Leonel suarez Especial para Cubahora

Por estos días, con Götzis a la vuelta de la esquina, los eventos múltiples acaparan titulares y entre ellos no deja de tener mención la ausencia notable de Leonel Suárez en este circuito competitivo al aire libre.

El cubano, habitual en el podio de los eventos internacionales de primer nivel desde 2008, conversó con Cubahora sobre las causas de la decisión de saltarse la reunión conocida como HYPO Mehrkampfmeeting (Götzis 25-26 de mayo), su condición actual y metas inmediatas de su carrera.

—¿Por qué prescindir de Götzis e ir directo al mundial?

—Es una situación que es consecuencia de una lesión que estoy presentando en la rodilla derecha que me está afectando la proyección en los eventos de salto vertical, sobre todo el salto alto.

“Renunciar a competir en Götzis es una cuestión lógica, una decisión tomada a tiempo para tratar de recuperarme y preservarme de cara al mundial que es el principal objetivo del año. Teníamos pensado hacer algún decatlón antes de ir a Moscú, pero la planificación de los eventos en el mes de julio, condicionada en buena medida por la celebración del campeonato europeo, nos deja pocas opciones competitivas y este es un factor que también influyó en que hayamos decidido ir directo al mundial”.

—¿Nueva lesión o una molestia que vuelve?

—La lesión no es nueva, es la misma molestia que vengo arrastrando desde la competencia de salto de altura de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y de la cual no he podido recuperarme.

“Se trata de una tendinitis (inflamación del tendón) que se ha empeñado en acompañarme todos estos años. A estas alturas yo pensé que ya iba a estar totalmente recuperado pero no ha podido ser.

”Ahora mismo estamos trabajando en fortalecer mucho más la zona de los cuádriceps que también interviene en el salto, para ver si salimos de este bache porque, la verdad, molesta bastante y me ha impedido hacer los entrenamientos de salto”.

—La confirmación de tu ausencia para Götzis ha generado diversidad de criterios sobre las causas y hasta se llegó a afirmar que habías sido intervenido quirúrgicamente.

—Algo de eso me han contado pero nada que ver, hasta este minuto nosotros no hemos valorado nada que tenga que ver con una operación. Existe la posibilidad de aplicar una técnica de estratificación, pero tampoco es algo que vaya a hacerse efectivo por ahora, sobre todo porque con el tratamiento que he estado siguiendo he evolucionado satisfactoriamente y tenemos mucha confianza en llegar recuperados a Moscú.

—¿Podemos asegurar que Leonel Suárez estará en Moscú 2013?

—Como te dije, estamos apostando por llegar bien a Moscú, pero si no fuese así, te diré que iremos a hacer nuestro mejor papel, como siempre.

—Más allá de esta fatídica tendinitis, ¿hay algo más que te esté afectando?

—No, físicamente me siento muy bien y he hecho una buena preparación en el resto de los eventos. En el salto con pértiga he estado estable sobre los 5 metros, sobre los 45 metros en el lanzamiento del disco, y así de manera general mi entrenamiento ha sido bueno, salvo la altura, en la que no he podido hacer nada.

—¿Metas?

—Detrás de todo resultado hay un factor determinante que es el entrenamiento, por ello, todo depende siempre de la preparación que uno sea capaz de cumplir.

“Yo tenía muchas esperanzas con este año porque he tenido una condición física excelente, pero es una realidad que esta situación ha influido en mi entrenamiento y esto se conjuga con los rivales que son bien fuertes. Pero nada, a luchar como siempre, pensando en estar entre los primeros. Lograr repetir en el podio sería magnífico, pero son cosas que se definen allí, sobre el terreno”.

—En los últimos años has tenido varias lesiones y situaciones con tu salud. ¿Cabría pensar en 2013 como un año final para tu carrera?

—En lo absoluto, yo todavía soy joven, y aunque es cierto que he tenido contratiempos, no son cosas que puedan matarme. Si no surge nada extraordinario vamos a seguir hasta Rio 2016 y un poquito más allá.

—¿Papá en potencia?

—Sí, aunque todavía falta, porque tenemos fecha para noviembre. Es un acontecimiento que hemos recibido con mucha alegría porque siempre la vida es bienvenida. Esta es desde ya una nueva motivación para mi carrera y esperemos que todo transcurra bien. Estoy muy agradecido por la oportunidad de ser padre, un hijo que es de lo más grande que hay en el mundo.

—¿Algo que agregar?

—Quiero agradecer a todos por el apoyo y la confianza, y que tengan seguridad en que Leonel saldrá a darlo todo y a batallar como siempre lo ha hecho.

Facebook Comments