extremo del área grande, el cual fue convertido por el mediocampista Kwong Changhoon (51), lo que dio el abrazo en el marcador. Después los surcoreanos fueron por el partido y, tras fallar dos oportunidades en los minutos 73 y 75, lograron el tanto de la victoria en el 83, al aprovechar una pérdida de balón en el centro del campo de los volantes cubanos. El gol del triunfo lo marcó Seungwoo Ryu, tras un contragolpe preciso, en superioridad de cuatro atacantes contra tres defensores antillanos.

Cuba contó con una oportunidad de oro para empatar el choque en las postrimerías, pero Reyes llegó tarde,  para aprovechar un error en la zaga de Surcorea, superior en las estadísticas del partido, al tener el 62 por ciento de posesión, disparar 12 veces a puerta y conseguir 14 saques de esquina. Mientras la escuadra cubana exhibió un pobre 38 por ciento de posesión, tres saques desde la esquina- en el primero llegó el gol del minuto 7- y ocho disparos al arco surcoreano. Lo más destacados por Cuba fueron el goleador pinareño Maikel Reyes y el portero tunero Sandy Fernández, quien intervino en varias jugadas de peligro elaboradas por la escuadra coreana.

De esta manera, Surcorea se llevó los tres puntos,  mientras la selección  cubana debe sacar buenas experiencias de los errores tácticos cometidos en su primera presentación en Copas Mundiales Sub-20, los cuales fueron determinantes en esta derrota ante los asiáticos. Considero algo cuestionable el abandono del juego ofensivo de los primeros quince minutos de partido, donde se vio una escuadra con oficio para retener el marcador inicial, ante un equipo que los superaba en todos los órdenes de juego. Por momentos mostraron falta de concentración, poca posesión del balón cuando se encontraban aun en ventaja e imprecisiones costosas en la salida y la zaga cubana.

El próximo partido de Cuba será el próximo día 24 ante las difíciles Águilas Verdes de Nigeria, los cuales cayeron en el debut ante los portugueses, donde ambas escuadras mostraron su poder ofensivo, al anotar en cinco oportunidades, el cual favoreció a los lusitanos 3 goles por dos en el otro choque del grupo B.

En otros resultados de esta jornada Francia superó 3-1 a Ghana y mientras España goleó a los Estados Unidos (4×1) y pasó a encabezar la llave A del Mundial de Turquía 2013.

 

 

cuba-corea